comparador seguros coche

El plazo medio para reparar un golpe de chapa es de seis días

Última actualización: 23/07/2019

El plazo medio para reparar un golpe de chapa es de seis días

Ilustración: Víctor López

Cuando una compañía de seguros recibe una incidencia debe tratar de resolver el siniestro en el periodo de tiempo más breve posible para que el cliente quede satisfecho con la gestión de la aseguradora y de esta manera tenga una buena razón para renovar la póliza a su vencimiento.

En un siniestro en el que se han producido daños materiales que afectan exclusivamente a la carrocería, el plazo de resolución se ha logrado reducir desde 45 días a seis días en tan solo 25 años, tal y como informa la patronal del seguro UNESPA, y todo ello gracias a la implantación del sistema CICOS (Centro de Informático de Compensación de Siniestros) en el año 1994, que se asienta sobre los convenios de indemnización directa (CIDE y ASCIDE).

Antes de la implantación de estos convenios la parte inocente en un accidente debía ser atendida por la aseguradora de la parte responsable. Sin embargo, ante las discrepancias y la falta de acuerdo entre las aseguradoras para dirimir responsabilidades, los perjudicados pasaban hasta un mes y medio sin su coche, con todos los inconvenientes que esto supone para la compañía.

Convenios de indemnización directa

El convenio CIDE nació en 1988 para mejorar la gestión de los accidentes leves de tráfico cuyos conductores implicados firmaban una declaración amistosa, es decir, una descripción conjunta de la ocurrencia de los hechos, mientras que con el convenio ASCIDE de 1990 se gestionaban los siniestros en los que ambos conductores no llegaban a un acuerdo sobre las circunstancias del accidente.

La implantación de estos convenios ha permitido determinar la responsabilidad de un accidente en un plazo medio de 5,7 días, tal y como informa UNESPA, ya que ahora es la compañía de la parte perjudicada quien debe asumir en primera instancia el coste de reparación de los daños de su asegurado y, todo ello, sin necesidad de esperar a que ambas aseguradoras lleguen a un acuerdo en el importe de estos.

Para agilizar aún más los trámites, nació el sistema CICOS, que es una cámara de compensación donde la compañía del conductor culpable no liquida el pago del coste real de la reparación a la entidad del perjudicado, sino que se hace mensualmente a través de módulos que reflejan el coste medio de un accidente.

Sistema CICOS en cifras

Desde el año 1999 y hasta 2018 el sistema CICOS ha tramitado en España 37,8 millones de accidentes leves, que en su mayoría corresponden a los típicos golpes de chapa que ocurren en los atascos durante el tráfico urbano, y que en su conjunto arroja una cifra cercana a los 76 millones de vehículos reparados, con un coste anual para las aseguradoras de entre 3000 y 3500 millones de euros.

La situación económica del país es un fiel reflejo de la siniestralidad en carretera debido al incremento del tráfico en tiempos de bonanza económica. Así, en el año 2007 se produjeron 2,24 millones de accidentes leves, mientras que en el año 2013, tras un largo periodo de recesión, la cifra se situó en 1,73 millones de colisiones, lo que supone una diferencia de casi medio millón de siniestros.

Por otra parte, independientemente de la situación económica del país, UNESPA señala que el factor estacional no es una razón que repercuta demasiado en el número de accidentes leves a lo largo del año, a excepción de lo que ocurre en el mes de agosto, donde se produce una gran bajada de la siniestralidad leve debido a la reducción del número de desplazamientos y atascos en las grandes ciudades.

Teniendo en cuenta los días de la semana, UNESPA indica que es en los días laborales donde se producen un mayor número de siniestros tramitados por el sistema CICOS debido al aumento del tráfico en las ciudades por motivos de trabajo, siendo el viernes el día más problemático y los fines de semana los que menos incidencias reportan.

Finalmente, otro factor relevante que incide en el número de siniestros es el clima. Así, en los días donde ocurren fenómenos meteorológicos a gran escala, como nevadas o fuertes temporales, el número de expedientes tramitados por el sistema CICOS puede llegar a duplicarse. Un claro ejemplo son las nevadas ocurridas el 9 de enero de 2009, cuando se produjeron en España 11 439 colisiones, mientras que la cifra media se sitúa en 5168 colisiones al día.

Más información de seguros aquí

23 de Julio de 2019
Daniel Bañares