Prueba BMW 335i Cabrio
306 CV DKG

PISANDO LOS TALONES AL BMW M3

En medio del ciclo de vida BMW mejora levemente la Serie 3. La elección del techo duro retractil convierte al Serie 3 en un vehiculo tan silencioso con la versión coupé. Junto con los leves cambios estéticos el motor del 335i sustituye los dos turbos por un solo mas sofisticado.

  

ADIÓS A LA LONA

Aunque los cambios introducidos en las versiones 2011 del 335i Cabrio son prácticamente inapreciables salvo para un verdadero experto, no podemos dejar de mencionarlas porque existir, existen. El frontal incorpora unos nuevos “riñones” y el ha sido rediseñado para producir menos daños a los posibles peatones atropellados. Los faros de led son de nuevo diseño así como los paragolpes en su parte inferior.

bmw serie 3 cabrioLos pilotos traseros incorporan una nueva redistribución de los colores. En el interior los modelos cabrio incorporan una nueva tecnología que utiliza materiales en asientos y apoyabrazos que reducen la temperatura. Según BMW en los materiales oscuros la temperatura llega a descender del orden de 20º centígrados y 27º en las de tonos claros. Otros detalles menores en la línea exterior van encaminados a hacer más parecida la Serie 3 a la Serie 5 de forma sutil. En cuanto al tipo de capota utilizada, Mercedes, Volvo y Volkswagen ya se pasaron a los techos duros con sus versiones abiertas. Es cierto que el techo de lona tenía su encanto al tener parte humana en su apertura y cierre, menor peso del conjunto y mayor simplicidad mecánica, pero las ventajas que aporta el techo duro al poder tener dos coches en uno logrará convencer hasta los más nostálgicos.



VERSIONES

Existe una gran gama mecánica para la versión cabrio del Serie 3: tres motores diésel y cinco de gasolina conforman esta amplia oferta. Los diésel tienen un abanico de potencias entre 184 y 245 caballos y los de gasolina van desde 170 hasta los 420 caballos de la versión M (Probada en www.arpem.com en noviembre de 2009).

El equipo de serie de este modelo cuenta con ocho airbags, control de estabilidad, control de tracción, distribución electrónica de la frenada y control de frenada en curva.

Nuestra unidad de pruebas llevaba la opción denominada paquete M. Éste incluye el volante de cuero con el logo M, los asientos delanteros envolventes, suspensión deportiva rebajada 15 milímetros, llantas de 18 pulgadas con neumáticos 255/35 18 en el eje trasero y 225/40 18 en el delantero. Otro detalle más es que lleva molduras con el logo M en el marco de entrada.



INTERIORES

En cuanto a la calidad del interior hay poco que decir, es la habitual de los BMW más deportivos: materiales y ajustes de primera con un diseño deportivo y sin estridencias

El acceso a las plazas traseras, solo dos, bmw serie 3 cabriono es muy cómodo incluso con el techo abierto, con el techo cerrado empeora. El espacio en estas plazas en contra de lo que pudiera parecer es muy escaso, y las piernas se quedan encajadas en los rebajes del respaldo del asiento delantero. Esto en el mejor de los casos, ya que si el pasajero del asiento delantero mide más de 1,80 metros el espacio en la plaza trasera es realmente justo.

La situación empeora con el techo cerrado, la altura es escasa y la posición del respaldo, demasiado vertical, obliga a adoptar una postura incómoda a los dos sufridos pasajeros traseros.

Las dos plazas delanteras tienen unos butacones de primera clase, correcta sujeción lateral y dureza óptima del asiento que evita el cansancio con el uso prolongado. La banqueta tiene la última sección extensible por lo que junto con los reglajes de volante se logra una postura a la medida de cualquier talla. El grueso volante tiene un nuevo diseño y todas las funciones del iDrive han sido mejoradas.



EN CARRETERA, SORPRENDENTE

Tras haber pasado un día entero exprimiendo a fondo en el Circuito del Jarama toda la Serie M de BMW, me toca probar al día siguiente este modelo que le viene pisando los talones al Serie 3 M en la lista de precios: el 335i. Al principio pensaba que la diferencia en potencia (114 caballos) y por tanto en sensaciones entre ambos iba a ser abismal y que me iba a parecer “poca cosa”.

Sin embargo tras unos cuantos kilómetros a bordo del 335i, la sorpresa es que son misteriosamente muy parecidos. La aceleración, pisada, sonido y sensaciones son increíblemente similares. Cuando se repasan las cifras de aceleración entre ambos, resulta que de 0 a 100 kilómetros/hora la diferencia es de un segundo con la versión Coupé M y de solo 0,5 segundos con la versión cabrio del M. Otro tanto ocurre en el 0-1.000 metros, la diferencia es algo más pero nada exagerado: dos segundos. Teniendo en cuenta que ambos tienen la velocidad máxima limitada a 250 kilómetros/hora, al volante la diferencia de 114 caballos a favor del M no se percibe tanto como era de esperar. No es que el Serie 3 M defraude,bmw serie 3 cabrio es sencillamente lo que uno espera de 420 caballos, lo que ocurre es que sinceramente no me esperaba una respuesta tan excelente de este motor.

El 335i cuenta con un valor añadido ya que en autovía y a velocidades legales el consumo puede llegar a ser de ocho litros/100 kilómetros. En conducción deportiva se eleva hasta cerca de 15 litros/100 kms o más pero teniendo en cuenta las prestaciones que ofrece a cambio se puede catalogar a este motor como muy poco “bebedor”.

Las sensaciones a bordo de este modelo llevado al límite son siempre muy tranquilizadoras, es siempre muy noble. Por mucho que intentemos poner en compromiso la estabilidad, siempre responde con una suavidad que se transforma en eficacia si sabemos aprovecharla. El control de estabilidad corrige los errores o excesos y nos frena para evitar males mayores, si en lugar de desconectarlo (algo absolutamente desaconsejable) tratamos de conducir con mayor suavidad y trazando correctamente la entrada en curva la interferencia de este sistema se hace menos patente y la velocidad de paso por curva es mucho más elevada.

Incluso cuando intentamos forzar la situación y frenamos a tope en pleno apoyo, la respuesta es la más inesperada de todas: neutralidad. El coche mantiene siempre la trayectoria, el sistema que controla la frenada en curva se encarga de que siga nuestras indicaciones de volante por muchos apuros y torturas a los que le sometamos.

Con tanta electrónica encargándose de nuestra seguridad el umbral de pérdida de control de este modelo está tan lejano que quién tenga un accidente será porque haya sobrepasado los límites de la física de forma intencionada.

Si queremos aumentar las sensaciones de aceleración y respuesta, ya de por si excelentes, basta con apretar el botón Sport situado tras la palanca de cambios. bmw serie 3 cabrioEn ese momento la respuesta al acelerador es más rápida todavía y las marchas se apuran más antes de pasar a la superior. La dirección es muy directa y para hacer cambios de dirección rápidos en conducción deportiva o realizando un eslalon no es necesario mover demasiado el volante de lado a lado, de hecho las vueltas que tiene que dar el volante para llegar de un tope a otro no llegan a completar ni tan siquiera dos vueltas. Para realizar una conducción deportiva es más aconsejable y sobre todo divertido, hacerlo en modo manual con las levas en el volante o por medio de la palanca del cambio, el cambio de doble embrague es rápido, progresivo y sobre todo muy deportivo. La conducción con el techo cerrado no se diferencia de la de cualquier modelo coupé, al menos yo no soy capaz de distinguirla, pero con el techo abierto la rigidez aun siendo muy elevada no es igual. Al pasar por baches pronunciados se nota un leve “agitamiento” de la carrocería que se percibe a través del volante, es muy leve y no sucede en todos los baches pero con el techo cerrado no ocurre. La conducción sin techo es muy placentera tanto por ruido como por la incidencia del viento pero solo mientras rodemos a velocidades moderadas. A partir de 120 kilómetros/hora comienza a resultar molesto el viento, aunque mejora con el deflector trasero que cubre las dos plazas de atrás no es el mejor cabrio de su segmento para rodar a velocidades elevadas descapotado.



¿UNO MEJOR QUE DOS?

El responsable de este comportamiento sorprendente es el nuevo motor. En la anterior versión del 335i eran dos turbos de pequeño tamaño, uno para cada tres cilindros, los encargados de alcanzar los 306 caballos. El BMW Z4 y el recién aparecido Serie 1 M siguen utilizando este propulsor.

El motor actual combina el uso de Valvetronic, inyección directa y un nuevo turbo denominado Twin Scroll, esto es un solo turbo pero que lleva doble conducto dentro de su única “caracola”. bmw serie 3 cabrioLos cilindros que llevan la misma secuencia llevan unidos sus colectores para que cuando tengan que expulsar gases lo hagan a la vez, de esa forma no se encuentran ningún impedimento (gases de otros colectores que se hayan colado) ni se interfieren entre si al llevar distinto pulso (ciclo) y conseguir también de esa manera una menor presión en el escape.

La progresividad viene aderezada con un electrizante sonido de fondo que acompaña a la subida de revoluciones y que nos incita hundir más el pie del acelerador. El sistema de distribución Valvetronic regula continuamente la carrera de las válvulas. Este sistema es sofisticado y caro pero el hecho es que ahora este motor es muy rápido, progresivo y tiene menor consumo y emisiones.



RIVALES Y CONCLUSIONES

La élite de los cabrios de cuatro plazas y altas prestaciones lo forman el Audi S5 Cabrio 3.0 TFSI Quattro S Tronic, el Mercedes Clase E350 CGI BlueEFFICIENCY Cabrio y el Infiniti G37 Cabrio GT Premium Automático. El más caro y potente es el Audi que además cuenta con sistema de tracción integral, su capacidad en general tanto de maletero como para los pasajeros es de las mejores junto con el Mercedes.

El Clase E destaca por el más espacioso en términos generales y el que menos consume pero no es ni de lejos el más deportivo.

bmw serie 3 cabrio El Infiniti se cuela en esta categoría de élite por precio, prestaciones y el lujoso acabado del que hace gala, sin embargo es el que tiene las plazas traseras menos utilizables de los cuatro y el maletero con el techo abierto es completamente inutilizable, con el techo puesto es más que razonable. El BMW se coloca en la primera posición junto con el Audi como los más deportivos y caros y en el tercer lugar de los cuatro en lo que a espacio se refiere. Otros modelos que también hay que tener en cuenta serían Volvo C70, Saab 9-3 Cabrio o el Lexus IS 250. Dinámicamente el BMW supera a todos ellos por efectividad, con esta nueva evolución de su motor también es el que menos consumo y emisiones de CO2 tiene en relación a la potencia que consigue. El BMW 335i Cabrio no es un coche barato, pero tras esta prueba y valorando lo que nos entrega a cambio: prestaciones y sensaciones tan cercanas a un M3, la calidad que se aprecia del primer al último tornillo y los consumos moderados en conducción relajada en su conjunto bien vale lo que cuesta.



A favor

- Prestaciones (Sorprende por sus cifras y por las buenas sensaciones al volante)

- Acabados (Es un BMW, y con el Paquete M y las opciones de nuestra unidad no hay lugar a ninguna crítica posible).

- Consumos (Tiene un consumo contenido que no se corresponde con las prestaciones elevadas de su motor).

En contra

- Maletero (Con el techo abierto la capacidad queda reducida a la mínima expresión).

- Plazas traseras (Para tratarse de un Serie 3 el espacio que queda para los pasajeros es muy escaso, el respaldo vertical contribuye a hacer más incómodas estas plazas).

- Precio (Aunque es muy equilibrado en su conjunto y ofrece un plus de deportividad que no tiene el resto, hay mucha oferta que ofrece también calidad y algo más de espacio).

Prueba y Redacción: Arpem.com
Fotos: Alex Blanco
Junio 2011

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar