comparador seguros coche

La Seguridad Social no cubre los accidentes de tráfico

Última actualización: 16/10/2019

La Seguridad Social no cubre los accidentes de tráfico

Ilustración: Víctor López

España tiene un sistema de salud público por el que puedes disfrutar de un servicio de atención primaria, especializada y/o sociosanitaria de forma gratuita ante casi cualquier eventualidad o enfermedad que te ocurra en tu día a día, sin embargo, aunque pienses lo contrario, los accidentes de tráfico no están cubiertos.

Es cierto que si resultas herido en un accidente de circulación podrás ser trasladado en ambulancia hasta el centro médico más cercano y recibirás la atención sanitaria que precises, pero el hospital no asumirá el coste de estos servicios, sino que tendrás que cumplimentar un formulario en el que debes especificar cuál es tu aseguradora para que se lo puedan remitir. Si no lo rellenas, el centro te pasará la factura a ti.

¿Quién paga las facturas del hospital?

Cuando la aseguradora reciba la notificación del centro médico, lo primero que deberá comprobar es de quién fue la responsabilidad del siniestro, ya que en caso de que la culpa sea de un tercero, será su seguro quien se haga cargo de todos los gastos, a través de la cobertura obligatoria de responsabilidad civil, y no tendrás de qué preocuparte.

En el caso de que hayas sido tú el culpable, tu compañía tendrá que pagar, aparte de los daños a terceros (incluidos los ocupantes de tú vehículo), las lesiones físicas que te hayas ocasionado, en cuyo caso es imprescindible que tengas contratada la cobertura voluntaria de accidentes del conductor.

El inconveniente es que las coberturas voluntarias pueden tener diferentes limitaciones y, si el importe de la factura del hospital es superior al que te ofrece tu póliza, deberás hacer frente al pago de la diferencia, con lo cual, resulta imprescindible que cuando contrates el seguro incluyas una cobertura con asistencia sanitaria ilimitada o, al menos, con una gran cantidad para garantizar todos los gastos. En este sentido, las compañías suelen ofrecer cantidades que oscilan entre los 3000 y los 60 000 euros.

Finalmente, en el caso de que no cuentes con esta cobertura o ni siquiera tengas el vehículo asegurado, deberás pagar el importe de tu bolsillo, lo cual puede suponer grandes cantidades en caso de que te ocurran lesiones de gravedad por las que tengas que estar ingresado durante días.

Accidentes in itinere

En este punto debes saber que cuando el siniestro tiene lugar durante un desplazamiento para ir o volver de tu puesto de trabajo y eres responsable de los daños, está considerado como un accidente in itinere, que en este caso estaría cubierto por la mutua de tu empresa, aunque no tuvieras una cobertura especifica que te garantice la asistencia médica.

Imprescindible: seguro para el conductor

En cualquier caso, para evitarte riesgos innecesarios, cuando contratas un seguro para tu vehículo es preferible que pagues un poco más y te asegures de que tienes garantizados todos los gastos sanitarios con una buena indemnización, más si cabe si se trata de un seguro para la moto, puesto que en este caso estás más expuesto a los daños personales que si viajas en coche.

En el comparador de seguros de coche y moto de arpem.com te ofrecemos una amplia variedad de productos donde puedes comparar precios y coberturas para que elijas la aseguradora que más te interese en función de este y otros apartados.

Más información de seguros aquí

16 de Octubre de 2019
Daniel Bañares