Prueba PEUGEOT 2008
1.6 VTi 120 CV Allure

DISFRAZ Y ALGO MÁS

Otro más. Peugeot ha disfrazado el 208 de todocamino para competir en un segmento de mercado en alza. Un disfraz que, al menos con el acabado Allure, no es solo maquillaje ya que los neumáticos mixtos y el sistema “Grip Control” ponen las cosas un poco más fáciles en situaciones de baja adherencia. Probamos la versión de gasolina de 120 caballos, la más potente de la gama

  

DEL 208 AL 2008

Para hacer el 2008, Peugeot ha tomado como base el 208 y lo ha alargado y elevado dotándole de una personalidad que, a la postre, lo hace bastante diferente. No faltan aditamentos exclusivos como los “presuntos”Peugeot 2008 protectores de bajos que insinúan los paragolpes delantero y trasero (son de plástico y cumplen solo una función estética); aunque las mayores diferencias las aportan un techo con resaltes laterales en la zona posterior y las barras longitudinales del mismo. 

Mide 4,16 metros de largo, lo que supone crecer 19,7 centímetros con respecto al 208 y sobre todo es 9,6 cm más alto que el coche del que deriva. Muchos de esos centímetros de altura “se los come” el techo más prominente, pero 2,5 cm corresponden a unas suspensiones sobreelevadas que alejan el coche del pavimento hasta los 16,5 cm de espacio libre respecto al suelo.



NI TODOTERRENO, NI TODOCAMINO: "CROSSOVER"

Ni lo uno ni lo otro. El 2008 no es un todoterreno pero tampoco lo calificaríamos como un todocamino al carecer de tracción 4x4. Es sencillamente un coche que tiene algunas características con las que puede afrontar caminos, en no muy mal estado, con más garantías de lo que lo haría un 208, por poner un ejemplo. Peugeot lo denomina crossover.

Peugeot 2008En este sentido, los 16,5 cm de altura libre respecto al suelo son bastante escasos incluso comparándolo con modelos de la competencia. Sin embargo, el acabado Allure que probamos implica la monta de serie de neumáticos mixtos (M+S) y la disponibilidad de un sistema electrónico de control de la tracción que, bajo el nombre de “Grip Control”, facilita la conducción en condiciones de baja adherencia. Se pueden seleccionar cinco modos de funcionamiento: Asfalto, Nieve, Barro, Arena y desconexión por debajo de 50 km/h del ESP (control de tracción y estabilidad).

Todo sumado, lo que más efectividad proporciona cuando no hay contacto con el asfalto son los neumáticos. Y particularmente para condiciones de nieve, donde marcan claramente las diferencias. Otra cosa será el desgaste en los meses calurosos, donde su goma blanda “sufrirá” haciendo aconsejable un cambio a neumáticos convencionales si se pretenden tenerlos en buenas condiciones para el invierno siguiente.



ACCESIBILIDAD EN LAS PLAZAS TRASERAS

El abultamiento ya mencionado del techo en la zona posterior no supone una mejora en la accesibilidad a las plazas posteriores porque la puerta abre por arriba al mismo nivel que la delantera. Y tampoco ayuda a la hora de descender del coche el ancho pilar de las puertas que deja muy poco espacio para sacar los pies obligando a contorsiones más o menos exageradas en función de la talla del zapato. En todo caso, nada que no suceda en muchos coches de este tamaño, pero que aquí sorprenden por el aspecto más Peugeot 2008voluminoso de la carrocería comparado con los utilitarios al uso.

En las plazas posteriores hay espacio abundante a lo alto y suficiente a lo largo siendo la cota de anchura la más crítica. De hecho no hay espacio razonable para tres pasajeros salvo que todos sean niños y además la plaza central y la consola central delimitan en exceso el acomodo de las piernas del ocupante de la plaza central. El asiento de mullido firme no resulta incómodo, pero es prácticamente plano, tanto de respaldo como de banqueta, y en consecuencia no sujeta en las curvas. Como además no hay agarramanos de techo en ninguna plaza (tampoco en las delanteras), en las zonas de curvas habrá que pedir “clemencia” al conductor.

Lo más llamativo sucede cuando se hace de noche: en el techo hay unas luces “de ambiente” longitudinales y curvilíneas que se iluminan tenuemente muy al estilo decoración de discoteca. Se pueden desconectar si lo que se desea es viajar en una oscuridad más clásica.



PUESTO DE CONDUCCIÓN CHOCANTE

En las plazas delanteras lo más relevante son los dos magníficos asientos disponibles y el peculiar puesto de conducción. Respecto a los primeros hay que decir que son cómodos y sujetan el cuerpo de maravilla. Y eso incluso con la tapicería de cuero opcional que montaba nuestra Peugeot 2008unidad de pruebas.

Por su parte, el puesto de conducción del 2008 lo ha heredado del 208 y ha dado mucho que hablar y lo seguirá dando. Porque Peugeot está encantada con su descubrimiento y también lo ha implantado en el nuevo 308. En síntesis han colocado la instrumentación muy alta con la excusa de verla mejor por encima del volante que a través del mismo. El problema es que eso obliga a montar un volante muy pequeño y algo achatado en la parte superior e inferior y además posicionarlo muy bajo para no tapar la instrumentación. A la postre y tratando de resumir: obliga a conducir con el volante muy bajo porque en caso contrario nos tapa la instrumentación y exige adaptarse a un volante y a una ergonomía cuanto menos chocante. Puede que le guste a algún conductor, pero parece preferible que sea el puesto de conducción el que se adapte al conductor y no a la inversa.



ACABADOS CON MATERIALES HETEROGÉNEOS

La mencionada instrumentación cuenta con lo imprescindible y podemos encender un vistoso perfil exterior que “sintoniza” con las luces de techo que también hemos comentado.

Peugeot 2008Muchas otras informaciones y regulaciones se concentran en una amplia pantalla central. Desaparecen así muchos interruptores y botones aligerando la consola central. Esto implica tener que tocar muchas veces la pantalla táctil para pasar de una función a otra o para acceder a funciones muy básicas.

Respecto a los acabados, los ajustes son correctos y los materiales bastante heterogéneos. Muy bonita a la vista y al tacto la parte del salpicadero con plástico blando que simula una especie de fibra de carbono, y mucho menos vistoso el plástico duro de la zona superior del mismo y algunas partes de los paneles de las puertas. En cualquier caso, tiene un diseño moderno y las aplicaciones de aluminio (o símil) le dan categoría.



MALETERO CORRECTO

Con 360 litros de capacidad el maletero del 2008 es bastante amplio. Sus formas muy cuadradas lo hacen además muy aprovechable y a la vista hasta parece mayor. Peugeot 2008Y podría serlo eliminando el “poliespan” que hay debajo del suelo y que solo tiene la función de elevar el mismo para conseguir una superficie completamente plana al plegar el respaldo del asiento posterior. Un plegado que puede ser total parcial bajo la típica fórmula de las dos partes asimétricas 60/40. Y decimos respaldo porque la banqueta se desplaza hacia abajo “arrastrada” por el respaldo simplificando mucho la operación.

Otras cosas reseñables de esta zona son: la bandeja cubreequipaje es rígida y se puede colocar en el fondo, el equipo de música opcional JBL resta un poco de espacio y la rueda de repuesto es de emergencia cuando cabría una de verdad.



MOTOR ATMOSFÉRICO Y CAMBIO DE 5 MARCHAS

La motorización de gasolina 1.6 litros que probamos es, al menos de momento, la más potente de la gama. Tiene 120 caballos y carece del cada vez más “inevitable” turbocompresor.

Un propulsor que nos ha gustado mucho por la finura de giro y por un equilibrio donde no se excluye un cierto toque de deportividad si el conductor decide subirlo de Peugeot 2008revoluciones. En este sentido hay que decir que a partir de 4.000 revoluciones es donde empieza a mostrarse más pletórico y no se detiene en el empuje hasta los 6.000 vueltas. Por debajo, lógicamente, carece de la fuerza de los motores con turbo o los dotados de mayor cilindrada, pero se mueve correctamente y manteniendo siempre esa armonía de las buenas mecánicas atmosféricas.

El cambio que acompaña a este motor tiene solo cinco velocidades. Y se echa de menos la sexta, no para tener un desarrollo más largo que la 5ª que monta, sino para minimizar las caídas de revoluciones que inevitablemente se producen al cambiar entre las relaciones intermedias y que afectan más a las mecánicas atmosféricas que a las dotadas de turbocompresor.



PRESTACIONES Y CONSUMOS

Globalmente este 2008 tiene unas buenas prestaciones y se percibe como un coche ágil y de respuesta viva al acelerador. Pero estas características van asociadas a no dejar el motor muy bajo de revoluciones. Es más, si de Peugeot 2008verdad se necesitan cambios de ritmo rápidos, como cuando se hace un adelantamiento, lo ideal es estirar las vueltas. Los 9,5 segundos que tarda en alcanzar los 100 km/h desde parado confirman todas estas apreciaciones y nos ponen ante un coche brillante en las aceleraciones y correcto en las recuperaciones.

Respecto al consumo se puede decir que se mantiene en una línea de normalidad: ni muy frugal, ni muy gastón. Siendo cuidadoso y en trazados despejados se puede llegar a bajar de los 7 litros; pero lo normal será mantenerse entre los 7 y los 8 en el caso de los conductores más tranquilos. Puede subir un litro más en uso exigente conduciendo con agilidad por puertos de montaña donde, en cualquier caso, su motor atmosférico se muestra mucho más ahorrador que las modernas mecánicas sobrealimentadas.



COMPORTAMIENTO DEL 2008 Y AGRADO DE UTILIZACIÓN

Dotado de unas suspensiones muy sencillas pero muy bien reguladas, este 2008 se conduce con mucho agrado, transmite confianza al conductor y es confortable. Ciertamente el incremento de altura provoca movimientos de la carrocería más acusados que en su “hermano” el 208. Pero la calidad de la amortiguación nos permite percibir el coche estupendamente y además el morro se inscribe muy bien en las curvas. En términos de adherencia los neumáticos mixtos que monta son menos eficaces en condiciones normales de circulación (asfalto seco) Peugeot 2008y eso le perjudica en la velocidad de paso de las curvas y en las distancias de frenado necesariamente más largas. Pero esta particularidad también le permite ser más progresivo de reacciones, avisando antes al conductor de la cercanía del límite. En cualquier caso, no estamos ante un GTI sino ante un crossover y, como tal, cumple de maravilla. Y, además, en última instancia el Control electrónico de Estabilidad (ESP) actúa con eficacia y sutileza.

La precisión de la dirección y el buen tacto de ésta y de los frenos contribuyen también al estupendo agrado de uso del que hace gala. Un apartado donde la palanca de cambios pone la nota negativa con un pomo nada ergonómico y unos desplazamientos carentes de la firmeza y precisión requerida. Y de ergonomía tampoco puede presumir el singular “asidero” del freno de mano mecánico.

En el mismo sentido una de cal y otra de arena: el tapón del depósito de la gasolina con llave es muy incómodo y en contrapartida el sistema autónomo de aparcamiento opcional tiene un buen funcionamiento.



RIVALES

Dentro de los pequeños todocaminos o de versiones camperas derivadas de turismos existentes, el gran rival del 2008 es sin duda el Renault Captur. Y en concreto la versión TCe de 120 caballos, los mismos que el 2008, con el que también comparte un precio prácticamente idéntico (los precios de las gamas arrancan en los 18.800 € de las versiones básicas). Gana el Captur en habitabilidad, maletero y polivalencia de uso al tener un asiento trasero desplazable longitudinalmente. Y pierde en acabados, agrado de utilización y comportamiento.

El Nissan Juke 1.6i de 117 cv también podría ser un rival por precio y espíritu, pero su decidida apuesta por la estética sacrifica de manera dramática la habitabilidad trasera y sobre todo el maletero. Peugeot 2008Lo contrario que el Skoda Yeti 1.2 TSI de 105 cv, un coche muy capaz, con generoso maletero y buen comportamiento. La diferencia de caballos le hace menos prestacional y gasta un poco más pero permite ahorrarse unos 1.000 € en la compra.

Más ahorro aun se consigue con el Chevrolet Trax 1.6 de 116 cv, casi 4.000 euros más barato y de habitáculo más amplio. Lástima que el anunciado cese de actividades de la marca en Europa en el año próximo les haya puesto a todos los modelos de esta marca una auténtica espada de Damocles sobre la cabeza.

El listado de posibles rivales se puede cerrar con dos coches gemelos que se venden bajo las insignias de dos marcas diferentes: el Suzuki SX4 y el Fiat Sedici con motor de 1.6 litros también de 120 cv. El primero es 1.300 € más barato que el segundo y respecto al 2008 permiten un ahorro de 5.500 y 4.000 €, respectivamente. En contrapartida, el maletero es claramente más pequeño, el motor más ruidoso y gastón, y la terminación menos refinada.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL PEUGEOT 2008?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que hemos realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar el Peugeot 2008 1.6 VTi 120 Cv Allure, hemos tomado como referencia un hombre de 30 años casado, con 12 de antigüedad de carné, que vive en Mieres (Asturias), deja el coche en la calle y recorre hasta 15.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a terceros ampliados a lunas, indencio y robo, es Verti con un precio de 210 € y con una calidad en la póliza de 7.23.



CONCLUSIÓN

Comportamiento, agrado de uso, motor y prestaciones correctas y una estética diferenciada forman parte del “haber” de este singular crossover derivado del 208. En el “debe” pondríamos un puesto de conducción que obliga al conductor a adaptarse a él y una habitabilidad trasera algo exigua (particularmente a lo ancho). El sistema electrónico de control de la tracción “Grip Control” aporta alguna ventaja en condiciones de baja adherencia y la monta obligada de neumáticos mixtos es un arma de doble filo.



A favor

- Sistema “Grip Control” (en condiciones de baja adherencia aporta un plus particularmente útil para conductores poco avezados)

- Estética de la carrocería diferenciada (toma al 208 como base pero tiene una personalidad propia)

- Comportamiento y agrado de uso (muy noble y progresivo de reacciones, se conduce con facilidad)

- Motor (gira con la suavidad de las mejores mecánicas de gasolina. Y sube de vueltas con facilidad)

En contra

- Puesto de conducción “original” (obliga al conductor a adaptarse a él cuando debe de ser al contrario)

- Anchura en plazas traseras (más estrecho que los rivales, solo es adecuado para dos adultos)

- Carencia de agarramanos (un asiento trasero muy plano, y por tanto sin sujeción, y la ausencia de asideros en el techo, es una mezcla incómoda)

- Neumáticos mixtos obligatorios (viene de serie con el acabado Allure, el más equipado. Demasiado específicos para quien no pisa la tierra ni frecuenta zonas de nieve)

Prueba y Redacción: Luis Villamil
Fotos: Alex Blanco
Febrero 2014

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar