Presentación PEUGEOT 208 GTI 30th

¿VUELVE EL MITO?

El 30th del Peugeot 208 GTI es el modelo que tenía que haberse lanzado desde el principio. Es más agresivo, más radical y más divertido de conducir que el GTI estándar, y lo que es más importante, no es un coche incómodo en el día a día. Hemos podido probar en el circuito esta última evolución de este divertido GTI en una breve toma de contacto realizada sobre el asfalto del madrileño Circuito del Jarama

 

Las ediciones especiales se lanzan habitualmente para inyectar un poco de exclusividad sobre un modelo que, habitualmente, no resulta extraordinario. En el caso del 208 GTI se parte de una base que no resulta en absoluto ordinaria, por lo que el resultado final es realmente un modelo muy especial. El origen de toda esta historia comienza en 1984 con la llegada al mercado francés del Peugeot 205 GT 1.6 y posteriormente el modelo más emblemático, el GTI 1.9 de 130 caballos. Del 205 se llegaron a comercializar, incluyendo todas sus versiones, algo más de cinco millones de unidades desde su lanzamiento hasta que cesó su fabricación.

Ya en la era moderna, el 208 GTI de tres puertas se lanzó con bastante éxito comercial en 2013. No era un modelo tosco en su comportamiento lo que motivó sus buenos resultados, cerca de 12.000 unidades en un año. Por ello Peugeot decidió que la excusa del 30 aniversario del modelo, era una razón con suficiente de peso como para celebrarlo con una versión más radical.

Peugeot 208 GTi 30th

El encargado de esta evolución hay sido el departamento de Peugeot Sport, en esta factoría entraron las unidades de 208 GTI que salieron transformadas en el 30th tras 26 horas de trabajo. Serán solo 1.000 unidades de las cuales solo 20 llegarán a España, por cierto, casi todas ya vendidas. Los colores disponibles son blanco perlado y Rojo Rubí, además de una combinación bicolor entre negro mate y rojo brillante. Comenzando por los cambios exteriores, el coche es en general más bajo y más ancho además de incorporar elementos exteriores en negro mate repartidos por la carrocería. La salida del escape está diseñada para ofrecer un sonido más ronco y atractivo al mismo tiempo que resulte diferente del GTI normal. Las llantas son de 18 pulgadas y van calzadas con unos neumáticos 205/40 18, medida no muy ancha para tratarse de una llanta tan grande. El logo de Peugeot Sport aparece representado en varios elementos como las llantas o los asientos tipo bacquet. Estos asientos y un volante tan pequeño de diámetro, hace parecer que vamos a bordo de un kart muy adecuado para circuitos estrechos y revirados. En el interior, también encontramos una placa numerada y una combinación de colores muy acertada por lo deportiva y sobria al mismo tiempo, rojo y el negro son los protagonistas en suelos, techos y tapicerías. El motor, un 1.6 Turbo Twin Scroll con inyección directa de 208 caballos (gana 8 caballos de potencia y 8 Nm), mejora su rendimiento gracias a una nueva gestión electrónica en combinación con una nueva línea de escape. La aceleración de 0 a 100 kilómetros/hora es de 6,5 segundos, 3 décimas de segundo menos que el GTI estándar. El añadido del Stop/start mantiene las emisiones controladas en 125 g/Km de CO2. 

Peugeot 208 GTi 30th

Tras ponerse de acuerdo los ingenieros de diseño y los responsables de marketing, el 208 30th finalmente ensancha sus vías en 22 mm en el eje delantero y 16 mm en el eje trasero. Con estas mejoras y los nuevos tarados de suspensión, este 208 gana en eficacia de manejo y logra una velocidad de paso por curva muy elevada y consistente. En la prueba, breve por desgracia aunque intensa, realizada tras un coche de la organización (Peugeot RCZ), pudimos comprobar entre otras cosas lo divertido que resulta su conducción y el buen comportamiento del que hace gala, en líneas generales, de chasis y suspensiones. Bien es cierto que un circuito de asfalto liso no es el mejor sitio para comprobar si una suspensión es incómoda al pasar sobre baches, pero los pianos del circuito y la progresividad de la que hace gala convence en conjunto, e invita a pensar que no es descabellada su utilización como coche de diario. Los frenos Brembo y el diferencial Torsen, garantizan que siempre tengamos el coche bajo control elevando el nivel de confianza, más que en el GTI estándar. Este diferencial instalado en el eje delantero, envía más fuerza a la rueda del coche si la opuesta está patinando. Todo este control y buenas maneras siempre que se conduzca con el ESP conectado, ya que si se desconecta del todo, la parte trasera puede intentar adelantarnos si se levanta el pié en medio de una curva rápida.

 

El año pasado, 2014, el Peugeot 208 fue el más vendido de su segmento en potencias superiores a 170-180 caballos superando a modelos consagrados como el Ford Fiesta, SEAT Ibiza y Renault Clio. Su antecesor, el 205 GTI 1.9, también gozó de un éxito extraordinario al lograr comercializar cerca de 300.000 unidades. El precio de partida de este divertido modelo es de 26.930 euros, 3.600 euros de diferencia sobre un GTI convencional. Peugeot ha producido un coche terriblemente divertido que cuenta con un motor lo suficientemente afinado, como para usar a diario en condiciones de tráfico más convencionales.

Prueba y Redacción: Miguel A. Corcuera
Fotos: Peugeot
Enero 2015

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar