Neumáticos Continental: Visita al ContiDrom

Última actualización: 11/06/2019

Neumáticos Continental: Visita al ContiDrom

Continental nos ha invitado a conocer el centro de investigación, pruebas y desarrollo que tiene instalado en la zona de Lüneburg Heath, entre Hanover y Hamburgo, al norte de Alemania. Lleva funcionando desde 1967 y es uno de los orgullos de la empresa. Se llama ContiDrom.

En primer lugar, te diré que Continental se empezó a interesar por la seguridad de los viajeros en sus desplazamientos por tierra desde que lanzaron su primer neumático de bicicleta en 1891, es decir, hace casi 130 años. En una moto, por sus peculiares características, los neumáticos se convierten en una parte esencial de la seguridad del motorista.

En todos mis años de profesión, he asistido a muchas presentaciones de marcas y modelos de neumáticos de todo tipo y para casi todas las especialidades motociclistas. Un punto en común, bastante lógico y obvio, es que en todas ellas el nuevo modelo supera al anterior en prestaciones y características. En el mundo del neumático esto se representa con lo que llamamos la “tela de araña” (ver imagen inferior) que compara el producto existente con el nuevo en cinco o seis ejes que son los parámetros más representativos: duración en kilometraje, manejabilidad, tiempo de calentamiento para un funcionamiento óptimo, agarre en seco, agarre en mojado...

Neumáticos Continental: Visita al ContiDrom

El caso es que muchas veces me he preguntado cómo los técnicos de la marca llegan a conclusiones exactas en términos de porcentajes de mejora en apartados como el agarre en seco o en mojado en una moto, porque tengo claro que en coches es más fácil medirlo. En esta visita al ContiDrom, he tenido la oportunidad de ver cómo lo hacen y, además, de poder comprobarlo.

En primer lugar, para los que no seáis muy expertos en la industria del neumático, conviene decir que Continental es el cuarto fabricante mundial en importancia. Fabrica para todo tipo de vehículos: motos, coches, camiones, agrícolas, de obras públicas, etc... Aunque empezaron hace casi 150 años (en 1871) y fundaron la compañía Continental-Caoutchouc-und Gutta-Percha dedicada a la manipulación y comercialización de caucho, hoy en día el sector del neumático representa algo menos del 30% de su volumen de negocio. Más del 70% se lo lleva la división de sistemas de automoción para la industria automovilística, donde es uno de los cinco proveedores más importantes a nivel mundial en elementos de seguridad y ayudas a la conducción.

En el ejercicio pasado Continental facturó 44.400 millones de euros y da trabajo a 244.000 empleados en todo el mundo. Dicho esto, ya tenemos una idea global de la empresa, así que volvamos a nuestra visita al ContiDrom. No me extraña que los alemanes estén muy orgullosos de este centro que es el primero totalmente automatizado en el que se puede trabajar todos los días del año independientemente de la climatología o cualquier otro factor externo. Allí se prueban neumáticos, sistemas de frenada, ABS y otros sistemas y controles de seguridad. Está 100% robotizado y cuenta con una instalación cubierta, en la que puede sustituirse el pavimento con asfaltos de distintos índices de adherencia.

Neumáticos Continental: Visita al ContiDrom

Tiene 300 metros de largo y 30 de ancho. Está instalado dentro de una gran propiedad con bosques y prados, absolutamente cerrado y con muchas medidas de seguridad. La instalación principal es un óvalo peraltado de alta velocidad. En el interior, que ocupa varias hectáreas, y en el exterior, donde también hay mucho terreno, han construido diferentes circuitos conectados entre sí con trazados y virajes de todo tipo. Hay curvas rápidas, lentas, virajes enlazados, zonas con asfalto liso, otras rugoso, lo utilizan para hacer de pruebas de todo tipo, test de kilometraje, etc...

Guiado por Malte-Lauritz Bigge, jefe del equipo de probadores de la división de motos, tuve ocasión de probar en un par de sesiones las dos novedades más recientes de Continental: ContiRoad Attack3 y ContiTrail Attack3.

El ContiRoad Attack3 es un neumático sport/turismo polivalente. Lo probé en una BMW S 1000 XR y me demostró un comportamiento excelente, a muy buen ritmo detrás de Malte. En una BMW R 1250 GS probé el nuevo ContiTrail Attack3, un neumático diseñado para trail viajeras de alta cilindrada, ideal para hacer turismo y apto para adentrarnos por alguna pista de tierra de vez en cuando. Me sorprendió lo bien que se comporta en asfalto, llegando a rozar sin problemas las estriberas de la GS en algunas curvas del circuito, abriendo gas sin contemplaciones y frenando al límite sin perder la compostura.

Neumáticos Continental: Visita al ContiDrom

Pero lo más interesante es que pude realizar en primera persona algunos de los tests de desarrollo que hacen los técnicos y probadores de Continental para comprobar las prestaciones y evolución de un nuevo producto. Hice varios intentos en ejercicios de frenada a diferentes velocidades y en diferentes condiciones, con asfalto seco y con asfalto mojado (este último equipado con una moto con estabilizadores y ruedas que evitan la caída en caso de deslizamiento total).

También realicé algunas pruebas de manejabilidad. El ejercicio consistía en una especie de yincana en un circuito marcado con conos, muy estrecho y revirado. En algunos puntos casi había que parar la moto sin poner el pie en el suelo, dar gas con suavidad, hacer una S muy despacito para no tocar los conos; o entrar por un carril en el que caben justas las ruedas que desemboca en un círculo de conos con uno en el medio, dar una vuelta de 360º y volver a salir. Había que hacerlo despacito y con el manillar girado a tope para no salirte de los límites. Evidentemente, hice varios intentos de cada uno de ellos y no me fui de allí hasta que me salieron perfectos.

Los últimos ejercicios fueron las pruebas de agarre sobre asfalto seco y mojado en curva, también con moto equipada con barras y ruedas de seguridad, preparadas para llegar a inclinaciones de 45º. Me atreví a hacer tocar las ruedecitas sobre asfalto mojado y confirmar el buen grip de los nuevos compuestos de sport/turismo sin caerme. También te digo que, aunque me juren que no pasa nada, no me atrevería a hacer eso mismo en una carretera abierta con el suelo mojado y con una moto sin ruedecitas. Pero ya he comprobado que, por poder, se puede.

Neumáticos Continental: Visita al ContiDrom

En definitiva, mi visita al ContiDrom ha sido interesante, provechosa, amena y docente. He visto en vivo cómo desarrollan los nuevos productos y cómo trabaja el equipo de pruebas para testar la eficacia de todo lo que investigan y desarrollan en laboratorio.

De lo único que me quedé con ganas fue de poder rodar en el óvalo de velocidad del ContiDrom, con sus dos curvas peraltadas de 180º que son casi una pared vertical y las puedes negociar a fondo casi con cualquier moto. Nos explicaron que lo prohibieron hace unos años a las visitas, a raíz de un accidente en el que una persona ajena a la empresa perdió la vida. Lo siento mucho por el pobre desafortunado -no cabe duda de que rodar allí entraña cierto riesgo, requiere experiencia y saber calibrar las posibilidades de cada cual-, pero he tenido en estos años alguna oportunidad de hacerlo y te aseguro que rodar en un óvalo de velocidad es una experiencia absolutamente fascinante.

Neumáticos Continental: Visita al ContiDrom

11 de Junio de 2019
Mariano Urdín


Tu seguro en un click

Busca otras marcas

Marcas
Buscar