Prueba AUDI Q3
2.0 TDI 177 CV Ambition Quattro S Tronic

VEHÍCULO MADE IN SPAIN

El Q3 forma parte de una nueva generación de SUV compactos de lujo. A pesar de ser poco más grande que un Audi A3 Sportback, su aspecto exterior aparenta el de un vehículo mucho mayor. Por supuesto y a pesar de su aspecto, su medio natural es el asfalto.

  

ORÍGENES

En un principio fue el Audi Q7 (2006) que sorprendió por su exagerado tamaño, poco después siguió el Q5 que aunque más pequeño seguía siendo un coche de grandes proporciones. Y finalmente aparece el “pequeño” Q3 que es el penúltimo escalón antes de agotar el filón de los SUV con el Q1 que rivalizará con el Mini Countryman. El Q3 nació en respuesta al BMW X1 y posteriormente se ha unido a la pelea por este segmento el Range Rover Evoque.

Este tercer modelo de la línea Q es realmente compacto por lo que resulta un vehículo muy práctico para utilizar en ciudad. Su estética recoge elementos de varios modelos de Audi aunque su lado más característico es la trasera en la que destacan sus pilotos de led al estilo del Audi A1. El Q3 forma parte de una nueva generación de SUV compactos de lujo. A pesar de ser poco más grande que un Audi A3 Sportback, su aspecto exterior aparenta el de un vehículo mucho mayor. Por supuesto y a pesar de su aspecto, su medio natural es el asfalto.



VERSIONES Y ACABADOS

Está disponible con cuatro motores, dos para cada tipo de combustible. Todas las mecánicas son de dos litros, en diésel el modelo de acceso es el 2.0 TDI common rail de 140 caballos y culmina la oferta con el mismo motor en versión de 177 caballos.

Las mecánicas de 140 caballos están disponibles con tracción delantera o integral (Quattro). El motor más potente, 2.0 de 177 caballos, solo está disponible con tracción integral y caja de cambios automática S Tronic. Las cajas de cambio manuales cuentan con seis velocidades y las S Tronic con siete.

En gasolina los motores disponibles son el 2.0 TFSI con potencias de 170 y 211 caballos. Todos son tracción integral Quattro y la versión más potente viene asociada obligatoriamente a la caja de cambios automática S-Tronic.

Existen tres acabados disponibles que se denominan: Advance, Ambiente y Ambition. El equipamiento del Advance cuenta con climatizador, llantas de 16 pulgadas, volante y pomo del cambio de cuero, asistencia para arranque en pendientes, ESP, Start/Stop, ocho airbags, ordenador de abordo, ASR+EDS, EBV, luz diurna, radio CD con ocho altavoces y conexión auxiliar. El siguiente acabado añade climatizador bizona, llantas de 17 pulgadas, diferentes tonos en varios componentes (interior y barras portaequipajes), control automático de velocidad, Audi park System trasero, Bluetooth y un mejor equipo de audio (Radio Concert). El superior Ambition se diferencia por tener un volante deportivo con funciones incorporadas, regulación lumbar eléctrica en los asientos delanteros, asientos delanteros y control automático de velocidad entre las más importantes.

Existen algunas opciones estéticas como el paquete S Line (1.895 euros) que le da un aspecto más deportivo con paragolpes específicos o molduras. La otra opción estética también viene agrupada en un paquete y se denomina offroad (2.270 euros), este le otorga una estética similar al A6 Allroad. Incluye una parrilla de radiador cromada, protector de bajos delantero y trasero en acero y paragolpes y pasos de rueda con diseño offroad (plástico negro).

En cuanto a las llantas se pueden elegir entre 18 pulgadas (835 euros) y 19 (1.905 euros). Los navegadores están disponibles desde 1.025 euros hasta 2.890 euros y los receptores de televisión desde 1.135 hasta 1.740 euros.



INTERIORES

Los acabados son tan buenos, o más, como se espera de Audi. Resulta complicado buscarle defectos y aunque el Q3 sea el hermano pequeño dentro de la saga Q, no tiene nada que envidiar a sus hermanos mayores. El sistema de iluminación interior así como la retroiluminación y los diferentes detalles sutiles recuerdan que este no es uno más dentro de la categoría de SUV compactos. El espacio interior en general es suficiente para cuatro adultos y escaso para cinco, pero sorprende que siendo similar a un compacto por dimensiones parece disfrutar de más espacio. Al menos en las plazas traseras, ya que curiosamente las delanteras no son tan amplias. Todos los controles gozan de una lectura clara y la ergonomía general es excelente, todo parece estar donde por instinto se busca. La posición al volante, al sentarnos a más altura, favorece la visibilidad. El maletero cuenta con 460 litros que es una buena cifra comparada con sus rivales, además al no “sufrir” una rebaja de sus formas por la intrusión de los pasos de rueda cuenta con un espacio de carga de formas regulares. Bajo la tapa del maletero cuenta con una rueda de repuesto de emergencia.



EN CARRETERA

La versión de nuestra prueba, 2.0 TDI 177 con tracción integral Quattro es la que en teoría según los analistas de Audi, deberá ser la opción elegida por la mitad de los compradores de un Q3. Esta mecánica probada ya en otros modelos de la marca y del grupo, goza de todas las cualidades necesarias para trabajar bien con el pequeño SUV de Audi (y con cualquiera). Aunque en un primer momento resulta algo ruidoso en el arranque, enseguida se suaviza, lo primero que llama la atención es el elevado nivel de refinamiento de este motor de cuatro cilindros. Incorpora de serie una nueva versión de la caja de cambios de siete velocidades S Tronic (no hay posibilidad de cambio manual) de doble embrague idéntica a la de Volkswagen (DSG).

En principio siete marchas pueden parecer demasiadas pero el cambio se encarga de ajustarlas a nuestras solicitudes del acelerador por lo que las maniobras de adelantamiento o incorporaciones se realizan con una facilidad pasmosa. La séptima velocidad resulta muy adecuada para realizar largos viajes por autopista con un nivel de vibraciones y sonoridad mínimos, a la vez que los consumos y emisiones se reducen enormemente. El sistema de tracción integral asegura una buena motricidad en cualquier situación (firme mojado o resbaladizo), durante la conducción normal la mayoría de la potencia se va a las ruedas delanteras hasta que las ruedas traseras comienzan a perder agarre, en ese momento el sistema Quattro envía potencia al eje trasero. El coche se siente ligero, capó y portón están realizados en aluminio por lo que el peso total ronda los 1.600 kilos. Algo que se percibe nada más conducirlo y para lo que he necesitado algo de adaptación es la dirección. El Q3 utiliza un nuevo sistema de dirección asistida electromecánica que montan la mayoría de los Audi. En los primeros momentos no se perciben muchas sensaciones a través del volante y se siente artificial, con el uso esta sensación va disminuyendo.

Los tarados de suspensión están principalmente enfocados al confort de los pasajeros. Me ha sorprendido que a pesar de tener una buena estabilidad, en apoyos en curva no es tan deportivo como me esperaba, sobre todo teniendo en cuenta las prestaciones del motor. Al incrementar el ritmo de marcha y comenzar a trazar curvas de media velocidad no transmite tanta confianza como debería, la carrocería balancea más de lo habitual, no es preocupante y tan solo es cuando forzamos mucho el ritmo pero en la actualidad existen rivales con más aplomo. Los asientos con este acabado son cómodos pero no sujetan demasiado el cuerpo por lo que cuando el coche se balancea hay que sujetarse al volante o apoyar las piernas en los laterales (consola central y puerta).



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL AUDI Q3?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que hemos realizado la prueba de este coche, tomado como referencia un hombre de 38 años, con mas 10 de antigüedad de carné, que vive en Barcelona, guarda el coche en garaje colectivo y recorre hasta 15.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio mas competitivo con un seguro a todo riesgo con franqucia es Génesis Auto en la póliza vip con un precio de 448.90 euros y con una franquicia de 99 euros, además con una calidad/precio en la póliza de 8.86 sobre 10.



CONCLUSIONES Y RIVALES

El Audi Q3 puede ser considerado perfectamente como un coche familiar, a pesar de ser el modelo más pequeño (por el momento) de la gama “Q” cubriría perfectamente las necesidades reales de espacio de una familia de cuatro miembros.

Sus rivales más directos por el carácter Premium de acabados o precio son el BMW X1, Mercedes-Benz GLK y el Range Rover Evoque. Otros modelos similares por concepto pero más baratos son el Volkswagen Tiguan, el superventas Nissan Qashqai o el Kia Sportage. Audi y BMW casi calcan cifras de prestaciones y precios con variaciones poco importantes, el Evoque se desmarca un poco de ellos por el precio superior y el Mercedes GLK es el más caro de todos ellos con gran diferencia. Los motores de Audi, Mercedes GLK y BMW son los que ofrecen las mejores prestaciones con menor consumo, el Range Rover Evoque a pesar de ser el más ligero y pequeño no consigue acercarse a ellos.

Por espacio para los pasajeros el mejor es BMW aunque en las plazas traseras todos mantienen un buen nivel, en cuanto al maletero curiosamente es el Evoque el vencedor por bastante diferencia: Audi 460 litros, Mercedes 450 litros, BMW 420 litros y Range Rover 550 litros.

El resto de modelos son las alternativas “baratas” a estos tres modelos aunque no cuentan con su nivel de acabados tampoco se quedan tan atrás, salvo en el precio.

Aunque el motor más brillante sea el 2.0 TDI de 177 caballos, la versión de acceso en diésel de 140 caballos cuenta con una relación de precio más favorable. Otro punto a favor del Audi es que se fabrica en España, concretamente en las instalaciones que el Grupo VAG tiene en Martorell, Barcelona.



A favor

- Estética (muy conseguida, no por ser el pequeño de la saga es el menos atractivo, más bien al contrario)

- Espacio (aunque delante no anda sobrado, el maletero y la habitabilidad trasera sorprenden para tratarse de un compacto)

- Consumos (es francamente complicado alcanzar diez litros de media incluso en conducción deportiva, las cifras más habituales se mueven entre seis y siete litros cada 100 kilómetros. No hay que olvidar que se trata de un vehículo tracción total y automático)

- Prestaciones (el dos litros TDI de 177 caballos es en mi opinión el motor estrella de la gama diésel, lo tiene todo: consumos moderados y prestaciones deportivas)

- Confort de marcha (es un vehículo ideal para largos desplazamientos ya que filtra muy bien las imperfecciones, lástima un poco más de firmeza en los apoyos laterales)

En contra

- Dirección (para ciudad es muy cómodo pero en carretera se pierde sensibilidad en la conducción)

- Precio (es el más “barato” entre los SUV Premium, pero por los cerca de 40.000 euros que cuesta tenemos algunas opciones no mucho menos lujosas y si mucho más económicas)

- Comportamiento (los balanceos en curva no son habituales en todos los SUV de última generación, este punto es claramente mejorable)

Prueba y Redacción: Miguel A. Corcuera
Fotos: Álex Blanco
Abril 2012

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar