comparador seguros coche

¿Puedes reparar tu vehículo cuando ha sido declarado siniestro total?

Última actualización: 12/09/2018

¿Puedes reparar tu vehículo cuando ha sido declarado siniestro total?

Ilustración: Víctor López

Para que un vehículo sea declarado siniestro total, el coste de su reparación debe superar el 100% de su valor venal (el que tendría en caso de haberlo vendido justo antes del siniestro), aunque hay algunas entidades que lo consideran a partir del 75% de dicho valor.

Cuando tiene lugar un accidente grave en el que tu coche, moto o furgoneta es declarado siniestro total, quizás no sepas que es posible rechazar la indemnización que te ofrece la aseguradora si esta no te compensa y exigir la reparación del vehículo. Para ello, es determinante quién ha sido el responsable del accidente:

Si la culpa es de un tercero

Cuando la culpa del accidente es de otro conductor, lógicamente no es tu aseguradora quien debe indemnizarte, sino que será la entidad del responsable la que te ofrecerá la suma de dinero correspondiente al valor de tasación del vehículo, el cual está determinado por su antigüedad y características.

Si no estás conforme con la suma que te ofrecen tienes derecho a reclamar una cantidad de dinero que cubra el coste de comprar un vehículo de similares características al tuyo, o bien optar por su reparación, aunque este último caso con algún matiz.

El artículo 1902 del Código Civil establece que “aquel que por acción u omisión causa daño a otro, interviniendo culpa o negligencia, está obligado a reparar el daño causado”. Sin embargo, hay accidentes en los que el vehículo queda completamente destrozado y resulta irreparable, o tiene graves daños en el chasis o en el motor y la reparación es antieconómica. En esos casos deberás aceptar la fórmula de la indemnización, aunque siempre podrás negociar la cantidad.

Cuando existe la posibilidad de reparar el coche, lo más habitual es arreglarlo por tu cuenta para después reclamar judicialmente el pago de la factura a la aseguradora del conductor responsable. Esto supone adelantar de tu dinero el coste de la reparación, lo que puede suponerte un impedimento que, sin embargo, te permite disponer del vehículo en menos tiempo. Recuerda que algunos seguros de coche ofrecen la cobertura de préstamo de reparación, con la que la compañía te abona el importe de la factura y se hace cargo de los intereses del préstamo, algo que resulta muy interesante en estas situaciones.

Para los casos en los que necesites efectuar cualquier tipo de reclamación judicial, podrás hacer uso de la cobertura de defensa jurídica y reclamación de daños, con la que un abogado de la aseguradora, o bien uno de tu confianza, defenderá tus intereses hasta los límites establecidos en la póliza. 

Si la culpa es tuya

Cuando la culpa es tuya, los daños de tu vehículo están cubiertos únicamente si tienes contratada la cobertura de daños propios, que viene incluida en las pólizas a todo riesgo.

En este caso, si el vehículo es declarado siniestro total, estás obligado a aceptar la indemnización que te ofrezca la compañía según lo que venga estipulado en las condiciones generales (valor a nuevo, valor venal, valor de mercado, etc.). Posteriormente tu compañía daré el seguro por finalizado y tú podrás reparar el vehículo y contratar un nuevo seguro, o bien comprarte otro nuevo.

Si no estás de acuerdo con la suma que te ofrecen, puedes negociar con la compañía otra cantidad o reclamar mediante vía judicial, pero en ningún caso puedes optar a la reparación de los desperfectos.

Más información de seguros aquí

12 de Septiembre de 2018
Daniel Bañares

USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar