Hasta 612 CV para las versiones más potentes de la gama Mercedes-Benz GLE 2019

Última actualización: 28/11/2019

Hasta 612 CV para las versiones más potentes de la gama Mercedes-Benz GLE 2019

Mercedes-Benz pone a la venta a partir de la temporada 2020 dos nuevas versiones del modelo GLE: AMG GLE 63 4MATIC+ de 571 caballos y AMG GLE 63 S 4MATIC+ de 612 caballos. Son las versiones más potentes y deportivas de la gama. Ambas están disponibles con cambio automático, tracción trasera y un completo equipamiento de serie.

Para la temporada 2020 el fabricante de coches Mercedes-Benz pone a la venta las versiones más potentes y con un ajuste más deportivo de la gama GLE 2019: AMG GLE 63 4MATIC+ y AMG GLE 63 S 4MATIC+. Ambas versiones, con capacidad de hasta siete pasajeros, mantienen las mismas dimensiones que el resto de la gama: 4.924 milímetros de longitud, 1.947 milímetros de anchura, 1.796 milímetros de altura y 2.995 milímetros de distancia entre ejes. El maletero tiene una capacidad de 630 litros ampliables hasta los 2.055 en caso de plegar los asientos.

A fecha de esta publicación, no son muchos los rivales que tienen en el mercado atendiendo a potencia y dimensiones. Algunas de estas alternativas son: el BMW X5 M (disponible próximamente), el Jaguar F-PACE SVR (117.640 € y 551 CV), el BMW X6 M (151.100 € y 600 CV), el Audi RS Q8 (155.700 € y 600 CV), el Porsche Cayenne Turbo (163.328 € y 549 CV) y el Maserati Levante Trofeo (196.900 € y 580 CV).

Una de las principales novedades de ambas versiones es su motor: un biturbo de ocho cilindros en uve de 4,0 litros de cilindrada. La GLE 63 está disponible con una potencia de 571 caballos y 750 Nm de par; la versión GLE 63 S tiene 612 caballos y 850 Nm de par. La primera acelera de 0 a 100 km/h en 4,0 segundos y tiene una velocidad máxima limitada a 250 km/h; y la más potente lo hace en 3,8 segundos, pudiendo alcanzar una velocidad de hasta 280 km/h. De serie viene con una caja de cambios automática de nueve velocidades y un sistema de tracción a las cuatro ruedas.

Mercedes-AMG GLE 63 S 4MATIC+ 2020

Esta versión es la más potente de la gama GLE con un motor de 612 caballos.

Cuenta con varios sistemas para reducir el consumo de combustible. Es el caso de la tecnología EQ Boost, un sistema de hibridación ligera compuesto por un motor eléctrico de 48 voltios y una batería de iones de litio (funciona como alternador y motor de arranque), que genera 22 caballos y 250 Nm de par extras. Otro de los sistemas que mejora el consumo es una función que desactiva la mitad de los cilindros cuando la demanda de par es baja.

De serie viene con el sistema AMG RIDE CONTROL+, una suspensión neumática con amortiguadores controlados electrónicamente que adapta la amortiguación de forma automática según las condiciones de la calzada. Además, cuenta con unas barras estabilizadoras activas que regulan de forma automática los movimientos de la carrocería (ACTIVE RIDE CONTROL). Asimismo, viene de fábrica con siete modos de conducción que modifican la respuesta de la caja de cambios, la suspensión, el motor o la dirección: Comfort, Sport, Sport+, Individual, Trail, Arena y RACE (este último solo para la versión 63 S).

El sistema de frenos de estas versiones está formado por discos delanteros de 400 milímetros y pinzas fijas de seis pistones, y discos traseros de 370 milímetros con pinzas de un pistón. En la versión GLE 63 las pinzas son de color gris; en la GLE 63 S son rojas. Opcionalmente para las dos versiones hay disponibles unos frenos cerámicos con pinzas en color bronce. Las llantas de serie son de 20 pulgadas para la versión de 571 caballos y de 21 pulgadas para la de 612 caballos, aunque opcionalmente se pueden pedir de 22 pulgadas.

Mercedes-AMG GLE 63 S 4MATIC+ 2020

Viene de serie con amortiguadores controlados electrónicamente.

En el exterior, ambas versiones se diferencian del resto de la gama por contar con un nuevo parachoques, una parrilla rediseñada, cuatro salidas de escape con embellecedores rectangulares, un spoiler en el borde del techo y unas llantas de nuevo diseño. Hay un paquete opcional (AMG Night) que incluye cristales calorífugos tintados, un splitter frontal y elementos de adorno tanto en el en el faldón delantero como en el trasero.

Las principales diferencias en el interior pueden verse en los asientos deportivos tapizados en napa, la iluminación de ambiente, los pedales de acero y el volante de nuevo diseño. Como opción está disponible el ajuste eléctrico de los asientos de la segunda fila. El sistema multimedia MBUX es el mismo que el del resto de la gama, solo que ahora ofrece más información al conductor (tiempos por vuelta en circuito, temperatura de aceite motor, detalles sobre la frenada, etc.) La instrumentación es una pantalla digital que se puede visualizar en cuatro modos diferentes: Modern Classic, Deportivo, Discreto o Supersport.

Los sistemas de asistencia a la conducción son los mismos que fueron presentados en el GLE 2019: programador de velocidad activo, asistente activo de dirección y de distancia, asistente de frenado activo con función de giro, control activo de ángulo muerto con advertencia al bajar del vehículo y asistente de maniobra con remolque.

Mercedes-AMG GLE 63 S 4MATIC+ 2020

La instrumentación digital cuenta con cuatro modos de visualización.

28 de Noviembre de 2019
Jorge Bañares


Tu seguro en un click

Busca tu coche

Marcas
Busca tu coche