Prueba BMW SERIE 5
TOURING 520d 184 CV Steptronic

¿COMBINACIÓN PERFECTA?

Probamos la recién llegada versión familiar del Serie 5 en su versión de acceso y automática. Sorprendentemente las cifras de aceleración, consumo y emisiones, apenas se diferencian del manual y son, con diferencia, las mejores entre todos sus rivales.

  

LA ECOLOGÍA POR BANDERA

A pesar de las apariencias de berlina grande y lujosa esta cuarta generación del Serie 5 Touring es una buena muestra de las exigencias con el consumo y las emisiones que se impone BMW. No solo la diferencia mínima en prestaciones con la misma mecánica en versión manual, si no que además, entre todos sus rivales cuesta encontrar a alguno que se le aproxime en eficiencia. Las mejoras con respecto a la versión anterior, ya bastante equilibrada, han convertido al nuevo Serie 5 en una máquina casi perfecta y en referente para el resto de fabricantes. Tras probar en ARPEM el nuevo Serie 5 berlina con la mecánica diésel de 245 caballos vamos a analizar ahora el motor de acceso de la gama, 2.0d, con la recién estrenada variante familiar. En la gama, muy numerosa y variada, encontramos hasta cuatro mecánicas diésel y tres de gasolina. Todas ellas con la opción de poder elegir cambio manual de seis velocidades o automático de ocho, salvo el 535d que viene con el automático de serie. Las potencias para los diésel van desde los 184 caballos del 2.0d, versión de nuestra prueba hasta los 300 del 535d. En gasolina el elenco de potencias oscila entre los 204 caballos del 523i hasta los 306 del 535i.



EL INTERIOR

Es algo inevitable cuando miras con ojos críticos el interior de este Serie 5, no somos capaces de sacar pega alguna a unos acabados y materiales que nos parecen simplemente perfectos. Mientras realizo la prueba por carretera mi compañero de viaje y yo estamos charlando en un tono normal para una sala de estar, pero estamos circulando por encima de 140 kilómetros por hora. La insonorización del interior es muy buena, y eso que este motor nos ha parecido más ruidoso que el 530d de nuestra anterior prueba, pero claro, desde fuera. Los kilómetros se suceden, ya más de 400, y el agotamiento ni tan siquiera hace acto de presencia y es que los asientos delanteros son extremadamente cómodos, aunque se echa de menos algo más de sujeción lateral. El ya conocido monomando del iDrive aglutina la totalidad de funciones y ahora disponemos también de todo el manual de instrucciones incorporado en él. Las puertas disponen de cierre electrónico por 741 euros y el maletero hace lo propio por 648 euros. La luneta trasera se puede abrir de forma independiente, con el mando de la llave, para facilitar el acceso al maletero sin necesidad de abrir todo el portón. La capacidad total es de 560 litros que pueden aumentar hasta 1.670 si plegamos los asientos traseros, 20 litros más que en el modelo anterior. Desmontar el cubre maletero es más fácil que nunca y los asientos cuentan con una división poco convencional: 40/20/40. Las plazas traseras, al igual que ocurre en la berlina, están más pensadas para llevar a solo dos pasajeros con bastante comodidad y a tres un poco más incómodos, sobre todo el central. Los respaldos de los asientos traseros se pliegan por medio de sendas palancas ubicadas en los laterales del maletero. El suelo del maletero se levanta como una trampilla y deja un gran número de huecos portaobjetos ocultos. Para poder cargar objetos pesados y que afecte lo menos posible a la dinámica de conducción todos los modelos Touring cuentan con suspensión trasera autonivelante.



OPCIONES ESPECIALES

Toda la Serie 5 viene con un equipo de serie bastante completo pero el menú de opciones disponibles es tan elevado que solo las opciones un poco más “especiales” merecen un capítulo aparte. Muchos de estos sistemas fueron estrenados en el Serie 7 y ahora llegan también a una berlina familiar de la categoría del Serie 5. Además de los más conocidos como el detector de objetos en el ángulo muerto, sistema que nos avisa si algún vehículo se encuentra en la citada posición mediante señales visuales y vibratorias, o de otro sistema que nos avisa si nos salimos de nuestro carril, contamos con un asistente de ayuda al aparcamiento. Por 637 euros este sistema detecta un hueco en el que nuestro BMW es capaz de aparcar y lo único que tendremos que hacer es manejar el acelerador y el freno. Eso si, el hueco ha de medir más de seis metros para que el sistema pueda aparcar, así cualquiera.

El sistema Speed Limit Info, 371 euros, mediante una cámara situada en el espejo retrovisor informa al conductor de los límites de velocidad que indican las señales de tráfico. Al trabajar conjuntamente con el navegador, memoriza estos límites y los visualiza en el cuadro o mediante el Head up Display. El Head up Display, 1.609 euros, es una pantalla que proyecta información virtual en el cristal delantero. No solo las citadas limitaciones de velocidad, también es capaz de proyectar las indicaciones del navegador, alerta por cambio de carril o de la distancia del vehículo que nos precede por medio del control de crucero activo, entre otras muchas informaciones. El sistema de regulación activa de la velocidad junto con la función Stop and Go, 1.794 euros, trabaja en combinación con la caja de cambios automática. Es capaz de incidir en los frenos o en la gestión del motor para mantener la distancia que previamente le hemos marcado sobre el vehículo que nos precede e incluso nos detiene si fuera necesario para prevenir un impacto.

 Otro de los sistemas interesantes y peculiares es el Surround View, 810 euros. Con él obtendremos una visión a través de cinco cámaras de todo el perímetro de nuestro vehículo en una sola imagen, que una vez proyectada en la consola central parece estar tomada desde una cámara situada a varios metros por encima de nuestro techo. El resultado del montaje de todas estas cámaras es extremadamente útil para maniobrar con los casi cinco metros del Serie 5 en lugares muy estrechos en los que resultaría largo e incómodo hacerlo sin la ayuda de alguien que nos dé indicaciones.

Y el que más me ha llamado la atención, BMW Night Visión con reconocimiento de peatones, por 2.315 euros. En la parte delantera izquierda del coche se encuentra una cámara infrarroja con un gran angular. Con ella somos capaces de detectar los objetos que emiten calor como por ejemplo animales o peatones, esta imagen sale proyectada en blanco y negro en el monitor central del salpicadero. Es capaz de detectar objetos a 300 metros de distancia por lo que el margen para que el conductor pueda reaccionar es más que suficiente. Resulta muy útil en carreteras secundarias sin iluminación donde seremos capaces de detectar, incluso antes de llegar a una curva, si nos acercamos a viandantes o cualquier animal salvaje que se encamine hacia la carretera.



LA JOYA DE LA CORONA

El motor 2.0d es una de las mecánicas más equilibradas de la gama BMW y resulta clave para el buen resultado final que obtiene este modelo. No solo es refinado y silencioso como comentábamos, si no que además es suave y lineal en su entrega de potencia. No hay que olvidar que estamos hablando de un dos litros de cuatro cilindros. Los 184 caballos y su par de 380 Nm desde 1.900 hasta 2.750 revoluciones logran unas prestaciones tales que hacen plantearse para que necesitamos más. La velocidad punta que alcanza es de 220 kilómetros por hora y la aceleración de cero a 100 kilómetros/hora de 8,3 segundos (222 kilómetros/hora en la versión manual). Si las prestaciones ya parecen interesantes para tratarse de una berlina familiar los consumos terminan por convencer a cualquiera. La cifra más elevada corresponde al consumo urbano y se queda en 6,2 litros. Para carretera se conforma con 4,5 litros y la media obtenida es de 5,1 litros cada 100 kilómetros, todo ello según cifras oficiales. Durante la prueba por carretera de largo recorrido, lo más parecido a un viaje, logramos un consumo medio de siete litros con tres pasajeros y tratando de mantener una velocidad media de 140 kilómetros por hora o incluso más. El sistema Start/stop y la función de regeneración de la energía de frenado que colaboran para hacer menos tragón al 530d, forman parte del equipamiento de serie de toda la gama ya sea Touring o berlina.

Nuestra unidad disponía de la opción de control electrónico de la suspensión, 1.505 euros. Contamos con cuatro opciones de regulación: confort, normal, sport y sport plus. La respuesta a la hora de adelantar en carreteras de doble sentido es algo lenta si lo intentamos con los modos de conducción “confort” o “normal” activados. Sin embargo con el modo sport o sport plus además de modificar la suspensión actúa sobre la respuesta del acelerador del 2.0d, que mejora lo suficiente como para darnos cuenta de lo que puede llegar a estirar esta mecánica. Las unidades del 2.0d que no equipan la suspensión “inteligente” cuentan con un compromiso entre deportividad y comodidad perfecto, esto no es una crítica a la suspensión inteligente muy recomendable, si no una alabanza a los tarados de suspensión de la convencional.

Otra de las opciones que afectan a la dinámica de conducción es la Dirección Integral Activa, 2.025 euros. Con este sistema, la asistencia varía en función de la velocidad además de variar el ángulo de giro de las ruedas delanteras y de las traseras. Todos los datos de aceleración, movimientos de volante, aceleración lateral e incluso el giro del propio coche sobre su eje, son analizados por la unidad de control para proporcionar la mejor direccionalidad posible.



RIVALES

Con todas las virtudes citadas el 2.0d de BMW en versión Touring cuenta con argumentos suficientes para convertirse en uno de los vehículos más perfectos de nuestro panorama y sobre todo de su segmento. Y es que lo tiene todo, es un familiar con gran capacidad, tiene un alto rendimiento con muy poco consumo y emisiones y su conducción llega a ser divertida por sus prestaciones, además su línea, a pesar de tratarse de un coche familiar resulta estimulante por su diseño. Dicho esto los rivales hay que buscarlos con sumo cuidado ya que estamos hablando de las versiones familiares más lujosas del mercado.

El Audi A6 Avant 2.0 TDI 170 Multitronic o el Mercedes Clase E 200 CGI BlueEfficiency Estate Automático son los más parecidos por configuración mecánica, prestaciones y tamaño. El BMW es el vencedor absoluto en prestaciones y consumos, en cuanto a emisiones contaminantes el motor 2.0d del Serie 5 arrasa a sus contrincantes y tan solo la versión 2.0 TDIe del Audi A6 le iguala en emisiones pero no es automático ni cuenta con una potencia capaz de hacerle frente ya que dispone solo de 136 caballos.

El espacio de maletero es similar en Audi y BMW, el Mercedes se lleva el primer puesto con cerca de 130 litros más de capacidad sobre sus rivales.

En cuanto al precio el más caro resulta el Mercedes, 48.844 euros, seguido a poca distancia por el BMW, 46.946 euros, y el Audi, 42.340 euros, que se distancia en más de 6.000 euros del Mercedes. BMW y Mercedes ofrecen los mismos gadgedts tecnológicos pero BMW ofrece algo más dinámicamente que el resto y de ahí un precio que se queda a poca distancia del más caro. Aún así yo no lo dudaría y me decidiría claramente por el BMW.



A favor

- Consumos y emisiones (Las mejores por el momento en su segmento).

- Sonoridad (Desde el interior apenas se percibe el motor, desde fuera es algo ruidoso).

- Equipamiento (Todas las mecánicas admiten las mismas opciones, el hecho de ser el motor de acceso no le excluye de poder equiparse como los más potentes).

En contra

- Precio (Es un modelo al que cuesta encontrar defectos, pero el precio es elevado).

- Plaza central trasera (Como siempre, dos son compañía y tres multitud).

Prueba y Redacción: arpem.com
Fotos: Alex Blanco y José Robledo
Enero 2011

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar