Presentación nuevo OPEL INSIGNIA

EL INSIGNIA SE ACTUALIZA

Tras cuatro años en el mercado el Opel Insignia recibe una actualización profunda que afecta levemente a su aspecto exterior y más profundamente a los interiores, motores y suspensiones. Está disponible con carrocería familiar, de cuatro y cinco puertas. El nuevo diseño persigue hacerlo parecer más bajo y más ancho

 

Este es una puesta al día que aunque en apariencia pueda parecer leve, lo cierto es que ha afectado a un gran porcentaje del modelo. Hace hincapié principalmente en los aspectos que en el anterior modelo eran susceptibles de mejora. En vez de perder el tiempo con cambios superficiales encaminados a arreglar algo que no estaba “roto”, ha centrado sus principales esfuerzos en la modernización del interior y la reducción de los gastos generales de funcionamiento con la incorporación de nuevos motores más eficientes. Comenzando por el exterior, los retoques no han sido muy llamativos pero sí servirán para distinguir a simple vista, sobre todo en la trasera al nuevo modelo de los anteriores. En cualquier caso el Insignia ya era un coche familiar de excelente aspecto, así que poco había mejorable en este apartado. Los pilotos traseros son ahora de leds en todos los modelos, el nuevo diseño incluye una gran pieza cromada que atraviesa el ancho del maletero y enlaza con las luces de marcha atrás, un toque estético muy similar al del Jaguar XF.  La parte delantera cuenta con un deflector en su parte baja, que se abre o cierra para lograr una temperatura óptima de funcionamiento del motor. En frío está cerrada y en caliente se abre para refrigerar mejor. Todos los modelos llevan también en la parte delantera, luces día de led.Opel Insignia

El salpicadero mantiene, en sus formas generales, el mismo diseño pero han cambiado numerosos elementos. El objetivo principal era mejorar la ergonomía de uso, en el anterior modelo había demasiados botones y era difícil encontrar el que necesitábamos en un primer vistazo. Para ello se han reducido significativamente el número de botones en la consola central y se han recolocado otros. Ahora, los modelos con navegación por satélite, reciben una pantalla táctil de gran tamaño, 8 pulgadas, desde la que se puede controlar también el audio y el teléfono. Esta pantalla se puede personalizar recolocando los iconos a nuestro gusto, es actualizable y en breve contará con sus propias aplicaciones de Opel, por medio del APP Opel Store. 

Para que resulte más segura la utilización de la gran cantidad de funciones disponibles, también es posible manejar estas funciones desde el volante, mediante botones corrientes o por medio del control de voz. Por si estos sistemas no fueran suficientes, Opel ha añadido uno más con el fin de facilitar el manejo entre los diversos menús, el Touch Pad. Este pequeño cuadrante, al estilo de un ordenador portátil, se encuentra situado entre los asientos delanteros, al alcance de la mano y permite mediante el desplazamiento de uno, dos o tres dedos, activar diversas funciones. También es posible escribir letras con un dedo que el sistema reconoce y mediante ellas, programar el navegador sin distraerse de la conducción. En la prueba de hoy no hemos logrado utilizar a fondo este sistema y esperamos poder hablar más en profundidad de él en una prueba de mayor duración. El cuadro de mandos es analógico y digital de forma opcional, es decir que una pantalla del cuadro representa los relojes habituales, durante el día la visión es bastante buena, mejor que con los convencionales, queda por lo tanto realizar una prueba nocturna para comprobar que carece de reflejos inoportunos.

Durante esta primera toma de contacto pudimos conducir algunas de las nuevas mecánicas que se estrenan con esta segunda edición del Insignia. Los nuevos motores diesel de inyección directa con cilindradas de 2.0 CDTI y potencias de 120 y 140 caballos. También pudimos conducir el 1.4 Turbo de 140 caballos con Start/Stop.

En esta breve prueba, el motor diesel de 140 caballos aparentó ser muy silencioso y tener una finura de funcionamiento más propia de un motor gasolina. El peso del Insignia se encuentra según modelos entre 1.500 y 1.788 kilos. Tanto esta mecánica como el 1.4 T, ambas de 140 caballos me han parecido capaces de mover con soltura el coche aunque no destacaban por su excesivo empuje. La suspensión se ha modificado en un 60% de sus componentes, el compromiso entre comodidad y confort está muy logrado y se muestra muy consistente. 

Otros motores disponibles son un 2.0 CDTI con potencias de 163 y 195 caballos. Opel Insignia

En gasolina también se comercializan un 1.4 GLP de 140 caballos (utilizable con gasolina y GLP), un 2.0 SIDI Turbo de 25º caballos y el más deportivo OPC, un V6 de 2,8 litros y 326 caballos de potencia. Los OPC son tracción integral y están disponibles también para la carrocería familiar (Tourer).

Las cajas de cambios pueden ser manuales o automáticas, ambas de seis velocidades y la tracción delantera o integral. La versión Country Tourer, un modelo con cierto aspecto off road, tiene una altura libre al suelo mayor y lleva un cubre cárter de protección. Esta versión, está solo disponible con el 2.0 CDTI de 163 o195 caballos, con cambio automático obligatorio en el caso del más potente. 

El nuevo Insignia incorpora las últimas novedades en materia de seguridad preventiva. Además de la alerta por cambio de carril, alerta por ángulo muerto, control de velocidad de crucero adaptativo capaz de detener el vehículo, también estrena la alerta por tráfico transversal trasero. Esta detecta, hasta 20 metros de distancia, a un vehículo que se acerque a nuestra parte trasera desde el lateral. Útil por ejemplo al dar marcha atrás sin visibilidad si estamos saliendo de un aparcamiento en batería.

Disponible desde este momento, los precios van desde 25.875 euros hasta los 31.575 euros en las mecánicas más normales. El Insignia OPC tiene un precio de 44.130 euros. En Europa se han vendido hasta el momento más de 600.000 unidades de este modelo, 50.000 de ellas en España. La carrocería más vendida ha sido la de 5 puertas (60 %) posiblemente por su mayor versatilidad y la mecánica más demandada ha sido la diesel (90,88 %). La previsión de Opel apunta a que se llegarán a vender aproximadamente 6.000 unidades del nuevo Insignia durante el próximo año 2014. El año 2013 ha sido muy fructífero para Opel en lo que a novedades se refiere, ya que además del Mokka, Adam, Cabrio y la renovación profunda de motores y cajas de cambio, termina el año con este nuevo Insignia que acabamos de probar.

Prueba y Redacción: Arpem.com
Fotos: Opel
Noviembre 2013

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar