Prueba DACIA SANDERO
1.5 dCi Laureate 90 CV

EL COCHE BARATO

Tras lograr el éxito fabricando el turismo mas barato del mercado en 2004, Dacia se propuso el reto de fabricar otro capaz de transportar a siete pasajeros de forma cómoda y económica. Dacia lleva ya unos años en el mercado intentado hacer que la crisis sea un poco mas llevadera gracias a modelos como el Sandero. Este modelo con un gran espacio interior, consume muy poco y es sobre todo, barato.

    

PROYECTO DACIA

Dacia llegó a España allá por el año 2004 de la mano de Renault. La marca francesa decidió lanzar en los mercados emergentes una serie de modelos que tuviesen siempre como objetivo un precio accesible para la mayoría de bolsillos. Siendo coches “low-cost” no contarían ni con un equipamiento muy amplio, ni serían lo último en diseño, pero al fin y al cabo el propósito era fabricar un modelo con una relación precio/calidad favorable.

El primer modelo de la marca Dacia fue el Logan, contaba con un maletero y un espacio interior aceptable para su tamaño, el acabado interior era austero y carente de detalles, y su diseño tampoco destacaba por atractivo. El segundo modelo fue el Sandero, este llegó como un modelo más juvenil y versátil. Comparado con el Logan, el Sandero cuenta con un diseño más atractivo y apenas destaca entre el resto de vehículos. 

¿Cómo es posible que un coche tan básico, se haya convertido en un modelo tan consolidado, con una buena aceptación entre el público y que este hoy en día entre los 10 modelos más vendidos?

La respuesta hay que buscarla en dos causas principales; la primera es el acierto y éxito de Renault al apostar por los coches económicos y la segunda y más importante la crisis económica mundial. 



VERSIONES Y ACABADOS

La gama del Sandero está compuesta por dos variantes diferentes, la normal de cinco puertas y otra variante más “campera” también de cinco puertas, a la que Dacia denomina como Stepway. Ésta última cuenta con una mayor altura libre al suelo junto con una serie de protecciones de plástico que recorren todo el perímetro del coche, además los paragolpes y la parte baja de los laterales cuenta con unas molduras metálicas.

El Sandero cuenta hasta la fecha con cuatro niveles de equipamiento diferenciados, que son: (Base, Ambiance, Laureate y Podium)

El equipamiento del Sandero es bastante sencillo en todos sus acabados. La gama Sandero cuenta de serie con algunos elementos como: los frenos ABS, airbags para el conductor y el copiloto, asientos traseros abatibles y encajes Isofix para instalar un asiento infantil en la zona central de las plazas posteriores.

La versión Ambiance cuenta con dirección asistida, cierre centralizado, cenicero portátil, luz en el maletero y lunetas tintadas. 

La versión Podium es la más reciente y su acabado es el mismo que el de la versión Ambiance, pero con una decoración interior distinta y con una radio CD con MP3, y mandos para el control del sonido detrás del volante.

Para terminar, la versión Laureate añade otros elementos como son los airbags laterales, retrovisores eléctricos, ajuste de altura para el asiento del conductor y para el volante, elevalunas eléctricos, parrilla cromada y mando de apertura a distancia.

Aunque con todo lo mencionado parezca que el Sandero venga muy equipado, no es totalmente cierto, ya que la mayoría de coches cuentan con algunos elementos importantes que el Sandero no lleva, como es el control de estabilidad (ESP), climatizador automático, airbags de cabeza y ajuste de profundidad del volante por citar solo algunos.

La gama de mecánica está formada por dos motores diesel de 75 y de 90 Cv, ambos motores comparten el mismo propulsor dCi de 1,5 litros. En la variante de gasolina nos encontramos con otros dos motores con potencias similares a los diesel: un 1,2 litros de 75 caballos y el más potente de 1,6 litros y 85 cv, este último actualmente solo disponible en la versión Stepway. 



HABITABILIDAD Y MALETERO

La primera impresión es buena, tiene mucho espacio interior tanto para las plazas delanteras como en las traseras.

Aunque si lo analizamos en profundidad, esta sensación de espacio interior es engañosa, comparado con otros modelos rivales ya que dispone de menos espacio para las piernas. El tacto de los asientos es blando, lo que tiene un inconveniente claro si realizamos un viaje largo, llegando a estar a incómodo. Los asientos delanteros sujetan muy bien la espalda, sin embargo el agarre lateral es prácticamente nulo.

En las plazas traseras la sensación de gran espacio esta vez si es cierta, a esta sensación de mayor amplitud contribuye la mayor anchura y altura para la cabeza, incluso más que en otros modelos más caros como el Renault Clio.

El maletero del Sandero es muy espacioso, cuenta con 320 litros y lo único criticable sería el plano donde se coloca la carga, resulta elevado para además, no llevar rueda de repuesto bajo él. 

El cuadro de mandos del Sandero está compuesto por dos grandes relojes (velocímetro y cuentarrevoluciones) y también dispone de una pantalla más pequeñita en medio de los dos relojes que muestra temperatura del agua, nivel de gasolina, nivel de consumo medio, velocidad media y autonomía; no tiene la función que nos muestra el consumo instantáneo.

Debajo del equipo de sonido están los controles para las ventanillas delanteras, ya que los controles para las ventanillas traseras se encuentran entre los asientos delanteros. Esta posición es para que se puedan manejar también desde los asientos traseros.

En general casi todo el interior está fabricado por plásticos duros, el toque de color lo ponen los plásticos de la consola central, más blandos al tacto y de color plata. 



INTERIOR PLÁSTICO

Comentada la buena habitabilidad de este coche en el apartado anterior ahora toca centrarnos más en sus detalles y en su equipamiento. A pesar de que la versión Laureate es la más equipada de la gama no cuentan con gran repertorio de accesorios ni con una calidad interior para tirar cohetes.

Empezando por el puesto del conductor, se nota como el volante es grande y está hecho de materiales duros, un detalle curioso del volante es el claxon, ya que no cuenta con él, algo no muy normal en un turismo, el claxon está ubicado en la palanca izquierda.

El cuadro de mandos del Sandero está compuesto por dos grandes relojes (el del velocímetro y el del cuentarrevoluciones) y también dispone de una pantalla más pequeñita en medio de los dos relojes que muestra la temperatura del agua, el nivel de gasolina, el nivel de consumo medio, la velocidad media y la autonomía; la única pega que se lo podría poner es referente al consumo, y es que no ofrece para mostrar el consumo instantáneo.

La visibilidad del cuadro de mandos es buena, gracias principalmente por su tamaño, pero tiene una pequeña pega, y es que debido a su iluminación de color naranja se hace un poco complicada su lectura, especialmente si está amaneciendo o atardeciendo.

La consola central del Sandero es bastante simple y no cuenta con muchos elementos, cuenta con los justos y necesarios, los cuales son fáciles de usar, aunque no tienen muy buen acceso para el conductor. En la parte superior de la consola central está el equipo de sonido con lector MP3, el cual es bastante engorroso, con una pantalla y unos botones pequeños, un detalle curioso es que a pesar de que no es un equipo de gran calidad, es que tiene la carátula extraíble, por si quieres extraerlo y así evitar que te lo roben.

Debajo del equipo de sonido están los controles para las ventanillas delanteras, ya que los controles para las ventanillas traseras se encuentran entre los asientos delanteros y están hechas para que se controlen desde los asientos traseros, porque el acceso desde los asientos delanteros es complicado, y aunque desde el asiento central trasero te obliga a agacharte, sigue siendo teniendo mejor acceso que desde las plazas delanteras.

Debajo de los controles de las ventanillas, están los controles del aire acondicionado, están divididas en tres pequeñas ruletas, una para controlar la posición por donde sale el aire, otra para la velocidad y la ultima que controla si el aire es caliente o frio. Son bastante simples de usar y son blanditas, pero no son nada prácticas de usar desde el puesto del conductor ya que te obliga a agacharte para controlar su manejo.

La palanca es bastante sencilla y de diseño sobrio, la cual no te permite realizar movimientos demasiado amplios con ella, ya que las marchas están muy juntas.

Por último comentar la calidad de los materiales del interior, en general casi todo el interior está compuesto por plásticos duros, la única diferencia está en los plásticos de la consola central, que son un poquito más blandos y que son de color plata; el que sean de otro color se agradece, ya que le da un poco de alegría a un interior bastante soso. 



RENDIMIENTO Y CONSUMO

El Sandero comparte más un 70% de los elementos mecánicos del Dacia Logan y de la anterior generación del Renault Clio, como por ejemplo la suspensión. En comparación con la del Logan, la del Sandero responde algo mejor y es más precisa, no es precisamente blanda y aunque absorbe bien las irregularidades, en ciertos apoyos en curva, la carrocería rebota demasiado algunas veces con movimientos amplios.

La distancia al suelo, con 155 mm, es más que suficiente para circular por caminos y otros trayectos rurales sin tener que preocuparte por golpear las partes más bajas del coche. 

La versión diesel del Sandero responde muy bien a pocas vueltas, no se le puede calificar de brillante, pero ofrece muy buen rendimiento desde 1.600 rpm hasta 3.500 r.p.m., es muy cómodo para circular por ciudad y ofrece potencia más que suficiente para realizar adelantamientos con seguridad.

Circulando por encima de las citadas revoluciones, el ruido del motor invade el interior a lo que tenemos que sumar el resto de ruidos aerodinámicos. 



RIVALES

Buscar rivales para este coche, en el apartado de precio, es una tarea más que difícil. Y es que encontrar un coche con motor diesel de similar potencia por 12.000 € sin que cuente con alguna promoción especial es prácticamente imposible.

Por precio (no por tamaño) el Sandero cuenta con dos rivales: el Chevrolet Spark y el Fiat Panda, ambos se pueden conseguir por un precio que ronda entre los 8.795 y los 13.100 €, pero su gama está compuesta prácticamente por motores gasolina, son más pequeños y entrarían dentro de la sección de vehículos urbanos y no de turismos compactos.

Para poder encontrar rivales al Sandero es necesario buscar modelos algo más grandes y costosos. Buscando en el segmento de los compactos pequeños aparece un amplio repertorio, pero buscando específicamente modelos con un motor diesel y con carrocería de cinco puertas, de bajo coste y equipamiento, aparecen dos rivales claros: Fiat Punto y Citroën C3

Ninguno cuenta de serie con el control de tracción, hay que pagarlo aparte como opción. Si comparamos la calidad interior de los tres modelos, Citroën y Fiat, cuentan con un diseño interior mejor rematado, de mayor calidad y con mayor funcionalidad respecto al Dacia. A cambio el Dacia cuenta con un mayor espacio interior, un maletero más capaz y con cinco plazas reales.

En el apartado de rendimiento por carretera, los tres coches tienen unas prestaciones similares, el Citroën tiene una mejor dirección al ser más cómoda y directa que la de sus dos rivales.

Un modelo que cuenta con una calidad parecida al Sandero, es el Tata Indica, pero su motor de 85 cv es gasolina y tanto emisiones como consumos son más altos que los del Dacia. 



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL DACIA SANDERO?

Según nuestro comparador de seguros, en la fecha que se ha realizado la prueba, el precio mínimo por asegurar a Terceros Ampliado con lunas, robo e incendio, un Dacia Sandero 1.5 dCi 90 Cv Laureate cuando el tomador de la póliza es una chica de 20 años, con residencia en Madrid y estudiante, con mas de 3 años de antigüedad de carné de conducir y deja el coche aparcado en la garaje colectivo, recorre hasta 5.000 kilómetros al año, es 305.16 € euros. Este precio lo ofrece Linea Directa y con una calidad de póliza, 8.02 puntos sobre 10.



CONCLUSIÓN

El Sandero puede provocar al conducirlo un montón de ideas preconcebidas. La primera y no menos cierta es que necesita una actualización en la calidad y ajustes de materiales, sin embargo esto es verdad en parte ya que el coche en su conjunto, está muy bien construido y si miramos detenidamente el precio final, la diferencia económica con el resto de sus rivales es mucho mayor que la inferior calidad de todos sus componentes. 



Prueba DACIA SANDERO 1.5 dCi Laureate 90 Cv

Mecánica angelical y dirección endiablada

 

La versión de esta prueba equipaba un motor diesel de 1,5 litros y 90 cv de potencia y ofrecía un buen rendimiento del coche una vez esta en marcha, cierto es que el propulsor a corta velocidad no es de lo mejor del mercado, ya que te obligaba a reducir de marcha si te encuentras ante algún “reto” en forma de cuesta arriba o si quieres a hacer algún adelantamiento a baja velocidad.

Una vez que alcanzamos velocidad crucero entre 110-120 km/h es sencillo de manejar, pero no es muy recomendable llevarlo a una velocidad superior a esa por dos razones, la primera es más que obvia por seguridad vial y porque es multable, la segunda es porque conducir pasado los 130 km/h se vuelve algo incómodo, con un nivel de sonoridad que no permite mantener una conversación en un tono normal.

Y es que el ruido del motor “invade” el interior a partir de los 130 km/h, y a esto habrá que sumar el ruido que provocan los neumáticos, los espejos y los limpias.

Si aún así nos empeñamos en seguir acelerando el problema no hace más que agravarse, y es que incluso si llevas las ventanillas cerradas es casi imposible tener una conversación con los demás ocupantes si no es a voces, y mucho menos escuchar la radio con sus altavoces de baja calidad.

 

 

La dirección es uno de los puntos negativos de este coche, con demasiada asistencia en unas ocasiones y con muy poca en otras, y es que te obliga a conducir con desconfianza, ya que nunca tienes la sensación de controlar al 100% la situación.

En cualquier caso, en carretera una vez adaptado a su comportamiento y siendo consciente de esa falta de información que la dirección no transmite, se puede rodar realmente rápido.

Sin embargo cuando circulas por ciudad la cosa cambia y es que la dirección a pesar de ser asistida es dura, bastante dura y no muy agradable, este apartado se nota especialmente a la hora de aparcar y es que necesitarás ejercer más fuerza de la que se aplica normalmente para girar el volante en cualquier otro coche “nuevo”.

En resumen, la dirección del Sandero cumple con su función de orientar las ruedas, pero no le pidas muchas más.

 

 

A favor:

- Precio (Por menos 12.000 € puedes comprarte uno “bastante equipado”)

- Consumo (Es un autentico mechero, conduciendo de forma normal no llegas a los 5 litros de media)

- Espacio interior (Cuenta con mucho espacio interior tanto en los asientos delanteros como en los traseros y además cuenta con un maletero amplio)

- Altura (El coche es más alto que la mayoría de urbanos y compactos, ganando así en visibilidad y haciendo posible alguna incursión fácil por el campo)

 

En contra:

- Dirección (Generalmente dura, se nota especialmente cuando vas a poca velocidad o si vas a aparcar)

- Calidad (pobre en general, tanto interior, como del equipamiento y materiales)

- Sonoridad (A pesar de ser diesel es bastante ruidoso, si vas a mas de 120 km / h el ruido en el interior puede llegar a ser algo molesto)

- Seguridad (Ausencia del control de tracción y de airbags traseros y laterales)

 

 



A favor

- Precio (Por menos 12.000 € puedes comprarte uno “bastante equipado”)

- Consumo (Es un autentico mechero, conduciendo de forma normal no llegas a los 5 litros de media)

- Espacio interior (Cuenta con mucho espacio interior tanto en los asientos delanteros como en los traseros y además cuenta con un maletero amplio)

- Altura (El coche es más alto que la mayoría de urbanos y compactos, ganando así en visibilidad y haciendo posible alguna incursión fácil por el campo)

En contra

- Dirección (Generalmente dura, se nota especialmente cuando vas a poca velocidad o si vas a aparcar)

- Calidad (pobre en general, tanto interior, como del equipamiento y materiales)

- Sonoridad (A pesar de ser diesel es bastante ruidoso, si vas a mas de 120 km / h el ruido en el interior puede llegar a ser algo molesto)

- Seguridad (Ausencia del control de tracción y de airbags traseros y laterales)

Prueba y Redacción: Saúl Ramos
Fotos: Javier Ortega
Abril 2012

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar