Prueba BMW SERIE 1
120d 177 CV 5p

CONCENTRADO DE DIVERSIÓN

Por encima de cualquier otra cualidad, la Serie 1 de BMW ofrece elevadas dosis de diversión, eficacia y seguridad al volante a todo tipo de conductor, novel o experimentado. Está muy bien fabricado, es robusto y de calidad e incorpora numerosas sofisticaciones tecnológicas, entre las que destacan las relacionadas con la gestión eficiente de la energía, encaminadas a reducir consumos y emisiones. Como todo lo bueno, en su contra está el precio y un habitáculo escaso, algo relativo para quienes disfruten de la conducción deportiva de un tracción trasera turbodiésel de 177 CV.

  

EVOLUCIÓN DE LA GAMA

El recién llegado inició su comercialización en 2004 con carrocería dos volúmenes de cinco puertas (E87) y cinco motores: tres gasolina –116i 115 CV, 120i 120 CV y 130i 265 CV– y dos turbodiésel –118d 122 CV y 120d 163 CV–. En 2006 apareció la versión dos puertas en variante coupé (E82) y cabrio (E88), y el esperado tres puertas (E81). A los tres años de su puesta en escena, la gama recibió las primeras modificaciones importantes: dos nuevos motores –116i 122 CV y 123d 204 CV– y profundos retoques en otros dos –118d 143 CV y 120d 177 CV–;

En la gama 2009 toda la Serie 1 puede disponer en opción la dirección asistida con asistencia variable en función de la velocidad ‘Servotronic’. Además, se introducen algunos cambios en el polémico iDrive, el mando en forma de ruedecilla que sirve para configurar y manejar numerosos elementos como el navegador, equipo de sonido, entretenimiento y ordenador de viaje. BMW inauguró este año 2009 con otra actualización en la Serie 1. La principal aportació una carrocería actualizada, principalmente mediante intervenciones en paragolpes, faros y pilotos; y una serie de medidas enfocadas a mejorar consumos y emisiones, bautizadas con el nombre ‘EfficientDynamics’ o ‘dinámica eficiente’.

BMW inauguró este año 2009 con otra actualización en la Serie 1. La principal aportación fue el estreno de los motores 116i de 122 CV y 116d de 115 CV. También dejaron de ser de serie en algunas versiones los neumáticos ‘Run Flat’, gomas con flancos reforzados que permiten circular tras sufrir un pinchazo o reventón sin que se salgan de la llanta, siempre que rueden durante una distancia limitada y a no más de 80 kilómetros/hora. Dichos neumáticos sólo son de serie ahora en las versiones con los motores más potentes: el 123d de 204 caballos y el 130i de 265.

La versión de cinco puertas mide lo mismo que la de tres pero su precio es ligeramente superior. En el 120d de 177 caballos el sobreprecio es exactamente de 1.600 euros, cantidad a tener en cuenta dependiendo del número de ocupantes que vayan a viajar en él. En ambos las plazas traseras son pequeñas y útiles para que en ellas viajen dos personas adultas y un niño. Eso sí, lo harán de manera incómoda porque el espacio interior es limitado. El acceso a estas plazas es mejor en el cinco puertas, aunque no lo suficiente porque el tamaño de las puertas y su forma no son las más adecuadas. El maletero en ambos es suficientemente amplio, aunque los 74 centímetros de distancia entre el borde y el suelo no lo hacen muy cómodo para cargarlo. Tiene una capacidad de 330 litros ampliable hasta 1.150 con los asientos traseros abatidos totalmente. El suelo es casi plano con o sin los asientos abatidos, divisibles en dos partes desiguales (60/40). Dispone de ganchos para asir una red, iluminación y un hueco con tapa para guardar un botiquín.



‘GADGETS’ PARA TODAS LAS NECESIDADES

El equipamiento de serie del 120d es relativamente completo y hay numerosos elementos disponibles en opción. De serie cuenta, entre otros, con seis airbags, control de estabilidad y de tracción, dirección asistida eléctrica, indicador de presión de neumáticos, ordenador de viaje, asientos delanteros ajustables en altura, climatizador bizona, botón de arranque Start/Stop, función de arranque/parada automática, volante deportivo de cuero, radio CD, conexión auxiliar, llantas de aleación de 16 pulgadas y sistema de recuperación de energía de frenado. Con todo esto, el precio es de 29.800 euros, superior al de modelos similares de la competencia como Audi A3, VW Golf y Siroco, Volvo C30 y Mercedes CLC –también con tracción trasera–, algunos con equipamiento en origen superior al alemán. Pero la calidad de acabado y la transmisión de solidez que transmite el BMW es mayor que el de sus rivales, además de contar con un comportamiento más deportivo.

Si decidimos montar algunas de las numerosas opciones que pueden elegirse, el precio se dispara. Ejemplos de elementos interesantes son: control de crucero –307 euros–; control de aparcamiento delantero y trasero –854 euros–; faros de xenón para luces de cruce y carretera –683 euros–; Servotronic –285 euros–; volante multifunción –171 euros–; asientos delanteros con ajuste lumbar –320 euros–; luces de lectura delanteras –252 euros con iluminación en el vano de los pies y en los espejos de los parasoles–; retrovisores exteriores de plegado eléctrico –285 euros con función de memoria y calefacción–; compartimento iluminado en tablero de instrumentos –149 euros con argollas de amarre en maletero, portabebidas en consola central, redes en el respaldo de los asientos delanteros y toma de 12 voltios en el maletero–; navegador –desde 1.754 euros–; preinstalación de teléfono con Bluetooth –705 euros–; y alarma antirrobo –547 euros–. La suma de todos estos opcionales es de algo más de 6.000 euros, lo que supondría un precio total del coche cercano a los 36.000 euros, cantidad suficiente para adquirir un Serie 3 con idéntico motor.



INTERIOR DEPORTIVO Y BIEN ACABADO

Al volante del Serie 1 se percibe una sensación de deportividad y de que todo está dispuesto para que, sobre todo, el conductor se divierta conduciendo. Todos los mandos están dispuestos a mano y en dirección del que conduce. La regulación del volante, con tres vueltas de giro entre topes, permite ubicarlo en una posición prácticamente horizontal, casi como en un coche de carreras. La palanca de cambios, de seis velocidades, es de reducidas dimensiones, de tacto duro y áspero y recorridos cortos. Un punto a su favor son los asientos deportivos que montaba la unidad de pruebas. En estos, a diferencia de los de serie, se puede variar la longitud y la inclinación de la banqueta, y los 

bmw serie 1

laterales del respaldo disponen de ajuste eléctrico para adaptarlos a la complexión de cada conductor. Además, los dos asientos cuentan con regulación en altura. El ajuste del apoyo lumbar es 

La visibilidad resulta buena hacia delante y los laterales y limitada hacia atrás. Los montantes delanteros y centrales son estrechos, no así los traseros. Al poder conducir en una posición muy baja, la sensación de visibilidad se ve algo reducida, aunque nunca llega a ser molesto. Hacia atrás estorban los tres reposacabezas ya que tapan bastante una luneta de reducidas dimensiones. Los espejos retrovisores, calefactados y de regulación eléctrica, junto con un avisador acústico y visual de aparcamiento son de gran ayuda, sobre todo en maniobras en ciudad.eléctrico pero se debe pagar aparte. Para quienes les guste conducir muy bajo, con las manos alejadas del volante y éste en posición horizontal, este BMW es ideal. El apoyapies izquierdo es muy amplio y cómodo. 

En cuando a la habitabilidad, esta engaña. Delante parece que hay muy poco espacio, aunque es una sensación ya que con el metro he medido unas distancias óptimas para conductores de más de 1,80 metros. Detrás, en cambio, los asientos son pequeños, hay poco espacio y sólo pueden viajar dos adultos y un niño. Se echa de menos un apoyabrazos central para cuando detrás viajen dos personas.

La calidad de los acabados y sus ajustes son muy buenos. El salpicadero está rematado en plástico blando y rugoso y las puertas mezclan estos elementos con tela y cuero. Por mucho que castiguemos el coche sobre asfaltos en mal estado, no se oyen ruidos ni vibraciones molestas procedentes del interior. En el apartado práctico, también dispone de numerosos huecos para dejar diferentes tipos de objetos y la iluminación sorprende por el tamaño y la calidad de los dos plafones, con luz central y dos independientes a cada lado, ubicados tanto en las plazas delanteras como en las traseras. También hay luces en el vano de los pies de la parte delantera y, en el exterior, en las manillas de aperturas de las puertas.



iDRIVE: COPILOTO EFICAZ

La información que dispone el conductor es muy completa, aunque se echa de menos un termómetro de agua y de aceite. El ordenador de viaje, en cambio, ofrece numerosos datos. Se maneja por medio del iDrive y se visualiza en una pantalla doble, que en la unidad de pruebas disponía de pictogramas a color y gráficos en 3D, elementos propios del sistema de navegación ‘Business’. La ruedecilla del iDrive se encuentra detrás de la palanca de cambios y dispone de ocho botones programables. Su utilización requiere de cierto tiempo de aprendizaje dadas las numerosas funciones que se pueden manejar con él. Al principio cuesta un poco extraerle todas sus posibilidades y también es difícil usarlo sin apartar la vista del volante, operaciones que desaparecen una vez aprendido su uso. 

Con el iDrive se tiene acceso a dispositivos multimedia en formatos CD y conexiones USB y auxiliar; radio; teléfono mediante conexión Bluetooth; navegación; contactos telefónicos; servicios BMW; ajustes –climatizador programable, sonido, límite de velocidad, etc–; y, por último, ordenador de a bordo. Este último informa sobre autonomía, distancia y tiempo al destino, velocidad y consumos medios, presión de los neumáticos, check control y aviso de operaciones de mantenimiento. Muchas de estas funciones se pueden programar para acceder a ellas desde el volante multifunción.



ARRANQUE Y PARADA AUTOMÁTICOS

El arranque del motor y su parada se realiza por medio del botón Start/Stop, ubicado a la derecha del cuadro de instrumentos, una vez introducido el mando a distancia en un conector colocado algo más abajo. También dispone de un sistema que para automáticamente el motor cuando se detiene el coche y que reestablece el arranque al iniciar la marcha. Este dispositivo forma parte del equipo de medidas de ahorro de energía denominado ‘EfficientDynamics’ o ‘eficacia dinámica’. Por lo que he podido comprobar circulando en ciudad, su funcionamiento está bien conseguido y sirve para ahorrar algo de combustible. Al llegar a un semáforo, tras engranar punto muerto y levantar el pie del embrague, el motor se para automáticamente. El arranque se reestablece al pisar nuevamente el pedal del embrague. El proceso es muy rápido aunque el arranque es algo brusco. Este sistema deja de funcionar en determinadas circunstancias, entre otras cuando la temperatura exterior es inferior a tres grados, si la batería está muy descargada o si alguna puerta permanece abierta o el cinturón de seguridad no está puesto.



TRACCIÓN TRASERA DIVERTIDA Y SEGURA

Otra de las peculiaridades del Serie 1 es su tracción trasera, una ventaja para quienes les guste practicar una conducción deportiva que, además, aporta una mayor maniobrabilidad. Aunque antiguamente la propulsión suponía cierto peligro en manos inexpertas, en la actualidad la seguridad está garantizada por medio de la actuación del control de estabilidad y de tracción, sistemas que, para garantizar un alto grado de dinamismo sin interrupciones en la conducción, pueden ser desconectados totalmente. La suspensión de origen es algo dura y tiene poco recorrido, aunque es lo suficientemente cómoda, mucho más recomendable en este sentido que el kit deportivo que se vende en opción. La dirección activa permite mover el volante aplicando poca fuerza con las manos, es rápida, directa y ofrece una gran agilidad, tanto en recorridos urbanos como en curvas cerradas. En curvas rápidas da cierta sensación de imprecisión, aunque el coche va siempre estable y bien asentado.



PROPULSOR BRILLANTE

El motor 120d ofrece mucha fuerza desde bajas revoluciones y estira bien hasta regímenes elevados, lo que posibilita una utilización muy amplia en cualquiera de las seis velocidades. Lo que menos me ha gustado del propulsor es su aspereza, sobre todo al ralentí o a velocidades bajas en ciudad. Las prestaciones, en cambio, compensan de sobra este inconveniente. BMW anuncia una velocidad máxima de 228 kilómetros/hora y un consumo medio de 4,9 litros cada 100 kilómetros, cifras excelentes para un coche que pesa 1.450 kilogramos. Los datos que he medido contrastan las magníficas cualidades dinámicas del 120d. El consumo mínimo que he registrado es de 4,9 litros, 5,3 circulando en autovía a velocidades legales, y un máximo de 11,2 en conducción deportiva. Por consumos no creo que exista un coche de su segmento con motor similar que gaste menos. Las prestaciones que he registrado también son de primera: 8,2 segundo en hacer el 0-100 kilómetros/hora y 16 el 0-400. En cuanto a la aceleración, pasa de 80 a 120 kilómetros/hora en sólo 5,7 segundos, y sólo necesita recorrer 47 metros para frenar de 100 a 0 kilómetros/hora. Todas estas cifras encumbran a este Serie 1 como uno de los compactos mejores del segmento, en algunos casos sólo superado por el 123d Coupé de 204 caballos.



CONCLUSIÓN

El 120d es un capricho caro que enamora por las sensaciones deportivas que transmite a su conductor. Incorpora un elevado contenido tecnológico de gran ayuda en la conducción que garantiza unos elevados niveles de seguridad. Corre mucho, frena a la perfección, es muy estable y consume muy poco. Resulta divertidísimo en carreteras de curvas gracias a la fuerza de su motor con tracción trasera y a una dirección ágil y precisa. El apartado práctico lo aporta las cinco puertas y un maletero bastante válido. Claro que hay coches más baratos y con mayor espacio en las plazas traseras que pueden ser muy válidos, pero pocos pueden ofrecer ese plus que aporta el benjamín de BMW.



A favor

- Deportividad.

- Calidad de materiales.

- Consumo.

- Prestaciones.

- Múltiples opciones.

- Ayudas a la conducción.

- Sistema de navegación.

En contra

- Plazas traseras sin apoyabrazos.

- Motor ruidoso y brusco.

- Manejo del iDrive.

- Precio elevado.

- Plazas traseras poco espaciosas.

- Cambio de marchas duro.

- Sin rueda de emergencia.

Prueba y Redacción: Arpem.com
Fotos: Jesús María Izquierdo
Agosto 2009

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar