comparador seguros coche

¿Sabías que... no llevar bien sujeta a tu mascota en el coche puede ser una infracción grave?

Última actualización: 15/04/2019

¿Sabías que... no llevar bien sujeta a tu mascota en el coche puede ser una infracción grave?

Ilustración: Víctor López

El traslado de una mascota en un vehículo puede ser un auténtico quebradero de cabeza. Si bien la ley deja clara la importancia de llevarla ubicada de manera adecuada en el interior, no da pistas en cambio sobre cuál es esa manera. Lo que dice la Ley sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial dentro de su artículo 13 es que el conductor está obligado a “mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción […] A estos efectos, deberá cuidar la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencias entre el conductor y cualquiera de ellos”

Queda así algo abierta la interpretación sobre cómo debemos transportar a nuestros perros, gatos y resto de mascotas, como también queda sin clarificar el tipo de infracción que podríamos estar cometiendo en caso de provocar un accidente. 

El incumplimiento del resto de preceptos que aparecen en el citado artículo 13 están tipificados más adelante en la misma ley como infracciones graves (artículo 76), salvo el uso de inhibidores de radares que entra ya en la categoría de muy grave (artículo 77). Sin embargo, estos artículos no dicen nada específicamente sobre la adecuada colocación de los animales, por lo que quedaría a juicio de la autoridad competente determinar si se trata de un caso de conducción negligente (infracción grave sancionada con 200 € de multa) o, incluso, de conducción temeraria (infracción muy grave con multa de 500 € y retirada de seis puntos del carné). Decisión que probablemente venga determinada por la gravedad de las consecuencias generadas por la mala colocación del animal.

En caso de que durante un control rutinario los agentes de tráfico determinen que el animal viaja sin la correcta sujeción, pudiendo generar una situación de riesgo durante la conducción, la infracción podría ser considerada leve. En este caso, además de inmovilizar el vehículo hasta que solventemos la deficiencia, pueden ponernos una multa de 80 € (sin retirada de puntos), tal y como explica el RACE.

Según la DGT, la mejor forma de llevar mascotas grandes es combinar la colocación en el maletero de una rejilla divisoria con un transportín ubicado transversalmente. Si el animal es pequeño, un transportín en el suelo del vehículo es lo más indicado. Un arnés con dos enganches podría ser otra opción, aunque no tan recomendable.

En caso de accidente, existen aseguradoras que protegen también a tu mascota, incluyendo en las pólizas de auto coberturas como la asistencia veterinaria, el transporte del animal y su custodia.

Más información de seguros aquí

15 de Abril de 2019
Ana Soria