comparador seguros coche

¿Puedes cobrar una indemnización y no reparar el vehículo?

Última actualización: 23/10/2019

¿Puedes cobrar una indemnización y no reparar el vehículo?

Ilustración: Víctor López

Muchos accidentes de circulación son siniestros parciales o leves con daños que no afectan a la seguridad del vehículo ni a la integridad de los demás usuarios de la vía, lo que permite circular con el coche o con la moto sin ningún tipo de inconveniente aun si haberlo reparado.

Aunque no es lo común, puede ocurrir que tengas un siniestro de estas características cuando tenías pensado vender el vehículo o darlo de baja en poco tiempo y, en lugar de repararlo, prefieres que la aseguradora te entregue la indemnización. ¿Puede tu aseguradora negarse a pagártela sin que le entregues la factura del taller?

Lo que dice la ley de contrato de seguro

“Cuando la naturaleza del seguro lo permita y el asegurado lo consienta, el asegurador podrá sustituir el pago de la indemnización por la reparación o la reposición del objeto siniestrado.”

Este texto aparece recogido en el segundo párrafo del artículo 18 de la Ley de Contrato de Seguro e indica de forma clara que si no prestas tu consentimiento, la aseguradora no podrá sustituir el pago de la indemnización por la reparación del vehículo, por lo que estás en tu derecho de cobrar el importe de lo que cuesta esta última.

Eso sí, si finalmente decides no reparar los desperfectos, ya no podrás dar otro parte más adelante parar reparar el daño causado en este siniestro, puesto que la aseguradora ya habría cumplido con su obligación.

La respuesta de la aseguradora

Es posible que para hacerte entrega de la indemnización la compañía te pida una factura, sin embargo, no estás obligado a hacerlo salvo que venga especificado en las condiciones generales de tu póliza y lo hayas firmado expresamente.

En todo caso puedes pedir a tu taller de confianza o donde hayan peritado el vehículo que te entreguen una factura proforma por el valor de la reparación, aunque finalmente decidas no hacerla.

La compañía está obligada por ley a abonarte el importe en un plazo no superior a 40 días desde la declaración del siniestro, de lo contrario estaría incurriendo en mora y tendrías derecho a reclamar una cantidad por concepto de intereses.

Por último, la compañía podrá descontarte la parte correspondiente al IVA ya que, si no hay factura y no va a pagar el importe al taller por los servicios prestados, no está obligada a hacer efectivo el pago de este impuesto, lo que para ti supondría un enriquecimiento injusto que además podrías desgravarte.

¿Cuándo puedes reclamar la indemnización?

En caso de que hayas sido el responsable de los daños, para que la aseguradora te pague el valor de la reparación el siniestro debe estar garantizado por la póliza, es decir, disponer de un seguro a todo riesgo con cobertura de daños propios

En el supuesto de que exista un tercero culpable, tendrás que reclamar a la aseguradora contraria el pago de la prestación. En esta reclamación pueden ayudarte los servicios jurídicos de tu compañía de seguros o un abogado de libre elección hasta una determinada cantidad si tienes contratada la cobertura de defensa jurídica.

Más información de seguros aquí

23 de Octubre de 2019
Daniel Bañares