Prueba CITROËN DS5 Hybrid4
2.0 HDi 200 CV Sport CMP

FUTURO CLÁSICO

Citroën da una vuelta de tuerca más a su berlina de lujo y añade al motor diésel de 160 caballos otro motor eléctrico. Por su diseño tan extravagante y espectacular parece estar destinado a ser un clásico en un futuro lejano. La submarca DS está demostrando ser todo un acierto, partiendo de una estructura básica de Citroën se ofrece algo más refinado y con más estilo que encuentra en el DS5 su punto álgido por ser el buque insignia ejecutivo

  

DOMINIO ALEMÁN

Es habitual y muy fácil convencerse de que se debe disponer de un vehículo alemán sobre todo cuando se habla de berlinas premium. Este hecho que se da por sentado viene muy bien para todos los fabricantes alemanes que ven con gran satisfacción como se utiliza esta coletilla hasta como eslogan de publicidad incluso por las marcas rivales de otros países, léase Citroën con el C5. Esto no quiere decir que la calidad no sea importante, pero los vehículos alemanes no tienen en exclusiva esta característica y Citroën lo ha demostrado con la saga DS: DS3, DS4 y DS5. Además la denominación DS se asocia inevitablemente con el modelo más influyente y famoso de Citroën en la historia de la marca, el Citroën DS “Tiburón”, maquina futurista y extremadamente aerodinámica que sorprendió al mundo en 1955 y que todavía hoy día sigue llamando la atención. El diseño del DS5 tiene muchos detalles que mantienen esta esencia rompedora por su diseño y en el modelo de esta prueba, además por su combinación mecánica. Aunque ya casi todo el mundo lo haya olvidado, el diseño general de DS5 fue anticipado en el Citroën C-Sport Lounge en 2005 y en contra de lo que suele ser habitual en el diseño de automóviles, el resultado final para la calle supera en belleza al prototipo del concepto inicial. 



MODELOS Y VERSIONES

Este modelo es más corto que un C5, casi tan ancho y solo 52 mm más alto.

Alta calidad, buenos ajustes y acabados de alto nivel junto con un diseño muy atractivo y futurista son los ingredientes principales de un interior que con el acabado en cuero claro (incluido) y las piezas de aluminio pulido, ofrecen una imagen Premium indiscutible. Las piezas de aluminio texturadas y los tiradores de las puertas están fabricados por la misma empresa galesa que suministra piezas similares a la prestigiosa Aston Martin

La consola de tipo aviación y los controles del cuadro asistido por la ayuda del HUD (Head up Display), los controles del techo (también con aire aeronáutico) conforman un interior original y acogedor. Es precisamente su techo de vidrio dividido en tres secciones, dos delante y una trasera, el que compromete un poco la altura, dejando un espacio cómodo para los pasajeros de hasta 1,85 metros. Otros modelos de DS5 sin este sistema de techo ganan algunos centímetros en altura interior, algo a tener en cuenta si sus futuros propietarios superan esta altura. En cuanto al manejo de tanta información, existe un número elevado de botones y mandos, algunos de los cuales resultan algo difíciles de utilizar por su colocación. Los que están ubicados en el techo son complicados porque hay que desviar la atención hacia arriba e incluso uno de ellos queda oculto a la vista del conductor, por lo que se ha optado por duplicarlo en sus funciones. La posición al volante, algo elevada, ofrece una buena panorámica hacia delante y algo limitada en incorporaciones, pero a grandes rasgos es razonable a pesar de la cintura elevada de este modelo.

En la consola central hay muy poco espacio para dejar objetos, salvo la guantera central que es de gran tamaño, no hay ni posavasos ni huecos en los que dejar un móvil, monedas o unas llaves. El generoso maletero de 468 litros del DS5 queda reducido a 325 litros en esta versión híbrida a causa de las baterías. También son las baterías las responsables de que el maletero no sea completamente plano, una bandeja en el suelo del maletero enmascara este desnivel y deja al mismo tiempo una zona de carga oculta bajo ella. 



EN CARRETERA

La primera sensación al sentarnos en el interior del DS5 Hybrid es: ¿Como demonios se pone en marcha esto?, con tantos botones, freno eléctrico, mini palanca de cambio y sin el sonido del motor que acompaña habitualmente, cuesta tener la certeza de que por fin podemos iniciar la marcha. Da la sensación de que sería más fácil iniciar la marcha con un transbordador espacial. Superados los primeros instantes de “pánico”, la marcha se inicia con una suavidad y un silencio desconcertantes.

El sistema de Peugeot-Citroën Híbrido cuenta con dos fuentes de energía diferentes.

Un motor diésel de 163 caballos para el eje delantero y otro eléctrico de 37 caballos solo para el eje trasero, el DS5 híbrido tiene unas prestaciones decentes para los 1.735 kilos de peso que tiene que mover, algo menos de 500 kilos que la versión DS5 HDI de 160 caballos. Sobre el papel la diferencia es escasa, pocos kilómetros/hora de diferencia y pocas décimas en la aceleración de 0 a 100 kilómetros/hora. 

Suena bien hasta el momento, al igual que el hecho de disponer de una versión híbrida que con su imponente y agresiva imagen, aparenta cualquier cosa menos la de ser un vehículo respetuoso con el medio ambiente. Pero todos estos detalles positivos
se encuentran con un posible obstáculo, el DS3 se deriva del C3 y el DS4 hace lo propio con el C4, por lo tanto lo lógico sería pensar que el DS5 estuviera emparentado con el C5 y su suspensión hidroneumática, pero no es así. El DS5 se basa en una versión alargada de la plataforma PF2 que es la que utiliza el C4 y utiliza una suspensión que, al menos con llanta de 18 pulgadas, resulta bastante firme y no es capaz de combinar la flexibilidad de ser suave con los baches y firme en las curvas. Los pasajeros de las plazas traseras acusan los baches pronunciados, sin embargo las cosas mejoran bastante a alta velocidad en autovías. El aplomo y la seguridad que transmite permite circular a medias muy altas con la tranquilidad de que ante un imprevisto, el DS5 reaccionará virando muy plano y sin perder precisión en la dirección. La suspensión tiene unos tarados eminentemente deportivos y “agitará” a los pasajeros en cuanto la carretera deje de ser de asfalto fino y sin baches. Las cosas empeoran cuanto mayor es la medida de las llantas. Por otra parte su elevado peso le pasa factura restándole agilidad en las curvas por lo que tampoco se le puede calificar como deportivo, es un modelo que resulta muy refinado si el firme es bueno y no se pretende practicar una conducción agresiva. La sonoridad del exterior, viento y ruidos, junto con la suavidad de su motor diésel y el silencio total del eléctrico, hacen que los viajes a bordo del DS5 sean muy relajantes.

La caja de cambios manual robotizada no es tan fina en su funcionamiento como un cambio completamente automático, ha sido duramente criticada en otros modelos de Citroën con razón, pero en este modelo funciona bastante bien. Solo se notan los pasos de una marcha a otra cuando se circula en modo Sport, en el resto de modos más relajados la transición entre marchas es correcta.

El DS5 admite cuatro modos de funcionamiento seleccionables con un mando giratorio: Auto, Sport, 4WD y ZEV. En Auto el sistema decide cual es la combinación más efectiva para lograr un menor consumo suavizando la respuesta general del motor.

En el modo Sport es cuando utiliza la máxima potencia, 200 caballos, y la respuesta es claramente más ágil. En el 4WD se dispone de la mejor capacidad de tracción, el motor de combustión se encarga del eje delantero mientras el eléctrico impulsa el trasero. Muy útil si las condiciones ambientales (nieve, lluvia, barro) empeoran la adherencia de la carretera, aunque no existe ninguna conexión mecánica entre ambos ejes.

Por último el modo ZEV es el que hace funcionar exclusivamente el motor eléctrico sobre el eje trasero. Es utilizable como máximo durante cuatro kilómetros y siempre que no se superen los 70 kilómetros/hora. Al acabarse la carga de la batería pasa de forma automática al modo Auto. Este modo es el indicado para rodar en atascos o durante maniobras de aparcamiento. La respuesta del DS5 Hybrid no es exactamente lo que uno espera de 200 caballos. Tan solo en el modo Sport se nota cierta alegría en la respuesta pero desde luego no aparenta la potencia conjunta que anuncia. El funcionamiento es muy suave, silencioso y sin vibraciones, de una forma similar a la de un Toyota Prius, pero los amantes de las prestaciones y las sensaciones de conducción deberían decidirse por la versión THP de gasolina que con 200 caballos de potencia permanentes, resulta mucho más brillante. 



CONSUMOS REALES

Aunque nunca llega a ser elevado, la medida de las llantas influye poderosamente en los consumos finales del DS5 Hybrid. Nuestra unidad de pruebas contaba con la medida más grande disponible, 235/40 en 19 pulgadas. No están publicadas las cifras de consumo oficiales para esta medida de llanta, pero teniendo en cuenta las diferencias de consumo entre los DS5 Hybrid que llevan 17 y 18 pulgadas, el consumo medio homologado debería rondar los 4,5 litros/100 kilómetros en extraurbano. Durante la prueba si llegamos a conseguir una cifra parecida (4,7 litros) pero fue practicando una conducción ultraconservadora (80 kilómetros/hora) y con una orografía del terreno favorable (llano o cuesta abajo). Habitualmente el ordenador de consumo indicaba cifras que oscilaban entre 5,5 y 6 litros, siempre circulando a velocidades legales y practicando una conducción convencional. 



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL CITROËN DS5?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que hemos realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar el Citroën DS5 Hybrid4 2.0 HDi 163 Cv Sport CMP, hemos tomado como referencia un hombre de 45 años casado, con mas 10 de antigüedad de carné, que vive en Madrid, guarda el coche en garaje privado y recorre hasta 25.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a todo riesgo con franquicia de 200 €, es Click Seguros con un precio de 470.15 € y con una una calidad en la póliza de 6.76.



RIVALES Y CONCLUSIÓN

El DS5 Hybrid es el coche más innovador de Citroën desde 1970. La combinación de una mecánica con alto rendimiento y bajas emisiones es una idea muy seductora. Este familiar que mezcla diversos estilos (monovolumen, familiar y deportivo) logra tener un estilo final muy atractivo y sugerente. La idea inicial para la personalidad de la gama DS (además de la calidad superior) es la de desarrollar un modelo más deportivo que sus homólogos de Citroën, pero el caso es que este DS5 Hybrid nunca se siente como un deportivo ágil y rápido de reacciones. DS es una versión Premium de Citroën, al estilo de Lexus y Toyota, pero ¿Puede un coche que utiliza la misma plataforma que un Citroën C4 de 15.000 euros ser lo suficientemente bueno para pedir por él 40.000 euros?. Lo cierto es que esta versión híbrida es casi 9.000 euros (8.640) más caro que la misma versión sin ser híbrida. Si tomamos el precio de partida de un Range Rover Evoque, uno de sus posibles rivales, la diferencia a favor del Citroën es de poco más de 7.000 euros. La comparación del DS5 híbrido con sus rivales es complicada porque el peso añadido de las baterías hace que su conducción no sea tan divertida, el ser híbrido es una ventaja para tener bajos consumos y el DS5 (no híbrido) tiene una conducción bastante más dinámica y ágil. La mezcla de ambos conceptos da como resultado un modelo bastante caro. Por poco más de 29.000 euros se pueden conseguir el DS5 HDI160 o el excelente DS5 THP 200, yo sería feliz con cualquiera de ellos. 



A favor

- Diseño (el DS5 puede presumir de ser una de las berlinas de su segmento más original y de tener un diseño con mucho estilo)

- Consumos (no hemos logrado las cifras anunciadas oficiales, pero no cabe duda que el consumo es muy reducido para una berlina de su tamaño y peso, especialmente en ciudad)

- Prestaciones (toda su respuesta es muy progresiva y se circula más rápido de lo que se siente)

En contra

- Prestaciones (aunque es muy progresivo, acusa el elevado peso y solo si se circula en modo Sport ofrece una respuesta más acorde con su potencia oficial aunque nunca llega a aparentar los 200 caballos anunciados)

- Precio (el modelo híbrido es significativamente más caro que las versiones diésel estándar, la tecnología que incluye este modelo queda claramente reflejada en el precio)

- Espacio (perfecto para cuatro pasajeros pero escaso para acomodar a cinco)

- Suspensiones (el viaje es sorprendentemente firme, lo que no está mal del todo en principio, sin embargo en algunas ocasiones puede resultar incómodo)

Prueba y Redacción: www.arpem.com
Fotos: Alex Blanco
Mayo 2013

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar