Prueba AUDI A4 AVANT
3.0 TDI DPF 245 CV Quattro S Tronic

CAMBIAR ANTES DE ENVEJECER

Con sus dos archirivales Mercedes-Benz Clase C recién revisado y un completamente nuevo BMW Serie 3 en escena, la lucha por seguir siendo el mejor se vuelve un poco más complicada. Por ello en Audi no se han dormido en los laureles y actualizaron su exitosa berlina a primeros de año para intentar destacar entre una competencia que sube de nivel con cada nuevo modelo.

  

CAMBIOS FRECUENTES

Esta tercera generación solo existía desde 2008 por lo que la revisión estética realizada a finales de 2011 que llegó a primeros de 2012 no ha podido ser muy profunda. Lo más interesante es que incorporó algunas de las mejores tecnologías de los hermanos mayores A6 y A8. Estéticamente ahora es más agresivo y parece que es todavía más ancho, aunque en realidad no lo es. Cuenta con nuevos paragolpes delantero y trasero, luces delanteras directamente inspiradas en el hermano mayor A6 o pilotos traseros nuevos y aunque su diseño no sea revolucionario tiene un atractivo general indiscutible y una imagen mucho más moderna. En el interior nuevos materiales para el salpicadero y las tapicerías además de un nuevo rediseño de los controles del sistema de entretenimiento (audio, navegador, configuración del coche, etc) con el objetivo de simplificarlo. El cuadro principal también se modifica aunque hay que comparar con una foto del anterior al lado para encontrar las diferencias.



MODELOS Y VERSIONES

La gama del A4 es muy prolífica, hasta siete motores diesel y seis de gasolina componen una gama en la que las diferencias de potencia entre motores (en la gama diesel) son muy escasas. El motor de 2.0 TDI ofrece potencias desde 120 caballos y continúa ascendiendo con las siguientes: 136, 143, 163 y 177. El siguiente escalón, más deportivo, lo forman los 3.0 TDI V6 con potencias de 204 y 245 caballos.

En gasolina tenemos 1.8 TFSI (120 y 170 caballos), 2.0 TFSI (180 y 211 caballos), 3.0 TFSI (272 y S4 de 333 caballos) y RS4 4.2 de 450 caballos. Todas las cajas manuales son de seis velocidades, las automáticas son Multitronic (de ocho velocidades) salvo para las versiones Quattro (tracción integral) que llevan STronic (siete velocidades) de doble embrague.

Lo acabados se van formando en función de los paquetes de equipamiento elegidos.

Nuestra unidad de pruebas incluye los siguientes elementos opcionales: airbags laterales traseros (430 euros), asientos delanteros con regulación eléctrica, ayuda de arranque en cuesta (100 euros), Audi Music Interface, Audi Parking System Plus, Audi active lane assist (625 euros), Audi drive select (365 euros), Climatizador confort 3 zonas, cortinillas manuales en ventanillas traseras, Cuero/Alcántara, extensión garantía 2 años u 80.000 km (540 euros), Isofix en tres asientos y desactivador de airbag , llantas aleación 8,5J x 19 de 6 radios (1.915 euros) , luz adaptativa "dynamic adaptive light" (465 euros), MMI Navegación Plus (2.990 euros), Paquete Business, Paquete cuero , Paquete deportivo S Line (1.460 euros), Paquete exterior S Line , Paquete portaobjetos , Paquete técnico (1.030 euros) , pintura rojo Misano efecto perla (2.755 euros), retrovisores exteriores plegables electrónicamente, sistema control de presión de los neumáticos, suspensión deportiva "S Line" (365 euros), tornillos de rueda antirrobo, volante deportivo de cuero de 3 radios multifunción y levas de cambio S tronic (410 euros). El precio inicial de este modelo son 50.420 euros, con los extras incluidos en esta unidad el precio total asciende hasta 63.430 euros. Existe un Audi A4 Avant disponible desde 31.910 euros. 



INTERIORES

La calidad interior del A4 ha sido siempre un punto de referencia por su ajuste excelente, los acabados, la calidad de materiales y la ergonomía. El diseño del anterior A4ha envejecido muy bien tras los cuatro años de su lanzamiento lo que no ha detenido a Audi a la hora de renovar el interior. Nuevos tapizados para el volante y nuevas formas de puesta en marcha (empujando la llave de contacto) además de algunos controles enmarcados en cromo han sido algunos de los retoques de esta nueva generación.

Audi ha mejorado todos los materiales y eso se nota nada más sentarse. El lenguaje de diseño común entre sus plataformas más grandes (A6 y A8) también incluye todos los acabados interiores. Todos estos cambios dan un empujón general hacia arriba a unos interiores que ya en el modelo anterior destacaban por su calidad. Los cambios no son drásticos pero en conjunto logran transmitir una sensación de mayor opulencia.

Los controles que manejan el sistema MMI navigation Plus se han simplificado bastante, antes disponían de ocho botones y ahora solo cuatro, a los que se añade un mando circular. No soy partidario de todos los sistemas de información que distraen de la conducción pero sé reconocer el esfuerzo que hacen los fabricantes por hacer cada día más fácil el manejo de toda la enorme información disponible. Es posible acceder al Audi Drive Select directamente (además de con MMI) con un botón situado encima del climatizador, de esa forma se facilita el acceso a algo relacionado íntimamente con la conducción. El espacio interior es correcto por altura en todas las plazas, los asientos delanteros son muy cómodos y envolventes pero en la parte trasera el pasajero central viaja bastante incómodo al no tener espacio para los pies. El maletero con 490 litros, tiene la ventaja de estar a muy poca altura del suelo lo que facilita las maniobras de carga y descarga de equipaje. 



EN CARRETERA

Aunque la mayor parte de compradores de un A4 son propensos a elegir alguno de los motores de cuatro cilindros diesel, las prestaciones de esta nueva mecánica de seis cilindros son tan impresionantes que bien merecen esta prueba. La anterior mecánica de 2.7 litros fue reemplazada por este nueva versión de 3.0 litros V6más refinado y desarrollado para ser más eficiente. Con una cifra de par de 500 Nm desde solo 1.400 r.p.m. y que se mantiene hasta 3.250 r.p.m. la primera sensación que se percibe es de empuje constante desde pocas vueltas, un empuje que parece no agotarse pero que no por ello deja de ser al mismo tiempo refinado y suave, de 0 a 100 kilómetros/hora solo necesita 6,1 segundos. La tracción integral ofrece un extra de estabilidad en el paso por curva lo que hace realmente difícil perder adherencia, en carretera abierta al tráfico desde luego llegar a su límite no es nada fácil. 

Nuestra unidad de pruebas viene equipada con suspensión deportiva (30 mm de rebaje en la altura) lo que supone tener una suspensión más rígida lo que unido a las llantas más grandes de 19 pulgadas le convierte en un tren sobre el asfalto. Aunque estos elementos son a priori detalles que afectan a la comodidad, la realidad es que la comodidad no se resiente y sea cual sea el firme los pasajeros nunca son maltratados por la suspensión, es suspensión dura pero no molesta. La caja de cambios STronic tiene siete velocidades que se pueden activar también de forma manual con la palanca del cambio o con las levas opcionales situadas tras el volante. El paso de una marcha a otra es imperceptible y la respuesta si realizamos el cambio de forma manual es inmediata. La opción del Audi Drive Select nos permite ajustar la respuesta de la dirección, acelerador, caja de cambios y de forma opcional también la suspensión (Damper Control 1.100 euros). Podemos elegir entre: Comfort, Auto, Dynamic, Efficiency e Individual, este último modo nos permite realizar una configuración personalizada. La dirección asistida es ahora electro mecánica, Audi afirma que se consiguen rebajar 0,3 litros/100 km de media en cada motor. En la práctica ni empeora ni mejora, el tacto sigue siendo bueno al menos en esta versión Quattro de tracción integral. 



CONSUMOS REALES

Es francamente complicado acercarse a las cifras oficiales. En carretera la marca anuncia un consumo de 5,2 litros/100 km, el consumo más bajo obtenido ha sido de 6,5 litros/100 km pero para ello hemos tenido que realizar medias en autopista realmente bajas e irreales inferiores a 90 kilómetros/hora. Un consumo más realista por carretera son 7,3 litros/100 kilómetros que se obtienen practicando una conducción conservadora y similar al tráfico que nos rodea.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL AUDI A4 AVANT?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que hemos realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar el Audi A4 Avant 3.0 TDI DPF 245 Cv Quattro S Tronic, hemos tomado como referencia una varón de 55 años soltero, con mas 10 de antigüedad de carné, que vive en Valencia, guarda el coche en garaje individual y recorre hasta 15.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a todo Riesgo, es Direct Seguros con un precio de 641.20 euros y con una calidad en la póliza de 5.40.



RIVALES Y CONCLUSIONES

Son pocas las berlinas familiares Premium que alcanzan los requisitos mecánicos de este modelo de A4. Tan solo BMW 330d Touring y Mercedes C300 CDI BlueEfficiency 4Matic Estate y de estos dos rivales tan solo el Mercedes cuenta con tracción integral. Las mejores prestaciones y consumos son para el BMW ya que la tracción integral lastra ligeramente estos dos apartados. El A4 está muy bien posicionado entre ambos compatriotas ya que ofrece mejores cualidades dinámicas y prestaciones que el Mercedes y un precio prácticamente idéntico al BMW con el añadido extra de su tracción Quattro. La capacidad interiordel A4 es similar al del BMW y superior a la de Mercedes por lo que en conjunto, el Audi representa la opción más equilibrada de los tres. Todos ellos, independientemente de su precio de arranque, aumentan vertiginosamente la factura a medida que se agregan funciones opcionales.

Además de los rivales naturales de BMW y Mercedes Benz, este modelo tiene otro enemigo dentro de su propia casa, el A4 Avant 2.0 TDI Quattro Stronic de 177 caballos. Si las prestaciones puras no son nuestra prioridad, este modelo también cuenta con tracción integral, cambio automático de doble embrague y aunque es un poco menos rápido, es tan refinado como el 3.0 TDI y tiene un consumo inferior costando alrededor de 7.000 euros menos. 



A favor

- Calidad (todos los controles aparentan solidez y están muy bien diseñados. Los últimos retoques de los interiores han incorporado una nueva gama de materiales que aumentan la sensación de lujo)

- Diseño (esta versión Avant goza de unas líneas muy sugerentes, la puesta al día a mitad de su ciclo de vida le ha servido para ganar en presencia y de ese modo aparenta ser de una categoría superior)

- Prestaciones (impresionan por la suavidad y el refinamiento con que entrega la potencia)

- Confort (la sonoridad es muy reducida y la suspensión a pesar de ser deportiva no resulta nunca incómoda)

- Nivel de carga (en esta versión deportiva la altura del piso del maletero es tan baja que no hay que hacer mucho menos esfuerzo para guardar objetos pesados)

En contra

- Plazas traseras (el túnel central de transmisión no deja apenas espacio para que el pasajero trasero central coloque las piernas)

- Precio opcionales (con lo que suman las opciones de esta unidad de pruebas se puede comprar otro coche nuevo)

- Consumos (las cifras ofrecidas por el fabricante quedan lejos de la realidad de utilización cotidiana)

Prueba y Redacción: Arpem.com
Fotos: Alex Blanco
Diciembre 2012

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar