comparador seguros coche

Conoce tus derechos en caso de accidente con otro vehículo de la misma compañía

Última actualización: 23/11/2018

Conoce tus derechos en caso de accidente con otro vehículo de la misma compañía

Ilustración: Víctor López

Cuando tienes un accidente de circulación en el que el culpable ha sido un tercero tienes derecho a reclamar los daños personales y materiales que te hayan podido ocasionar. La mayoría de los siniestros se suelen resolver con acuerdos entre las aseguradoras de los vehículos implicados, pero en ocasiones es necesario realizar una reclamación judicial de los daños.

En algunos accidentes ocurre que los vehículos están asegurados en la misma compañía, siendo la misma entidad quien tendría que reclamar contra sí misma, por lo que se estaría produciendo una situación de conflicto de intereses. ¿Sabes cómo actuar en estos casos?, ¿Conoces tus derechos?

Contrata a un abogado independiente

Casi todas las pólizas de seguros de automóvil incluyen la cobertura de defensa jurídica y reclamación de daños. Gracias a ella la compañía se hace cargo con sus propios abogados de las reclamaciones necesarias ante un siniestro con tercero culpable, aunque también tienes derecho a recibir una cantidad (determinada en las condiciones particulares) para que un letrado de tu confianza se haga cargo de las actuaciones.

Cuando te encuentras ante un siniestro en el que ambos vehículos están asegurados en la misma compañía, esta debe reclamarse a sí misma para pagar los daños, por lo que lo más probable es que intente ofrecerte la mínima indemnización posible. En estos casos resulta más oportuno contratar a un abogado externo, que sea ajeno a los intereses de la compañía. La contrapartida es que, como hemos visto, la cobertura para costear sus honorarios queda entonces limitada - entre los 600 y 3000 euros-, no pudiendo disfrutar de la cobertura sin límite del servicio jurídico de la compañía.

Nulidad de la cláusula limitativa

Una sentencia del Tribunal Supremo del año 2016 declaraba nula en un caso la cláusula que limita el pago de los gastos del profesional y condenaba a pagar a la compañía el importe total, señalando así una excepción a su aplicación.

En la sentencia el tribunal argumenta que para que la cláusula limitativa de una cobertura sea válida debe estar recogida en el contrato de un modo especial (letra más grande, en negrita y destacada) y el tomador del seguro tienen que haberla aceptado y firmado por escrito tal y como establece el artículo 3 de la Ley de Contrato de Seguro. De no ser así, estaríamos hablando de un recorte de los derechos del asegurado y, por lo tanto, sería ilegal.

Esta resolución indica que, cuando estés involucrado en una situación de conflicto de intereses con tu compañía, puedes contratar a un abogado independiente y tu aseguradora debe hacerse cargo de pagar sus honorarios sin el límite establecido en las condiciones particulares siempre que en el contrato no esté remarcada de forma especial la cláusula limitativa y aceptada por ti (el tomador del seguro) con tu firma.

Más información de seguros aquí

23 de Noviembre de 2018
Daniel Bañares

USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar