Prueba AUDI A1 Sportback
1.4 TFSI 122 CV Ambition S Tronic

ESENCIA AUDI EN FRASCO PEQUEÑO

El A1 está demostrando ser todo un éxito. Inicialmente disponible con carrocería de tres puertas, llega ahora la versión de cinco denominada Sportback. Además del aumento del número de puertas se ha incrementado la dosis de refinamiento y tecnología. Su objetivo es reclamar una porción de mercado en un segmento que está dominado actualmente por el Mini.

  

PEQUEÑO POR FUERA

Al menos eso es lo que dicen en Audi, según cuentan en la firma germana el A1 Sportback iguala o mejora todas las dimensiones de carga o espacio del Mini Clubman. Teniendo en cuenta que el Mini Clubman es una versión ampliada del Mini y el A1 Sportback es prácticamente un clon de su hermano de tres puertas, eso es mucho decir. Si finalmente deducimos que es así, representaría una enorme ventaja para el Audi A1 ya que pesa alrededor de 100 kilos menos (según versiones).

La diferencia de precio entre ambas versiones de A1 (de tres y cinco puertas) es de 730 euros y aunque en longitud son idénticos, el resto de medidas varían. El Sportback es ligeramente más ancho, en 6 milímetros, y más alto, en otros 6 milímetros. La otra gran diferencia es que el Sportback puede transportar hasta cinco pasajeros (opcional) ya que cuenta con tres reposacabezas, tres cinturones y está homologado para ello. En otros aspectos comparten motorizaciones, acabados y los dos modelos son igualmente divertidos de conducir.

En el exterior la suma de dos puertas adicionales no ha hecho daño a la estética del A1, además con la infinidad de accesorios disponibles para personalizarlo puede llegar a convertirse en un modelo muy exclusivo.



VERSIONES Y MOTORIZACIONES

En diésel, dos cilindradas: 1.6 TDI y 2.0 TDI con potencias de 90 y 105 caballos (1.6 TDI) y 140 caballos (2.0 TDI) En gasolina otras dos cilindradas: 1.2 y 1.4 con potencias de 86 caballos (1.2 TFSI) y 122 y 185 caballos (1.4 TFSI). Este último dotado de un compresor y un turbo para lograr una potencia elevada con tan poca cilindrada.

Existen tres tipos de cajas de cambio: manual de seis velocidades en 2.0 TDI y 1.4 TFSI, STronic de doble embrague de siete velocidades que es opcional en 1.4 TFSI y 1.6 TDI (de serie en 1.4 TFSI de 185 caballos) y manual de cinco velocidades (resto de modelos). Está previsto la llegada de un nuevo motor de gasolina, 1.4 TFSI, que cuenta con un curioso sistema de funcionamiento denominado “cylinder on demand”. Para aprovechar al máximo el consumo sin menoscabar las prestaciones, Audi ha desarrollado este sistema (en colaboración con Bentley) que permite desconectar de forma selectiva dos cilindros. Lo hace por medio del cierre de las válvulas de admisión y escape. Con este sistema se reducirán los consumos y las emisiones.

Existen dos niveles de acabado: Attraction y Ambition. El equipo de serie (Attraction) incluye llantas de aleación, luz día, mando a distancia, aire acondicionado (Climatizador por 400 euros), función start/stop, retrovisores eléctricos, elevalunas eléctricos delanteros y traseros y radio CD con seis altavoces.

Siguiendo el ejemplo del Mini y del Citroën DS3, el A1 ofrece externamente una lista de opciones sumamente amplia. Se pueden elegir colores diferentes para el techo o la línea lateral del techo (como en el A1 de tres puertas) así como en los modelos de la línea S, el alerón que se extiende tras él. El Sportback dispone de la lista de 11 colores para la carrocería del A1 de tres puertas más uno nuevo y exclusivo denominado Samoa Orange. Las opciones están agrupadas en numerosos paquetes (demasiados para citarlos todos). Nuestra unidad de pruebas incluye, entre otros, el paquete deportivo opcional S Line (1.990 euros) que consta de llantas de 17 pulgadas con neumáticos 215/40, suspensión rebajada 15 mm, revestimiento del techo en negro, tapicería mixta tela y cuero, volante y pomo del cambio deportivos y volante multifunción. Aunque el acabado es muy completo de serie el precio se puede llegar a disparar si sumamos muchas opciones.



INTERIORES

El A1 puede ser el coche más pequeño que fabrica Audi pero ello no quiere decir que tenga una calidad inferior al resto de la gama. La calidad de todos los materiales utilizados por el interior y todos los ajustes son tan buenos como en las berlinas grandes de Audi. Todos los mandos y controles tienen un tacto igualmente preciso y te sientes en el mismo ambiente Audi de siempre.

Por supuesto la adición de unos pocos centímetros no convierte de repente al Sportback en un A8, pero al menos mejora, levemente, la capacidad para las plazas traseras, sobre todo en altura. La suma de dos puertas facilita mucho el acceso a la parte trasera pero sigue sin haber mucho espacio para las piernas. El Sportback se ofrece con cuatro o cinco plazas, aunque siendo realistas, debería ofrecerse solo con cuatro. No se gana nada si hablamos de espacio de carga ya que el maletero sigue siendo idéntico, 270 litros (920 litros si abatimos los asientos). La tapicería mixta de cuero tela de nuestra unidad tiene un diseño muy atractivo y una calidad elevada que salta a la vista con mirarla, los asientos tienen una sujeción excelente.



EN CARRETERA

El A1 es un coche pequeño, pero en marcha no se siente como tal. Además del generoso espacio que disponen las dos plazas delanteras es muy silencioso en marcha y la excelente respuesta del motor turbo TFSI se adapta perfectamente al pequeño tamaño del Sportback.

El paquete deportivo S Line incluye las llantas de 17 pulgadas con neumáticos 215/40 y la suspensión rebajada (15 mm) entre otras cosas. Estos parámetros especiales son un anticipo de lo que nos espera a la hora de pasar sobre firmes rotos, guardias tumbados o cualquier irregularidad que haya sobre el asfalto. La suspensión es seca y llega a ser incómoda, sobre todo si hacemos un viaje largo y no tenemos la suerte de rodar por asfalto liso. Elegir esta opción dependerá de nuestras ansias de practicar una conducción deportiva, porque en eso, el pequeño A1 destaca sobremanera. Para los que busquen comodidad y no les gusten las suspensiones rígidas, es mejor elegir la versión estándar cuya suspensión es cómoda y no por ello inestable. Todo lo que en conducción relajada resulta molesto con la suspensión del paquete S Line es ideal para pasar un rato divertido (muy divertido) al volante de esta pequeña “bomba”. Efectividad total son las dos palabras que mejor definen su comportamiento. Los 122 caballos no parecen demasiados en principio pero aplicados sobre un modelo de tamaño y peso contenido hacen que cualquier curva en el camino deje de ser una simple curva. 

La dirección es rápida y precisa, transmite con fidelidad todas las reacciones del pequeño A1, que circulando rápido se crece sin complejos. Durante la subida a alta velocidad por un puerto, el A1 ha resultado ser muy neutro al entrar fuerte en las curvas y apenas mostró subviraje.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL AUDI A1?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que hemos realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar Audi A1 Sportback 1.4 TFSI 122 Cv Ambition S Tronic. Hemos tomado como referencia una mujer de 35 años, con mas 10 de antigüedad de carné, que vive en Gijón, guarda el coche en garaje colectivo y recorre hasta 15.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio mas competitivo con un seguro a todo riesgo es Direct con un precio de 465.85 euros y con unacalidad en la póliza de 5.40, teniendo una relación calidad precio de 7.13.



RIVALES

Está claro que su principal rival es el Mini Clubman de BMW aunque también podríamos incluir a otros modelos (Citroën DS3, Alfa Romeo MiTo) en el caso particular del Sportback vamos a centrarnos solo en los de cinco puertas y similar tamaño. A diferencia del Mini, el A1 no recurre en su diseño a ninguna clase de toques retro excesivos y aunque no tiene tanta personalidad, solo por recordar a sus hermanos mayores, pero en un envoltorio más pequeño, lo convierte en interesante.

En carreteras reviradas el comportamiento de ambos modelos es excelente, pero el A1 se destaca sobre el Mini al estar más equilibrado y no tener apenas balanceo de la carrocería. La respuesta del 1,4 TFSI es fantástica al igual que sucede con el resto de mecánicas del A1. El motor de 1.2 TFSI de 86 caballos tiene un funcionamiento menos deportivo pero igualmente interesante y suficiente para mover con alegría el A1. Las prestaciones puras son mejores en el Audi que en el Mini y el hecho de tener la distancia entre ejes más corta no penaliza en absoluto al Audi en comportamiento y estabilidad a alta velocidad en autovía. En cuanto a las afirmaciones de Audi sobre que el A1 Sportback mejora todas las dimensiones de carga o espacio, estoy de acuerdo en gran parte. Es cierto que el Audi goza de diez litros más de maletero, también es cierto además de tener más anchura (de hecho el A1 está homologado para tres pasajeros). Pero una vez sentados los pasajeros tienen un poco más de espacio para la cabeza (en altura) en el Mini. 

Lo que es innegable es que resulta mucho más cómodo el acceso a las plazas traseras en el Audi al tener dos puertas traseras, el Mini Clubman cuenta solo con una y es necesario abatir el asiento delantero para pasar. En cuanto al precio la diferencia es muy pequeña a favor del Mini (alrededor de 1.000 euros) si comparamos la versión de nuestra prueba (1.4 TFSI Stronic) con el equivalente en Mini (Cooper Automático). Más o menos la misma diferencia que si hablamos de los modelos de acceso de ambas marcas solo que en este caso la diferencia (1.200 euros aproximadamente) es a favor del Audi.



A favor

- Prestaciones (la saga TFSI de motores está en su mejor momento. Es un acierto seguro en cualquiera de sus niveles de potencia, este en particular resulta brillante y divertido)

- Accesibilidad (el tener cinco puertas elimina la incomodidad que tienen los tres puertas, si son pequeños más aún, de acceder a las plazas traseras)

- Comportamiento (si te gusta ir rápido, el paquete deportivo transforma al pequeño A1 en un pura sangre)

- Calidad (tiene la misma que el resto de modelos de la marca, es decir muy elevada)

- Diseño (no tiene la personalidad del Mini, pero la imagen inequívoca de “Audi” le convierte en deseable)

En contra

- Precio (el A1 es un coche caro, especialmente cuando comenzamos a sumar accesorios. Sobre todo paquetes deportivos)

- Espacio (las cinco puertas son un plus en comodidad, pero para viajes largos sigue estando justo de espacio atrás. En recorridos cortos es suficientemente cómodo)

- Suspensión seca (el paquete deportivo es demasiado deportivo para los conductores que no pretendan ir de “carreras”. Tan fácil como elegir el acabado estándar con sus suspensiones más confortables)

Prueba y Redacción: Arpem.com
Fotos: Alex Blanco
Julio 2012

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar