comparador seguros coche

En caso de accidente, ¿taller concertado o de confianza?

Última actualización: 21/03/2018

En caso de accidente, ¿taller concertado o de confianza?

Ilustración: Víctor López

  • Comprueba si tu taller de confianza está concertado con tu aseguradora

Es frecuente que no prestemos la atención debida a las condiciones que establece nuestra compañía aseguradora en caso de accidente. Al menos, hasta que este tiene lugar. En el momento en que sufrimos un siniestro, todos nos acordamos de la documentación que recibimos el día que contratamos nuestro seguro y es entonces cuando compruebas si estás cubierto o no.

Uno de los temas que mayor confusión genera entre los usuarios es la elección del taller donde efectuar la reparación del vehículo. Tras un siniestro, salvo que en la póliza figure expresamente que debes acudir a la red de talleres concertados con la compañía, no estás obligado a reparar tu vehículo en uno de ellos. La aseguradora no puede obligarte.

¿Qué es un taller concertado y qué ventajas tiene?

Las compañías de seguros llegan a acuerdos de colaboración con determinados talleres: a cambio de enviarles clientes, consiguen tarifas más económicas, así como mayor agilidad tanto en la peritación de los daños como en su reparación. Algo de lo que también sale beneficiado el cliente. Cada entidad tiene su propia red de talleres recomendados, al tiempo que cada uno de ellos puede estar concertado con una o varias aseguradoras a la vez.

Para que acudas a uno de estos talleres, algunas compañías te ofrecen algunas ventajas, descuentos o servicios especiales, como puede ser: reducción en la franquicia, prima más económicas, servicio de recogida y entrega a domicilio del coche, peritación en menos de 24 horas, entrega de un vehículo de cortesía por el tiempo que dure la reparación, etc.

¿Y cuáles son las desventajas?

Dado el volumen de negocio que le proporciona la aseguradora, en el caso de que no estés conforme con la peritación o con las reparaciones que pretenden llevarse a cabo, es lógico pensar que el taller pueda tender a posicionarse del lado de la compañía, que es en realidad su cliente principal. Algo que no ocurrirá en un taller de tu confianza, donde lo más probable es que defiendan mejor tus intereses. 

Por otra parte, el número de talleres concertados puede ser más o menos reducido dependiendo de la compañía de seguros de la que se trate. De manera que, si tu póliza te obliga a acudir a un taller concertado, cabe la posibilidad de que esté a mayor distancia de tu domicilio que aquel al que lo hubieras llevado de haber tenido libre elección, por lo que te resultará más complicado seguir de cerca la reparación.

Tanto las ventajas como las desventajas demuestran la necesidad de plantearse, antes de contratar el seguro, dónde llevarías a reparar tu coche en caso de accidente. Si tienes dudas o prefieres llevarlo a un sitio de confianza, revisa bien las cláusulas antes de firmar la póliza, ya que -como hemos comentado- las compañías pueden incluir en los condicionados que las reparaciones se lleven a cabo sólo en su red de talleres. Por este motivo, es recomendable comprobar si tu taller de confianza está dentro de la red concertada, en cuyo caso los inconvenientes desaparecerían. Algo que generalmente puede mirarse en la página web de la aseguradora en cuestión.

Más información de seguros aquí

21 de Marzo de 2018
Daniel Bañares

USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar