comparador seguros coche

Algunos aparcacoches no se responsabilizan de los daños de tu vehículo

Última actualización: 13/09/2018

Algunos aparcacoches no se responsabilizan de los daños de tu vehículo

Ilustración: Víctor López

En la actualidad existen numerosos negocios que prestan servicio de aparcacoches para que puedas llevar tu vehículo hasta la puerta de su establecimiento sin preocuparte de buscar aparcamiento: empresas privadas de restauración, pubs, hoteles e, incluso, hay quienes ofrecen este servicio en puertos y aeropuertos. El problema es que no todas ellas ofrecen las garantías apropiadas, por lo que es recomendable tener toda la información antes de dejar el coche a desconocidos.

Servicio profesional con seguro

Las empresas que ofrecen un servicio profesional y serio de aparcacoches cuentan con un seguro de responsabilidad civil que cubre los daños que los empleados causen a los vehículos que utilizan.

Para comprobar que dejas tu coche en buenas manos puedes preguntar por los términos y condiciones del servicio en cuestión y cerciorarte de si tienen seguro o no. Esta información la puedes obtener preguntando directamente al establecimiento o consultando su página web si tienen. Cuando en un local veas un cartel donde pone: “Este establecimiento no se hace responsable de las multas o los daños que pueda sufrir el vehículo”, desconfía plenamente.

Cuando utilizas un servicio de aparcacoches es recomendable revisar el estado del vehículo en el momento de la devolución para que compruebes que no tiene más daños que los que tuviera a la entrega.

En establecimientos con seguro de responsabilidad civil la empresa no tendrá inconveniente en reconocer los daños que ha causado, ya que estos están cubiertos por el seguro, que será quien pague las reparaciones necesarias.

Sin responsabilidad

Por el contrario, si el siniestro lo ha causado un empleado cuya empresa no se hace responsable de los daños y no tiene un seguro que se haga cargo, es probable que no reconozca los daños. Salvo que tengas pruebas que atestigüen que el vehículo estaba en manos de terceros cuando se produjo el siniestro, será muy complicado que se hagan cargo de los gastos de reparación.

Para realizar una reclamación a terceros puedes solicitar ayuda de un abogado a la aseguradora de tu coche, quien te prestará un servicio de defensa jurídica y reclamación de daños, siempre y cuando tengas contratada dicha garantía.

Si no consigues nada con la reclamación, la única solución para que no seas tú quien pague los arreglos es disponer de un seguro de coche a todo riesgo, que es la única póliza que cubre los daños propios del vehículo, aunque es posible que hacer uso de esta cobertura suponga un incremento en la contratación de un nuevo seguro.

Más información de seguros aquí

13 de Septiembre de 2018
Daniel Bañares

USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar