Prueba PORSCHE MACAN S

CRECIENDO Y MULTIPLICÁNDOSE

Es un todocaminos de tamaño medio y llega para enriquecer la gama Porsche que sigue creciendo. Muy racional dentro del lujo y con prestaciones y tacto deportivos, esta versión S se sitúa en el ecuador de la gama posicionada entre el diesel menos potente y el superprestacional Turbo

  

LOS TIEMPOS CAMBIAN

Quién lo habría dicho hace años. Además de los deportivos, Porsche tiene en su gama una berlina, el Panamera, un todocaminos grande, el Cayenne, y ahora llega el Macan que se sitúa por debajo de este. Tres modelos que además se pueden adquirir con motorización diesel. Todo un agravio para los puristas de la marca pero quizá algo inevitable en la actual situación del mercado del automóvil en el mundo. Basta analizar que en España el Porsche más vendido es el Cayenne diesel para darse cuenta de por dónde van los tiros. Una hegemonía la del Cayenne, destinada a cambiar puesto que el recién llegado es más barato y también es un Porsche por lo que inevitablemente se convertirá en el superventas de la marca.



PORSCHE POR FUERA Y POR DENTRO

Para realizar el Macan, Porsche no ha partido de cero. Ha utilizado la base del Audi Q5 retocando muchos apartados tanto estéticos como mecánicos para darle al modelo la personalidad y el carácter que el cliente exige de un Porsche.

Estéticamente el frontal toma muchos de los rasgos del Cayenne y en la parte posterior se ha preferido privilegiar la estética con una luneta trasera muy inclinada aunque ello implique sacrificar Porsche Macanla posibilidad de expandir hacia arriba el maletero una vez quitada la bandeja cubreequipajes.

En el interior la atmósfera Porsche es incuestionable. Porque la consola central es idéntica a la del resto de modelos de la marca, lo mismo que los mandos, la instrumentación y sus gráficas, o la tradicional posición a la izquierda del volante de la llave de contacto. En relación a esta última, Porsche debería ir pensando en dotar a sus modelos de acceso sin llave como parte del equipamiento de serie (es una opción de 801 €), porque aporta mucha comodidad y ya hay muchos coches de categoría y precio muy inferiores que lo llevan.

Por lo que respecta a los acabados no se les puede poner la menor pega. Son realmente extraordinarios tanto los ajustes como los materiales empleados, haciendo honor a su condición de coche de lujo encuadrado en la categoría Premium. Se nota también en la insonorización, ya que al habitáculo prácticamente no llegan ruidos. Y concretamente ninguno de la mecánica. Sólo se sale de esta norma un petardeo al cambiar alto de revoluciones que parece creado artificialmente para fomentar las sensaciones deportivas. Y lo consigue.



HABITÁCULO DEPORTIVO SOLO PARA CUATRO

En el Macan sólo cuatro adultos viajaran cómodos. Porque la plaza central trasera únicamente debemos considerarla útil en caso de emergencia. Tiene un túnel de transmisión alto y ancho que obliga a sentarse “a caballo” de él, la consola central también se prolonga mucho hacia atrás, y el respaldo resulta muy duro por la presencia del descansabrazos plegable. Ocuparla significa además desplazaron a los otros dos pasajeros hacia las puertas y el asiento no llega hasta ellas. La consecuencia final es que los tres viajaran incómodos.

Al margen de esto,Porsche Macan el espacio para las piernas atrás es correcto para el tamaño del coche. Y la distancia al techo en las plazas posteriores también lo es siempre que los ocupantes no midan más de 180/185 metros.

Delante no hay ningún problema de espacio y los asientos, como el trasero, resultan comodísimos, recogiendo además muy bien el cuerpo en las curvas. Y la postura de conducción merece un sobresaliente por su ergonomía, la cantidad y aptitudes de las regulaciones disponibles y las sensaciones deportivas que trasmite. Y en este sentido resulta una gozada el manejo del pequeño volante y de las levas del cambio posicionadas tras él.

La deportividad y la mano de Porsche también quedan reflejadas en la instrumentación, donde el velocímetro y el cuentarrevoluciones son analógicos y el resto de informaciones tienen formato digital. Pero es completísima y nos indica la temperatura de agua y de aceite del motor, la presión de aceite o el reparto de par que va transmitiendo en todo momento a cada uno de los ejes.



MALETERO GRANDE PERO...

Con 500 litros de capacidad y unas formas muy regulares el maletero es suficientemente grande. Se puede ampliar plegando los respaldos posteriores en la proporción 40/20/40 o también aprovechando el hueco del reposabrazos para transportar objetos largos (por ejemplo unos esquíes). Sin embargo, y como ya hemos comentado anteriormente, apenas se gana espacio hacia arriba al quitar la bandeja cubreequipajes Porsche Macan Spor culpa de una luneta trasera inclinadísima. Una bandeja rígida que, en cualquier caso, se puede alojar bien en el fondo del maletero o detrás del respaldo posterior. Una solución útil que muchos fabricantes olvidan.

Bajo el suelo del maletero hay un doble fondo y debajo encontramos la batería. Un espacio que está “muy solicitado” porque en él también se puede ubicar la rueda de repuesto de emergencia (opción de 231 €) que viene “plegada” (desinflada) o el subwoofer del equipo de música. De serie trae un kit de reparación de pinchazos.

Mencionar también que el portón tiene accionamiento eléctrico y que en el caso de contar con suspensiones neumáticas se puede bajar la altura del coche para facilitar el proceso de cargas y descargas.



MOTOR BITURBO Y CAMBIO DE 7 MARCHAS

El motor del Macan S es un biturbo de gasolina de 6 cilindros en V y 3.000 cc. Deriva de los motores de ocho cilindros que Porsche empleada en modelos como el Panamera. Rinden 340 caballos y la entrega de los mismos se produce de un modo extraordinariamente lineal. De hecho, da igual a que régimen de revoluciones aceleremos porque siempre parece tener el mismo nivel de respuesta. Por supuesto una respuesta contundente donde la presencia de los dos turbos pasa completamentePorsche Macan desapercibida para bien y para mal. Para bien porque resulta muy fácil de conducir y se percibe muy bien “domesticado”. Y para mal porque priva de esa sensación tan deportiva de empuje suplementario, patrimonio de los turbos con carácter, cuando se acelera en la zona intermedia de revoluciones.

Asociado a él hay un cambio automático de dos embragues y 7 velocidades. Un cambio que pasa de modo suave pero muy rápido de una relación a otra y que se muestra muy activo durante la conducción. Cuenta además con la función “a vela” para economizar de manera tal que embraga para dejar el motor al ralentí cuando circulamos en 7ª velocidad sin acelerar ni frenar.

Por supuesto el cambio aceptar una utilización manual mediante el uso secuencial de la palanca o con las levas posicionadas detrás del volante. Pero resulta muy desobediente en clave deportiva y cambia a la marcha superior al llegar al tope de revoluciones y también baja de marcha cuando aceleramos a fondo. Se evita mediante el botón Sport Plus integrado en el paquete opcional Sport Chrono Plus de 1.222 €. En él se incluyen además otras funciones como una respuesta más activa del acelerador o el endurecimiento de la dirección.



PRESTACIONES SIN SENSACIONES

Por lo que respecta a las prestaciones este Macan es un coche muy rápido. Acelera de 0 a 100 km/h en solo 5,4 segundos y las recuperaciones (si el cambio no decide por su cuenta reducir marchas convirtiéndolo en una aceleración) también son de primer nivel. En consecuencia los adelantamientos y los cambios de ritmo se realizan con una gran facilidad y con una enorme seguridad incluso aunque viajemos cargados.

Sin embargo y tratándose de un Porsche, nos habría gustado algo más de “pimienta”. Ciertamente pesa mucho, dos toneladas, y como hemos dicho el motor es muy lineal en la entrega de potencia, factores ambos que disminuye la sensación de agilidad y de contundencia. Y decimos sensaciones, porque en la realidad el cronómetro manda y con él en la mano no se le pueden poner pegas.



CONSUMOS MUY ALTOS

Donde no encontramos muchos atenuantes es a la hora de juzgar el consumo. Porque es alto o muy alto. Bajar de 10 litros es prácticamente imposible y a nosotros nos ha gastado 13 litros en una utilización plural pero muy tranquila. En cuanto se aceleran un poco los ritmos de marcha o se complica la orografía de la carretera o las condiciones del tráfico, nos encontramos consumiendo más de 15 litros. Y supera los 20 si en zonas de montaña conducimos de modo deportivo. Además requiere de gasolina de 98 octanos.

En este entorno el depósito de 65 litros se queda muy corto para tener una autonomía razonable, aunque en opción se puede optar por uno de 75 litros que debería ser el que montara de serie.



ESTABILIDAD, SEGURIDAD Y EFICACIA

Desde el punto de vista de la seguridad, la estabilidad del Macan es impecable. Hemos probado una unidad que montaba las suspensiones neumáticas y las inclinaciones de la carrocería en las curvas y también los cabeceos en las frenadas o en las aceleraciones son mínimos o nulos. Esto propicia una velocidad de paso por las curvas elevadísima, con un aplomo y una precisión en las trayectorias dignas de un coche con esta insignia. Y si queremos aun más efectividad/deportividad nos bastara con rebajar la altura de la carrocería 1 cm y endurecer ligeramente la amortiguación apretando los interruptores Porsche Macancorrespondientes.

Sin embargo, al hacer uso de este potencial hay que tener cuidado, porque el peso y la altura juegan en su contra con inercias difíciles de suprimir. Y a los altos ritmos a los que permite circular no asimila bien los cambios de trayectoria repentinos. Por lo tanto es más fácil y placentero extraer su potencial en trazados con curvas medias y amplias que en una retorcida carretera de montaña donde se sucedan las curvas muy lentas.

De serie monta llantas de 18 pulgadas pero nuestra unidad tenía unas opcionales de 20 pulgadas con neumáticos 265/45R20 en el eje delantero y 295/40R20 en el trasero. Unos auténticos rodillos que combinados con una eficacísima tracción integral le permiten trasmitir todos los caballos al asfalto sin patinamientos, incluso aunque aceleremos fuerte en primera y segunda velocidad. Y no es cuestión de que el control de tracción sea eficaz, que lo es, y le ayude, puesto que con él desconectado y en asfalto seco tampoco llegan a patinar las ruedas. Alabar también el magnífico tacto y la precisión de la dirección a pesar de tener asistencia eléctrica lo que suele ser un hándicap para este asunto.



FRENOS POCO CONTUDENTES

De la parte dinámica lo que menos nos ha gustado son los frenos. Algo extraño porque los modelos de esta marca son en conjunto los que mejor frenan del mercado. Sin embargo en el Macan nos hemos encontrado con un pedal de tacto duro y que informa muy poco al conductor de la cantidad de deceleración que está aplicando. Y también nos habría gustado una capacidad de deceleración mayor teniendo en cuenta el peso y el nivel de prestaciones de este coche.

En otro orden de cosas tampoco nos ha gustado que en las detenciones de ciudad se conecte prematuramente el sistema de ayuda al aparcamiento. Porque los sensores de distancia entran en acción emitiendo sus sonidos característicos en cuanto estamos parados en un semáforo y tenemos un coche delante. La solución es llevarlo desconectado pero obliga a acordarse de activarlo cuando de verdad vamos a realizar maniobras.



CAMPO SI, CAMPO NO

Como estamos probando un todocaminos es obligado comentar sus actitudes campestres. Y en este sentido el Macan “hace méritos” incorporando el ya muy habitual descenso electrónico de pendientes para controla la velocidad en las bajadas y también un botón Off Road que modifica la electrónica de los controles de tracción y del ABS para hacerlos más compatibles (los liberaliza ligeramente) con las exigencias de la conducción fuera del asfalto. Porsche MacanEsta función Off Road combinada con las suspensiones neumáticas opcionales permite elevar la carrocería 4 cm. En opción también está prevista una protección delantera y trasera de los bajos realizada en acero. Cuesta 1.267 € que se quedan en 597 € si solo se monta la delantera.

A pesar de ello y de contar con un eficaz sistema de tracción 4x4, el Macan tiene limitaciones en el campo. La más importante son los neumáticos. El bajísimo perfil de los mismos deja muy expuestos los flancos a los cortes con las piedras y como además son muy anchos y de uso “asfáltico deportivo” el dibujo tiene muchos cortés longitudinales y muy pocos transversales. En consecuencia el agarre pasa de escaso en la tierra seca, a casi inexistente en cuanto hay una pequeña capa de barrillo o simplemente hierba mojada. Y sin ese agarre mínimo todos los sistemas electrónicos y las bondades de la transmisión quedan en un plano secundario, convirtiéndose en meros comparsas.



RIVALES

Todocaminos de tamaño medio como el Macan hay muchos. Pero que tengan un motor de gasolina de este nivel de potencia, muy pocos. Solo el Infiniti QX50 3.7 GT con sus 320 caballos se le acerca. Cuesta entre 62.840 y 69.000 € dependiendo de las terminaciones. Una cifra equivalente, esta última, a los 68.759 € del Macan S.Porsche Macan

Con una diferencia de potencia más importante pero que superen los 300 cv encontramos otras tres marcas con algún posible competidor. Volvo tiene el XC60 T6 de 305 cv y precios entre 55.000 y 59.073 €, Mercedes el GLK 350 de 306 cv y 56.350 € y BMW cuenta con dos modelos: el X3 y el X4, ambos con la misma mecánica xDrive 35i de 306 cv y precios de 60.700 € y 64.500 € respectivamente.

Curiosamente en este nivel de precio también podemos encontrar algún posible rival aunque por el tamaño de la carrocería pertenezcan a una categoría superior. Son el Mercedes ML 350 con el mismo motor de 306 cv que monta el GLK y el BMW X5 con la mecánica 35i de 306 cv compartida con sus hermanos más pequeños. Cuestan 66.750 € y 68.759 € respectivamente y los 20 cm que miden más de largo les permiten tener una mejor habitabilidad y maleteros más grandes.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL PORSCHE MACAN S?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que hemos realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar el Prueba Porsche Macan S, hemos tomado como referencia un hombre de 35 años soltero, con 15 de antigüedad de carné, que vive en Zaragoza, guarda el coche en garaje privado y recorre hasta 18.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece una tarifa más competitiva para un seguro a todo riesgo con franquicia de 300€, es Pelayo con un precio de 466 € y con una calidad en la póliza de 7.75.



CONCLUSIÓN

La pregunta más repetida es si el Macan es un Porsche, entendiendo como tal sí responde al pedigrí deportivo que se le exige a un modelo de esta marca. La respuesta es sí, como también lo es cuando hablamos de su hermano mayor el Cayenne. Porque lo que no sería ni justo ni coherente es compararlo con la línea de deportivos: 911, Cayman y Boxter. Se escenifica muy bien mirando el número limitado de rivales que tiene, todos Porsche Macancoches de la categoría Premium y de potencias altas pero inferiores a las de nuestro protagonista.

Por lo tanto, estamos ante un coche muy exclusivo, realizado con un altísimo nivel de calidad y con unas prestaciones y un comportamiento que le colocan en la élite de la categoría. Desafortunadamente no es perfecto y el consumo de combustible y los frenos no alcanzan el mismo nivel de excelencia.

Tampoco es precisamente barato, pero esa es sin duda la pega más previsible incluso antes de iniciar la prueba. Y la factura puede crecer además de manera exponencial con las numerosísimas opciones que tiene a su disposición y que permiten un nivel de personalización que puede llegar a alcanzar la manía. Entre ellas una muy curiosa: por 991 € podemos ir a recoger personalmente el coche a la fábrica de Porsche. Si además queremos que en la entrega nos den unas “Instrucciones Dinámicas de Conducción” entonces hay que desembolsar 1.249 €. Algo que se entiende cuando detrás del coche hay una marca con el glamour y la historia de Porsche.



A favor

- Comportamiento dinámico (es pesado y alto, pero las prestaciones son muy buenas y el comportamiento también… siempre que no pretendamos compararlo con un 911).

- Mecánica magnifica (poderoso motor biturbo, cambio automático de dos embragues muy diligente y estupenda tracción integral permanente).

- Habitáculo (presentación y terminaciones exquisitas, confort de marcha y óptima insonorización. Solo se le podría pedir una 5ª plaza más cómoda).

- Posibilidades de personalización (la lista de opciones permite contentar casi cualquier capricho. Los precios… en consonancia).

En contra

- Consumo alto (Ni conduciendo con parsimonia se baja de los 10 litros. ¿Y un Porsche se puede conducir con parsimonia?).

- Frenos (No deceleran a la altura de las expectativas de una marca que tiene en la frenada de sus modelos todo un patrimonio. Además el tacto también es mejorable).

- Poco adaptado al campo (los neumáticos de serie son exclusivamente de asfalto. Lo razonable es circular solo por pistas fáciles y evitando el barro u otras superficies deslizantes).

- Precio (Es caro y las opciones, muy numerosas, incrementan la factura con facilidad).

Prueba y Redacción: Luís Villamil
Fotos: Alex Blanco
Septiembre 2014

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar