Presentación BMW SERIE 4 COUPÉ

EMANCIPACIÓN

Como si fuera un adolescente que se va de casa de los padres a vivir emancipado, el Coupé de la Serie 3 después de tres generaciones “perteneciendo” a la familia se independiza. Lo hace con el nombre de Serie 4, complementando así la cadena de números pares, 6 y 8, que BMW venía utilizando históricamente para nombrar a sus coupés.

 

BMW cambia de estrategia en la denominación del Coupé derivado de la Serie 3 y de ese modo nace el Serie 4 que tendrá personalidad propia dentro de la gama de modelos de la marca alemana. Una estrategia que llevará a la aparición en un futuro de una Serie 2 emancipada de la Serie 1.

bmw serie 4 coupéEn cualquier caso, todo esto no implica el desarrollo de unos coches completamente nuevos. De hecho el Serie 4 sigue partiendo de la base de la conocida y reciente Serie 3 y en consecuencia el tamaño del modelo crece respecto a la generación anterior. Comparado con la berlina de la actual Serie 3 es más ancho, más bajo y un poco más corto pero manteniendo la distancia entre ejes. También crece la anchura de ejes y en particular la posterior, lo que le hace parecer más “musculoso”.

Un dato relevante y muy importante para el comportamiento dinámico es la rebaja del centro de gravedad del coche. Esta a solo 50 cm del suelo, un valor que se sitúa como el más bajo de toda la actual gama de modelos de la marca. En este ámbito también es relevante constatar que el reparto de pesos entre los ejes es del 50 %, que la rigidez torsional es un 60 % superior y que el peso ha decrecido 25 kg (poco, pero es siempre mejor que subir y meritorio teniendo en cuenta que el modelo es más grande).

De momento tendrá tres motorizaciones disponibles: el diesel 420d y los gasolina 428i y 435i. Debajo de estas denominaciones encontramos un motor de cuatro cilindros, 2.0 litros y 184 caballos en el primer caso, mientras que los otros dos entregan 245 y 306 caballos respectivamente, aunque el primero es un cuatro cilindros de 2.0 litros y el segundo un seis cilindros en línea de 3.0 litros. Ambos cuentan con sobrealimentación por turbocompresor con tecnología TwinPower Turbo y respetan la norma anticontaminación Euro 6.

Todas las motorizaciones pueden ir asociadas a un cambio manual de 6 velocidades o a un automático de convertidor de par de 8 relaciones. Mientras que la tracción integral con reparto variable de par entre los dos ejes xDrive solo puede solicitarse, de momento, asociada a las versiones de gasolina.

bmw serie 4 coupé

Los precios arrancan en los 41.900 € del 420d, pasan por los 43.900 ó 46.500 € del 428i dependiendo de que sea tracción trasera o integral y llegan a los 55.200 ó 57.800 € en el caso del 435i, dependiendo del tipo de transmisión.

A partir de noviembre llegarán más versiones. En concreto el 420i con tracción trasera o xDrive, el 420d xDrive de tracción integral y dos motorizaciones diesel más potentes: el 430d y 435d xDrive, esta última asociada solo a la transmisión 4x4.

El Serie 4 se beneficia de todas las tecnologías que la marca ya ha puesto en el mercado en otros modelos y que permiten personalizar el coche al gusto de cada conductor. Y en este sentido hay que destacar la dirección de desmultiplicación variable o las suspensiones adaptativas que posibilitan ajustar el grado de firmeza de las mismas. También hay que destacar los sistemas que se incluyen en el programa Efficient Dynamic donde entre otras cosas el cambio automático se pone en modo “planeo” (desconecta la transmisión) cuando ni aceleramos ni frenamos.

En la breve toma de contacto de la presentación tuvimos ocasión de conducir el 420d. Pero el recorrido de carretera comprendía solo una autopista urbana (la M40 de Madrid) y un seudo-circuito (las instalaciones del INTA) circulando siempre detrás de un monitor que ejercía de coche guía, y no nos fue posible establecer una opinión muy concluyente.

bmw serie 4 coupé

La sensación es que se mantiene la tendencia ya vista en la actual Serie 3 de incrementar el confort de marcha a costa de suspensiones más suaves, lo que implica por otra parte menor agilidad de marcha en zonas de curvas y una conducción menos precisa.

Sí pudimos constatar la bondad de unas plazas traseras muy confortables donde solo los que midan por encima del 1,80 metros podrán quejarse de llevar la cabeza muy cerca del techo.

Para los amantes de la deportividad y para los puristas temerosos hay que decir que el histórico y admirado M3 seguirá existiendo tras estos cambios de denominación, pero desdoblado en dos formatos. La marca ha confirmado que fabricará un M3 derivado de la Serie 3, y por lo tanto de 4 puertas, y un M4 derivado de esta carrocería Coupé.

En otro orden de cosas, los datos de ventas de BMW a nivel mundial van viento en popa, con un incremento entre enero y agosto de este año de un 14,8 % respecto al mismo periodo del año pasado. Un dato relevante considerando que el mercado europeo, que está en recesión, acapara el 50 % de las mismas, siendo el mercado estadounidense el segundo en importancia y donde van a parar el 30 % de las unidades vendidas.

Prueba y Redacción: Luís Villamil
Fotos: BMW
Septiembre 2013

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar