Prueba PEUGEOT 308
1.6 e-HDi 115 CV Allure

MUY DESEABLE

El nuevo 308 es un compacto familiar diseñado específicamente para competir contra los superventas Volkswagen Golf y Ford Focus. Esta nueva entrega pretende dar un paso de gigante hacia el sector Premium. La intención de Peugeot es tomar como referencia a los modelos alemanes y tratar de auparse al mismo nivel. Al contrario de lo que es habitual, y por primera vez en la historia de la marca, mantiene el nombre de su predecesor

  

OBJETIVO: VOLVER A LA CÚSPIDE

El coche entero es toda una declaración de intenciones por parte de Peugeot, que desea ser tenido en cuenta como una marca de primera calidad creíble. Una condición que hoy día está mucho más arraigada en la percepción del comprador que en las diferencias reales de calidad entre marcas.  

El nuevo 308 está destinado a devolver a la marca francesa al lugar más deseado, es decir junto a los empollones de la clase, los alemanes de Volkswagen o Audi. Es más grande y eficiente que el anterior y pretende ascender hasta los mejores de la clase inyectando un poco de estilo francés en la mezcla, con una alta calidad y un interior elegante. En cuanto al nombre, la lógica del Peugeot 308funcionamiento interno con el aumento de una cifra con cada nuevo modelo hubiera llevado a llamarlo 309, pero ese modelo ya existió en los años 80 y, como muchos fabricantes rivales mantienen el nombre modelo tras modelo para ayudar a los clientes a identificarlos, Peugeot decidió mantener el 308 como denominación. Además, como curiosidad, el ocho es considerado un número de la suerte en el mercado chino, mercado de vital importancia para la marca francesa.

El anterior Peugeot 308 se encontraba bastante lejos de sus rivales alemanes, pero esta nueva versión forma un paquete realmente más impresionante. El nuevo chasis modular es más ligero y mucho más rígido, el interior cambia de forma radical y hay un despliegue de tecnología sin precedentes en un compacto de Peugeot. El exterior es un poco menos impresionante, su diseño más conservador. A excepción de las enormes llantas de 18 pulgadas, está pensado para prevalecer en el tiempo sin acusar mucho el paso de éste. Este modelo es el primer Peugeot en utilizar la plataforma compartida EMP2 en el que también está desarrollado el nuevo Citroën C4 Picasso. El resultado es un coche sensiblemente más bajo, ancho y en algunos casos hasta 140 kilos más ligero que su predecesor. Para esa dieta de adelgazamiento se han fabricado el capó y las aletas delanteras de aluminio junto con algunos elementos de la suspensión también en aluminio, el portón del maletero también es de un compuesto plástico más ligero.



MODELOS Y VERSIONES

El nuevo 308 está disponible con la carrocería berlina de cinco puertas de esta prueba a la que se sumará durante 2014 una versión Station wagon (familiar). 

En cuanto a los motores, están disponibles dos mecánicas diesel y tres de gasolina. En diesel tenemos el 1.6 HDI con potencias de 92 y 115 caballos, mientras que en gasolina cuenta con un 1.2 VTi de 82 caballos (tricilíndrico) y un 1.6 THP con potencias Peugeot 308de 125 y 155 caballos. Se espera que el 1.6 HDI 115 sea sustituido a lo largo de este año 2014 por otra mecánica que cumplirá la normativa Euro 6 y tendrá 120 caballos. También se espera la llegada de un cambio automático de seis velocidades, aunque por desgracia no será una de última tecnología y doble embrague sino una convencional de convertidor de par. Junto a estas novedades se espera también la llegada de un motor de gasolina de 1.2 turbo con 110 o 130 caballos.

En cuanto a los acabados disponibles existen tres niveles: Acces, Active y Allure. La unidad que hemos probado corresponde al modelo más equipado, Allure, que tiene un precio de partida de 22.850 euros. A este precio hay que añadir las siguientes opciones: pintura blanco nacarado de cinco capas (670 euros), lunas tintadas (100 euros), llantas de aleación de 18 pulgadas (350 euros), tapicería de cuero (1.600 euros), navegador + 2ª toma USB + Lector CD + Peugeot Connect (400 euros). El precio final de esta unidad de pruebas es de 25.870 euros. Existe un Peugeot 308 a partir de 13.900 (descuentos incluidos).



INTERIORES

El nuevo y peculiar diseño interior i-Cockpit cuenta con un pequeño volante deportivo muy achatado en su extremo inferior y superior tras el que se sitúan un conjunto de instrumentos montados en la parte alta del salpicadero. Es muy similar al montado en el 208, en el que se ve la instrumentación por encima del aro del volante. Lleva su tiempo acostumbrarse al cuentarrevoluciones; éste gira hacia la izquierda, como en un Aston Martin, y las agujas vienen en cromo y rojo. La postura de conducción es peculiar por la forma del volante y la ubicación del cuadro de mandos. Lleva su tiempo encontrar la posición perfecta, pero es posible, jugando con los reglajes de volante y asiento, el conseguir una postura ideal y seguir viendo los relojes y la carretera.

En elPeugeot 308 308 domina el estilo iPad con su pantalla táctil de 9,7 pulgadas en el centro superior del salpicadero e inclinada hacia el conductor. A través de esta pantalla podemos controlar prácticamente todas las funciones, incluyendo algunas de la conducción, y cuenta también con un disco duro para almacenar música. Presenta un buen aspecto general y acabado de calidad, y queda claro que está prohibido terminantemente el uso de botones de la vieja escuela. Esto permite aligerar gran parte de la consola de controles, mandos y botones. Algunos rivales con el salpicadero inundado de botones deberían tomar nota. Pero no todo son buenas noticias; hay que tener en cuenta que el hecho de tener casi todas las funciones aglutinadas en una sola pantalla supone que a menudo estamos parpadeando entre pantallas adelante y atrás en busca de la función que necesitamos. No se puede tener todo. El espacio en la parte de atrás es bueno, tanto para las piernas como en anchura o altura. El pasajero central no está tan cómodo porque el diseño de la consola-guantera central que va entre los dos asientos delanteros le resta espacio para poner las piernas.

Pero donde realmente destaca el 308 es por su maletero; éste cuenta con 398 litros de capacidad y un extra de 22 litros ocultos bajo el piso del maletero.

Los asientos de cuero son muy envolventes y cómodos, y el diseño, aunque muy sobrio, sí que transmite calidad por los acabados.



EN CARRETERA

Basta pulsar el elegante botón de arranque de aluminio situado en la consola central y se pone en marcha. Con unos razonables 270 Nm disponibles desde 1.750 r.p.m. tiran con fuerza de él en las primeras relaciones de su cambio manual, de hasta seis velocidades. La aceleración es buena también con un 0 a 100 kilómetros/hora en 10,9 segundos Esta cifra puede no parecer muy destacable pero el comportamiento en general de esta mecánica diesel es muy convincente y no se echa de menos más potencia, Peugeot 308tan solo un poco más de empuje a pocas vueltas. Como novedad se incorporan elementos de seguridad como la detección de vehículos en el ángulo muerto o el programador de velocidad activo para mantener una distancia con el vehículo precedente.

La suspensión está muy bien elaborada, es suave en todo momento y sujeta bien en los apoyos fuertes o a alta velocidad. Se percibe como muy consistente y no hay mucho balanceo de la carrocería. La dirección asistida eléctrica es muy ligera, demasiado, lo que podría desanimar a los conductores que gustan de deportividad. Sin embargo, el tren delantero proporciona un agarre muy decente y permite rodar a ritmos elevados. Pero el Peugeot 308 se disfruta mucho mejor a ritmos relajados. Peugeot asegura que trabajaron a conciencia para acabar con el ruido y lo cierto es que han conseguido un coche muy refinado. A velocidades de autopista el ruido de los enormes neumáticos de 18 pulgadas se sofoca muy bien al igual que la sonoridad del motor. Tan solo es audible, y poco, el ruido del viento. El cambio de marchas es preciso y tiene un tacto mecánico agradable.

En ciudad es manejable por la buena visibilidad, el radio de giro más que razonable y una nueva cámara de marcha atrás muy útil en los aparcamientos.



CONSUMOS REALES DEL VEHÍCULO

Ya sea por la rebaja en el peso o por la gran eficiencia de su motor, el 308 ha demostrado ser muy parco en consumos. En autovías a medias de 100 kilómetros/hora hemos logrado un consumo de 4,3 litros/100 kilómetros. Incrementando la media hasta los 120 kilómetros/hora, el consumo se sitúa en 5,3 litros/100 kilómetros. Por último, si practicamos una conducción despreocupada en ciudad la media más habitual es de 6,2 litros/100 kilómetros.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL PEUGEOT 308?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que hemos realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar el Peugeot 308 1.6 e-HDi 115 Cv Allure, hemos tomado como referencia un hombre de 35 años casado, con 15 de antigüedad de carné, que vive en Orense, guarda el coche en garaje privado y recorre hasta 05.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a todo riesgo, es Verti con un precio de 556 € y con una calidad en la póliza de 7.81.



RIVALES Y CONCLUSIONES

Peugeot debe estar muy orgullosa con el trabajo realizado en este modelo. Es un digno rival para el Ford Focus o el Volkswagen Golf. Es cierto que el exterior se aleja de los cánones de diseño habituales en Peugeot y es más conservador de lo habitual, pero eso también tiene sus ventajas cuando pasen los años y no sea necesario hacer muchos Peugeot 308cambios o actualizaciones para mantenerlo vigente. Además, y a pesar de todo, ese conservadurismo en el diseño sigue estando años luz por delante del anterior 308. El interior también es todo un acierto por el gran paso adelante en calidad y diseño. Por otra parte, si te consideras un conductor con aspiraciones deportivas deberás mirar hacia otro lado. El Peugeot es un modelo que se disfruta a un ritmo más relajado y mima muy bien a sus ocupantes, pero su manejo carece de carácter deportivo. El nuevo Peugeot 308 es un modelo prometedor que supera de manera exagerada en todos los apartados a su predecesor y que se postula entre los mejores del segmento como uno más sin complejos. La mayoría de compradores se sentirán igual de felices conduciendo el 308 como un Ford Focus o un Volkswagen Golf. No alcanza los estándares de un Audi A3, que están por las nubes, pero a cambio su precio tampoco se acerca.

La clave de su éxito no es la apariencia lujosa o los gadgets, son las buenas sensaciones que transmite desde el mismo momento de sentarse en él.



A favor

- Calidad (se nota el esfuerzo nada más sentarse en el interior. Basta con abrir o cerrar la puerta, tocar mandos y materiales o ponerse en marcha y conducir)

- Maletero (es uno de los mejores de entre sus rivales, aunque le resta algo de espacio a las plazas traseras)

- Suspensiones (muy consistentes, aunque se han desarrollado más bien pensando en el confort, se muestran muy eficaces si no se le exige demasiado)

- Consumos (muy reducidos, si se circula a medias inferiores a 100 kilómetros/hora es posible bajar de 4 litros/100 kilómetros)

- Refinamiento (se percibe el esfuerzo de Peugeot por hacer un coche muy sólido y refinado en todos sus apartados, tanto de funcionamiento mecánico de todos sus elementos como mientras se circula con él)

En contra

- Plaza trasera central (no es nada cómoda por culpa de la guantera central de entre los asientos delanteros. Tiene un espacio razonable para los pasajeros traseros pero no es el mejor de la clase)

- Motor 1.6 HDI 115 (su funcionamiento ha sido muy satisfactorio pero pronto se quedará obsoleto con la llegada del nuevo de 120 caballos durante este mismo año)

Prueba y Redacción: Arpem.com
Fotos: Alex Blanco
Febrero 2014

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar