Prueba CHEVROLET TRAX
1.7 130 Cv LT 4x4

UN SEGMENTO COMPLICADO

El Chevrolet Trax es un pequeño SUV de cuatro puertas primo cercano del Opel Mokka. Tiene un tamaño similar al del Skoda Yeti y como éste, dispone de tracción a las dos ruedas delanteras para poder mantener unos precios bajos, aunque también se comercializa con tracción integral. Es en definitiva un gran coche dentro de un envoltorio pequeño que resulta agradable de conducir pero que se enfrenta a rivales realmente buenos dentro de su segmento

  

¿UN AUTENTICO TODOTERRENENO?

El creciente segmento de los SUV pequeños y compactos ha sido testigo de la llegada de numerosos modelos nuevos. Chevrolet, cuarta marca de coches en el mundo, ofrece una alternativa más económica y con otro estilo, más americano, que tratará de desviar la atención de los modelos más fuertes en este segmento.

No se trata de un todoterreno para ir por el campo, pero si es cierto que resulta muy apropiado para moverse por ciudad, viajar por carretera y hacer algunas incursiones fáciles (muy fáciles) por pistas de tierra. En pleno auge de los SUV pequeños en Europa, movimiento relanzado por el Nissan Juke, Chevrolet ha decidido hacer frente al modelo japonés, para ello han utilizado motores y chasis del Opel Mokka pero rebajando levemente el nivel de calidad, lo que no quiere decir que no tenga un nivel de calidad correcto. Por otra parte Chevrolet le ha dado al Trax un aspecto más atrevido y atractivo con cierto parecido al Captiva, por lo que el resultado final es un coche pequeño pero con mucha presencia en carretera.

La parrilla delantera prominente dividida en dos con el logo de Chevrolet en medio le da una mirada de SUV duro y agresivo.



MODELOS Y VERSIONES

La gama mecánica del Trax es muy limitada pero suficientemente interesante para encontrar un motor adecuado a nuestras necesidades. 

Una sola mecánica diésel de cuatro cilindros y origen Opel (Isuzu), 1.7 de 130 caballos con opción de caja de cambios automática y tracción total o delantera. En gasolina son dos motores, 1.6 y 1.4 Turbo, con potencias de 115 y 140 caballos. Todas las versiones de gasolina son manuales sin posibilidad de elegir cambio automático y la única opción con tracción total es elegir el motor más potente, 1.4 Turbo que lleva asociado inevitablemente el cambio automático. Las dos versiones más interesantes a nuestro juicio, son el 1.7 diesel y el 1.4 Turbo de gasolina, ambos motores ofrecen un resultado muy satisfactorio a nivel general.

La versión de esta prueba corresponde al motor diesel con tracción integral, cambio manual y el acabado superior LT de los tres disponibles: LS, LS+ y LT.

Chevrolet espera que el acabado superior, LT, sea el que acapare más ventas ya que su equipamiento de serie supone un gran atractivo por incluir casi de todo. Además de las enormes llantas de 18 pulgadas incluye también cámara de visión trasera, volante multifunción forrado en cuero, ordenador de a bordo, control de descenso y pantalla táctil con sistema MyLink, entre los más importantes.

El precio inicial para este modelo es de 22.800 euros, las opciones que lleva esta unidad de pruebas son la pintura metalizada 450 euros y el descuento de gama válido durante este mes, dejan el precio final en 21.590 euros. Existe un Chevrolet Trax desde 14.940 euros.



INTERIORES

Las plazas delanteras son amplias y cómodas, los asientos no son muy envolventes, el respaldo del asiento del copiloto se puede abatir hacia delante para ganar espacio de carga en el acabado LT. La calidad del salpicadero y del resto de componentes no aparentan ser de lujo pero  sí se sienten como duraderos al maltrato y con ajustes consistentes que no deberían provocar la aparición de ruidos con el paso de los años.

El tablero central tiene un diseño atractivo y moderno, está libre en gran medida de botones (en acabado LT) porque cuenta con un sistema de entretenimiento por medio de una pantalla táctil, MyLink, que controla numerosas funciones como el acceso a contactos, listas de reproducción de música, además de fotos y videos. Estos últimos cuando el coche está parado. El manejo es muy fácil cuando estamos detenidos, pero la falta de botones físicos que tocar hace que no resulte fácil de manejar en movimiento sin tener que apartar la vista de la carretera. El cuadro de mandos es bastante simple y espartano, combina pantallas analógicas y digitales, 

en la práctica resulta muy funcional ya que la información más relevante se ve de forma muy clara. El sistema MyLink también permite utilizar una aplicación que proporciona navegación usando los mapas instalados en el teléfono móvil.

El abundante espacio para almacenar objetos es una de las principales características del Trax. Hay bastantes guanteras repartidas por la cabina en la parte delantera así como huecos entre los asientos delanteros muy aprovechables. El maletero ofrece 356 litros que pueden aumentar hasta 1.287 litros si abatimos los asientos traseros. Cifras que le colocan en las primeras posiciones entre sus rivales. En las plazas traseras se viaja cómodo por espacio para las piernas y altura, pero la anchura no es uno de sus puntos fuertes. Cuatro adultos viajarán cómodamente pero el quinto pasajero cuenta con muy poca anchura para acomodarse.



EN CARRETERA

El motor diesel de 1.7 litros con turbo de geometría variable logra una cifra de 130 caballos. La respuesta de este motor es muy consistente en la gama baja de revoluciones, lo que le hace muy agradable para circular por ciudad. Para empezar a obtener empuje real es necesario llegar a las 2.000 r.p.m. y se mantiene hasta que se alcanzan las 3.500 r.p.m., alcanzando esas revoluciones ya no queda mucho más empuje que esperar. Es un motor fino de funcionamiento pero por desgracia resulta ruidoso tanto en la gama media de funcionamiento como en la zona alta. En autovía este rumor se añade al provocado por los grandes espejos retrovisores y una aerodinámica poco favorable. En apoyos fuertes la carrocería tiene algo de inclinación pero la dirección es muy comunicativa y transmite bastante información al conductor. 

Por otra parte la caja de cambios manual de seis velocidades es muy precisa y agradable de manejar. En carretera la suspensión del Trax le permite absorber muy bien los baches suaves pero peor los más pronunciados. Esta rigidez en la suspensión es la que le permite tener en carretera un comportamiento más consistente a cambio de sacrificar su comportamiento fuera de carretera.

La escasa altura en la parte delantera en especial de su paragolpes delantero ya limita bastante las incursiones por el campo, pero los neumáticos de la versión AWD, 215/55 R18 terminan por inclinar la balanza hacia el asfalto. Durante la realización de la sesión fotográfica una piedra semienterrada provocó un pellizco entre neumático y llanta que provocó una raja en el perfil de la cubierta y la consiguiente llamada a la grúa para retirar el coche. El Trax tiene un espacio suficiente bajo el piso del maletero como para llevar un neumático de repuesto. En su lugar encontramos un kit para reparar pinchazos que no pudo solucionar nuestro problema en forma de raja de dos centímetros. La recomendación, al margen de nuestra mala suerte casual, es solicitar una rueda de repuesto y ocupar ese espacio habilitado para ello.

En ciudad la mayor altura al volante ayuda en la circulación y a la hora de aparcar existe poca visibilidad trasera por ello la cámara de visión trasera resultó ser muy útil.



CONSUMOS REALES

La tracción integral y la aerodinámica no juegan a favor de obtener unos consumos reducidos. El consumo medio obtenido ha sido de 5,7 litros/100 kilómetros mientras que el oficial anunciado por la marca es de 4,9 litros. En conducción urbana el consumo más habitual ha sido de 7,2 litros/100 kilómetros. Un motor más silencioso sería bienvenido pero el rendimiento es bueno y el gasto de combustible nunca llega a ser preocupante.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL CHEVROLET TRAX?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que hemos realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar el Chevrolet Trax 1.7 130 Cv LT 4x4, hemos tomado como referencia un hombre de 33 años casado, con 14 de antigüedad de carné, que vive en Orense, guarda el coche en garaje privado y recorre hasta 20.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a todo riesgo, es Qualitas Auto con un precio de 533.06 € y con una calidad en la póliza de 6.29.



RIVALES Y CONCLUSIONES

Con el Mokka a la venta, el Juke líder del segmento y dos nuevos rivales recientes como el Renault Captur y el Peugeot 2008, el Trax no lo tiene nada fácil.

Estéticamente me ha parecido muy atractivo pero este segmento de mercado parece dar mucha importancia al estilo y comparado con el Renault, sus rivales son bastante más llamativos y originales. Su estilo americano, de frontal poderoso, puede que no convenza a todos aunque a mí particularmente sí me ha gustado. El Trax presenta una buena relación calidad-precio acorde con sus rivales, tiene uno de los maleteros más amplios (junto con el Captur) y su capacidad para pasajeros y almacenamiento no es enorme pero sí adecuada. En particular la versión de esta prueba es uno de los más caros junto con el Nissan Juke, pero es que ofrece tracción integral, algo que no ofrecen ninguno de sus rivales para mecánica diesel, y además es el más potente de todos. En cuanto al equipamiento, este acabado LT, viene realmente muy completo. Comparado con su primo de Opel, el Mokka, la ventaja en precio a favor del Chevrolet (entre 1.700 y 2.680 euros), le deja en una excelente posición ya que básicamente, se trata del mismo coche. En comparación con otros rivales ligeramente mayores en capacidad como el Skoda Yeti o un Nissan Qashqai no sale tan bien parado ya que estos modelos son capaces de transportar a cinco pasajeros de forma cómoda, tienen mejor comportamiento dinámico y una superior calidad de acabados. El Trax sin embargo juega contra ellos la baza de un precio mucho más favorable por bastantes miles de euros.



A favor

- Espacio (el Trax resulta verdaderamente espacioso para llevar a cinco adultos)

- Equipamiento (Chevrolet tiene fama de marca de costes contenidos, pero eso no significa que tenga un equipo estándar muy básico. Todos los acabados, hasta el básico, vienen con un buen nivel de equipamiento que deja pocas opciones disponibles)

- Precio (más barato que el Opel Mokka siendo muy similar a él)

- Sentido práctico (es un coche con bastante espacio y espacios repartidos por el interior tanto para cuatro pasajeros como para sus equipajes)

- MyLink (este sistema no es tan costoso como un navegador y permite conectar un smartphone y ejecutar todas sus funciones a través de una pantalla táctil a color, entre estas funciones se encuentra el navegador)

En contra

- Motor diesel ruidoso (a un régimen medio y alto, tiene un nivel de ruido elevado)

- Conducción off road (es un vehículo claramente urbano o de carretera, la escasa altura libre y los neumáticos de carretera definen su personalidad)

Prueba y Redacción: www.arpem.com
Fotos: Alex Blanco
Julio 2013

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar