comparador seguros coche

Las cláusulas limitativas de un seguro sin firmar no son válidas

Última actualización: 26/01/2021

Las cláusulas limitativas de un seguro sin firmar no son válidas

Ilustración: Arpem.com

Las pólizas de seguros de coches y motos tienen una serie de coberturas delimitadas por una cuantía, un plazo temporal y un ámbito territorial determinados. Son un derecho para el asegurado y una obligación de cumplimiento para la aseguradora, incluso aunque el tomador del seguro no haya firmado el contrato, algo que puede suceder por ejemplo con la contratación online o telefónica.

Por otro lado, en todos los contratos existe un apartado específico donde deben figurar de forma destacada y precisa las exclusiones o cláusulas limitativas, que son las que condicionan o restringen los derechos o coberturas de los asegurados una vez que se ha producido el siniestro. En este caso, para que tengan validez jurídica sí deben estar firmadas y aceptadas de forma expresa por el tomador.

Lo que dice la ley y la jurisprudencia

El artículo 3 de la Ley de Contrato de Seguro establece que “las condiciones generales y particulares se redactarán de forma clara y precisa”, destacándose “de modo especial las cláusulas limitativas de los derechos de los asegurados, que deberán ser específicamente aceptadas por escrito”.

Para acreditar el conocimiento de estas limitaciones por parte del tomador no sirve sólo con firmar la póliza, sino que debe constar la aceptación expresa mediante una doble firma (una relativa al contrato y otra específica para las cláusulas limitativas). De lo contrario, podrían no tener validez, tal y como ya ha expresado la jurisprudencia al respecto en numerosas sentencias.

Cuáles son las consecuencias

Si no entregas firmadas las cláusulas limitativas no tiene consecuencias para tus intereses puesto que la aseguradora, una vez pagada la prima, está obligada a atender los siniestros tal y como venga estipulado en las condiciones del contrato.

Sin embargo, si la compañía no recibe la póliza con dichas exclusiones firmadas, puede suponer la nulidad de estas, puesto que no podrá probar que las conocías o que habías aceptado sus condiciones.

Un ejemplo: conducir bajo los efectos del alcohol

Conducir bajo los efectos del alcohol es una las cláusulas limitativas que aparece siempre en todos los contratos de seguros de coche y moto. Así, imagina que tienes un accidente mientras circulas en estado de embriaguez. La compañía pagará los daños causados a terceros y después repetirá contra ti (te reclamará el dinero) sin pagarte ni siquiera los daños que hayas sufrido, por más estuvieran incluidos en la póliza. 

En el caso de que no hubieras firmado expresamente las cláusulas, podrías alegar que no conocías esa limitación y la compañía tendría que demostrar lo contrario para no tener que pagar los gastos del siniestro. Eso sí, de las consecuencias penales que deriven de esta conducta no te ampara el seguro en ningún caso, por lo que si te imponen multas con penas de cárcel tendrás que cumplir la condena.

Otros ejemplos de cláusulas limitativas de derechos que incluyen todos los seguros de coche y moto son: la falta de aseguramiento por el transporte de más pasajeros o más carga de la permitida; los accidentes producidos en pruebas deportivas, carreras o competiciones; daños materiales por choques contra el vehículo de un familiar; o siniestros por circular sin ITV, entre otros.

26 de Enero de 2021
Daniel Bañares