comparador seguros coche

¿Quién tiene la culpa si por esquivar un accidente provocas otro?

Última actualización: 11/10/2018

¿Quién tiene la culpa si por esquivar un accidente provocas otro?

Ilustración: Víctor López

En la mayoría de los accidentes de tráfico suele ser sencillo identificar al responsable de los daños si atendemos a las normas recogidas en el Reglamento General de Circulación

Sin embargo, en los accidentes que se producen al tratar de esquivar a otro vehículo que está acercándose peligrosamente hacia tu posición y la única manera de salvar el choque es cambiar tu trayectoria, hay espacio para la duda.

Esta reacción puede provocar la salida de tu coche de la vía o incluso un accidente con un tercer vehículo que circulaba a tu lado. Quizás evitas el golpe, pero has ocasionado otro diferente. Entonces, ¿quién tiene la culpa?

Demostrar la culpabilidad

Aunque no ha habido impacto entre el vehículo que se aproximaba hacia tu posición y tu coche, ha sido la imprudencia del primero la que ha provocado tu reacción evasiva. No se habría producido el accidente si el otro conductor no hubiera interferido en tu trayectoria, por lo que tienes claro que la culpa ha sido de él. Ahora, lo realmente complicado es que demuestres que esto ha sido así.

En caso de que el conductor imprudente reconozca su culpa, basta con realizar un parte de accidente donde así lo notifique. En caso contrario, llama a la policía o a la guardia civil para que recoja las declaraciones de los implicados. En la medida de lo posible y siempre que no entorpezca la circulación, no muevas los vehículos hasta la llegada de la autoridad al lugar del accidente para facilitar la reconstrucción de los hechos. La importancia de contar con pruebas o con la declaración de testigos es clave para determinar responsabilidades.

Será el seguro de quien resulte culpable el que se haga cargo de pagar todos los daños ocasionados a terceros a través de la cobertura de responsabilidad civil y, si finalmente no consigues probar la culpa del contrario, sólo a través de la garantía de daños propios tu compañía pagará los daños de tu vehículo.

Para los casos en los que el culpable de un accidente se da a la fuga el encargado de indemnizarte es el Consorcio de Compensación de Seguros, pero para ello deberás acreditar, con pruebas o testigos, la existencia de un tercero responsable o tomar los datos del vehículo infractor.

La culpa compartida

Es posible que las aseguradoras traten de solucionar el siniestro repartiendo la culpa entre ambos conductores, es decir, entienden que la maniobra de evasión no era la más adecuada según las circunstancias del siniestro y por lo tanto determinan que tienes un porcentaje de responsabilidad en el siniestro.

En tal caso, la aseguradora del vehículo contrario te indemniza con la parte proporcional a su culpa mediante la cobertura de responsabilidad civil. El resto lo paga tu seguro si tienes contratado una póliza a todo riesgo o bien sale de tu bolsillo si tienes el coche asegurado a terceros.

Una buena defensa

Cuando no ha habido colisión puede resultar muy complicado demostrar la responsabilidad del que comete la imprudencia que deriva en el accidente, por lo que las aseguradoras no defenderán tus intereses si no tienen la certeza y las pruebas fehacientes de que el culpable es un tercero imprudente. 

Por ello es imprescindible incluir en la póliza una buena garantía de defensa jurídica y reclamación de daños que cubra los gastos de contratar un abogado de tu confianza, que te asesore de forma eficaz y personal y te ayude a reclamar judicialmente la indemnización que te pertenece.

Más información de seguros aquí

11 de Octubre de 2018
Daniel Bañares

USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar