comparador seguros coche

Las aseguradoras deben pagar intereses por mora en la indemnización

Última actualización: 21/11/2018

Las aseguradoras deben pagar intereses por mora en la indemnización

Ilustración: Víctor López

A partir del momento en el que declaras un siniestro, tu aseguradora tiene un plazo de 40 días para pagarte el importe de los daños. En ese periodo de tiempo la compañía efectúa las correspondientes peritaciones e investigaciones tanto de los bienes dañados, como del propio asegurado y/o de los terceros perjudicados en el accidente de tráfico. Este pago se conoce como importe mínimo ya que, si el asegurado no está de acuerdo con la cantidad o se trata de un accidente complejo que requiere más tiempo de investigación, el plazo para pagar la totalidad de la indemnización puede extenderse hasta un máximo de tres meses.

El artículo 20 de la Ley de Contrato de Seguro señala que cuando la aseguradora no cumple con su deber de indemnizar en el plazo indicado, estará incurriendo en mora y puede ser sancionada mediante el pago de unos intereses.

Derecho al cobro de intereses por mora

Si tu compañía incumple los plazos legales, debes hacer una reclamación. Si no recibes respuesta, puedes reclamar judicialmente el pago de la indemnización. Cuando lo hagas, no es necesario que añadas entre tus pretensiones los intereses por mora, puesto que será el Tribunal quien lo aplique de oficio tal y como dicta la ley anteriormente citada.

Las personas que tienen derecho a percibir una cantidad por concepto de intereses son el conductor asegurado, el tomador del seguro y el tercero perjudicado. En los tres casos es la aseguradora del vehículo culpable quien debe abonar la indemnización y, si lo hace fuera de plazo, también los intereses correspondientes.

El cargo de los intereses por mora es una medida pensada para que la aseguradora cumpla con su obligación de indemnizar a los asegurados o terceros perjudicados dentro de un plazo razonable. 

Cálculo de intereses por mora

La falta de pago o de ofrecimiento de una indemnización obliga a la compañía a pagar un interés que será igual al interés legal del dinero en el momento del pago (desde el año 2016 es del 3% según el Banco de España) incrementado en un 50%, el cual será aplicado por días, durante los dos primeros años. Si la demora es superior a dos años el interés anual será del 20%.

Los intereses comienzan a contar a partir de la fecha en la que tuvo lugar el siniestro, salvo que la comunicación a la aseguradora la hubieras realizado fuera del plazo de siete días que marca la ley, en cuyo caso es la fecha de la declaración del siniestro.

En la falta de pago de una indemnización de 10 000 € cuyo siniestro ocurrió el 1 de enero de 2016 y que se ha demorado durante tres años, el cálculo de los intereses es el siguiente:

Como el interés legal del dinero es del 3% desde el año 2016, el interés anual que hay que aplicar es del 4,5%, pero como el interés se aplica por días, habría que dividirlo por 366 días que tuvo el año 2016, por lo que resulta un interés diario del 0,01229%. Sobre 10 000 € el interés anual será de 450 € (10 000 * 4,5%) y el diario de 1,2295 € (450 € / 366 días).

El año 2017 tuvo 365 días por lo que existe una pequeña diferencia en el interés diario, ya que el anual permanecería en 450 €, pero el interés diario es de 1,2328 (450 € / 365 días).

Finalmente, como en l momento de esta publicación han pasado dos años desde la ocurrencia del siniestro, el interés anual a aplicar es del 20%, lo que sobre 10 000 € supone un interés de 2000 €. Pero como el interés se aplica por días, en caso de que la indemnización sea devengada en la fecha de esta publicación, habrán pasado 325 días, lo que sitúa el interés en 1780,82 €, que es el resultado de dividir los 2000 € anuales entre los 365 días del año y multiplicarlo por los 325 que han transcurrido hasta la fecha.

Así, el total de intereses a pagar por la aseguradora asciende a 2680,82 €. Recuerda que no debes declarar a Hacienda por el pago de la indemnización, pero en este caso sí que debes declarar la parte que corresponde a los intereses por mora de la compañía.

Motivos que exoneran el pago de intereses

El apartado 8 del citado artículo dice que cuando la falta o retraso en el pago de la indemnización esté fundada en una “causa justificada” o que no fuera imputable a la aseguradora, podrá evitar el pago de los intereses, lo que supone una vía de escape para las compañías.

La compañía podrá justificar el impago si alega sospechas evidentes y probatorias de la existencia real del siniestro, si prueba que ha sido ocasionado con dolo o mala fe del asegurado, si justifica que el siniestro no es objeto de cobertura en el contrato o si niega la cobertura por cuestionar de forma objetiva y razonable la responsabilidad del siniestro.

En el caso de que existan discrepancias entre la oferta de indemnización que realiza la aseguradora y la que reclama el asegurado, tienes derecho a percibir los intereses de la diferencia entre ambas cantidades, siempre que el fallo sea a tu favor, pero no por el total de la indemnización.

Más información de seguros aquí

21 de Noviembre de 2018
Daniel Bañares

USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar