comparador seguros coche

¿Qué puede esconder un seguro de coche muy barato?

Última actualización: 26/12/2019

¿Qué puede esconder un seguro de coche muy barato?

Ilustración: Víctor López

Como se solía decir antiguamente, nadie da duros por pesetas. A pesar de ello, todo el mundo aspira a tener un seguro de coche o moto con las mejores garantías a un precio muy económico. La realidad es que para gozar de una buena protección y estar bien cubierto ante cualquier imprevisto, el dinero sí importa.

Para reducir la prima del seguro las aseguradoras tienen que recortar gastos de algún lado y, en este sentido, las coberturas de sus productos suelen ser las que pagan el pato. Este es el motivo de que un precio muy bajo suela esconder una serie de limitaciones que nadie te explica y que debes tener en cuenta a la hora de contratar el seguro si no quieres llevarte después sorpresas desagradables.

La moda de los talleres concertados

Algunas compañías tienen acuerdos de colaboración con talleres de reparación presentes en casi toda la geografía española a los que envían numerosos clientes a cambio de conseguir unas tarifas de reparación mucho más ajustadas, lo cual puede repercutir negativamente en la calidad de la reparación en comparación con tu taller de confianza.

Por otra parte, en caso de que no estés de acuerdo con la peritación, no vas a tener a un mecánico de confianza que pueda defender una correcta reparación. Además, no siempre tendrás el taller próximo a tu domicilio para seguir de cerca los trabajos que realicen.

Subida de precio al segundo año

Hay aseguradoras que ofrecen grandes descuentos como enganche para llegar a clientes nuevos, lo que ocurre es que estos precios solo se aplican para la primera anualidad, por lo que al renovar el seguro la oferta ya no estará activa y el precio que te cobrarán no se parecerá en nada al que contrastaste en un principio.

Aunque las compañías están obligadas a comunicarte cualquier modificación del contrato o subida de la prima con al menos dos meses de antelación a su vencimiento, no lo están si la primera prima tenía aplicado algún tipo de descuento, por lo que tendrás que resignarte otro año más con la misma compañía aunque no estés de acuerdo con el incremento.

Indemnización por daños personales del conductor

El seguro de conductor es la única cobertura que te ayuda a pagar los gastos de asistencia sanitaria que necesites tras un accidente de circulación causado por ti, así como la indemnización que te pertenezca por invalidez permanente o la que le entregarán a tus beneficiarios en caso de fallecimiento.

En este apartado, cuanto más alta sea la cantidad que contrates, más caro será el coste del seguro. Las aseguradoras pueden reducir estos importes para mostrar un precio mucho más económico, pero esto puede ser un gran problema en caso de que tengas un accidente de gravedad, ya que no es lo mismo que te cubran hasta 1800 € que hasta 100 000 €, que es lo que ofrecen los mejores productos.

Todo riesgo a precio de terceros

¿Estás buscando un seguro a todo riesgo y el agente que te atiende te está ofreciendo un precio muy por debajo de lo que tenías pensado? Asegúrate bien si el precio que te está dando tiene franquicia y, en caso afirmativo, revisa a cuánto asciende esta cantidad.

Ten en cuenta que cuanto mayor sea la franquicia, mayor será la cantidad a la que tengas que hacer frente por los desperfectos que ocasiones en tu vehículo, de tal forma que, si tienes un accidente cuyos gastos de reparación ascienden a 900 € y tu franquicia es de 600 €, la aseguradora tan solo te pagará la diferencia y tú afrontarás el coste de la franquicia.

Asistencia en viaje, pero ¿hasta dónde?

Lo habitual cuando contactas con un agente de seguros es que te cuente de forma resumida las coberturas que tiene incluidas, pero no suelen explicarte los límites que tiene cada una de ellas.

En el caso de la asistencia en carretera es muy común que te digan que está incluida en la póliza sin mayor explicación, pero ¿te ha dicho si tiene alguna limitación de kilómetros?

Algunas aseguradoras lo que hacen es prestar la asistencia, pero solo a partir del kilómetro 25 desde tu domicilio habitual. Esto implica no tener derecho a una grúa cuando tengas una avería, por ejemplo, en el garaje de tu casa o a 20 kilómetros de distancia, por lo que tendrás que pagar de tu bolsillo el coste de remolcar el vehículo hasta el taller.

De la misma manera que limitan la asistencia en los primeros kilómetros, a veces lo que hacen es condicionar el remolque del vehículo hasta el taller más cercano al lugar del accidente, de manera que, si te encuentras a una distancia de por ejemplo 200 kilómetros, no podrás llevar el vehículo hasta el taller más cercano a tu domicilio.

Todo esto demuestra que, antes de lanzarte a contratar el seguro más barato para tu coche, es importante que revises con detalle las coberturas. Para facilitarte la tarea, en Arpem disponemos de un comparador de coberturas en el que puedes contrastar hasta tres pólizas diferentes. Asimismo, disponemos de otro específico para seguros de moto.

Más información de seguros aquí

26 de Diciembre de 2019
Daniel Bañares