comparador seguros coche

Mentir en un parte de accidente puede llevarte a la cárcel

Última actualización: 08/02/2019

Mentir en un parte de accidente puede llevarte a la cárcel

Ilustración: Víctor López

El uso de la picaresca para estafar a las aseguradoras abarca todo tipo de situaciones en las que el defraudador agudiza su ingenio para simular un siniestro que nunca ha tenido lugar, para exagerar los daños por los que deberá ser indemnizado o para falsificar un parte amistoso de accidente.

Las compañías de seguros destinan parte de sus beneficios para investigar posibles situaciones de fraudes, por lo que debes pensarlo seriamente antes de realizar una práctica que podría llevarte a la cárcel por la comisión de un delito penal.

Falsificar un parte de accidente

El parte amistoso de accidente es un documento mercantil que acredita la existencia de un siniestro entre dos vehículos, donde se expresa la forma en que ha ocurrido y que debe entregarse a la aseguradora para que determine quién tiene la culpa y proceda a indemnizar a los involucrados.

Hay diferentes maneras de falsificar un parte amistoso, desde cambiar la versión de cómo ha tenido lugar el accidente para que la parte contraria asuma la culpa y su seguro -a todo riesgo- pague la reparación de ambos, hasta inflar los daños o anotar otros que ya existieran con antelación.

Delitos de falsificación documental y estafa

Cuando el fraude al seguro se realiza con ánimo de lucro el Código Penal lo considera un delito de estafa y lo castiga con penas de entre seis meses y tres años de cárcel. Pero, además, cuando se trata de engañar a la compañía falsificando el parte amistoso, supone la comisión de un segundo delito, en este caso de falsedad documental, castigado con una condena de prisión de seis meses a tres años y multa de seis a doce meses.

En el caso de que la aseguradora detecte el fraude antes de que llegues a cobrar el dinero se te impondrá una pena inferior, pero acarreará igualmente prisión y multa por tentativa de delito.

Si acudes a juicio para reclamar la indemnización y utilizas el parte fraudulento como prueba, estarías cometiendo una estafa procesal, castigada con penas de prisión de uno a seis años y multa de seis a doce meses, además de hacerte cargo de todos los gastos en los que hubiera incurrido la aseguradora.

El fraude al seguro de automóviles

El engaño a las aseguradoras está mucho más extendido en el sector de los seguros de coche y moto que en otros. Según datos del centro de Investigación Cooperativa entre Entidades Aseguradoras (ICEA), en 2017 fueron detectados un 63,6% de los casos de fraude a las aseguradoras, un elevado porcentaje que se explica por la obligatoriedad de contratar un seguro para el vehículo.

El fraude al seguro es una práctica que perjudica a todos los asegurados puesto que las compañías pagan a la gente con el dinero de sus clientes, lo cual repercute en el precio de las pólizas de todos.

Más información de seguros aquí

08 de Febrero de 2019
Daniel Bañares

USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar