comparador seguros coche

¿Tu seguro de coche cubre los daños por vandalismo?

Última actualización: 18/07/2017

¿Tu seguro de coche cubre los daños por vandalismo?

Ilustración: Víctor López

A veces, se trata de pequeños arañazos o abolladuras en la chapa que no impiden que el coche pueda circular. En otras ocasiones, los daños son mayores e implican rotura de lunas, de espejos retrovisores e, incluso, que el vehículo acabe calcinado por las llamas. 

Tenga la gravedad que tenga un acto de vandalismo, si el responsable está identificado, será él mismo quien deberá pagar por los desperfectos ocasionados. Sin embargo, cuando no se conoce al autor de los hechos, el que puedas ser finalmente indemnizado dependerá únicamente de tu póliza de seguro. ¿Quieres saber si la tuya te cubre?

Lo que marca la diferencia en estos casos es tener contratada la cobertura de daños propios, que es la que cubre los actos malintencionados causados por terceros no identificados, siempre que los desperfectos no puedan ser asumidos por otras coberturas como la de incendio, robo o rotura de lunas

Daños propios

Cuando, por ejemplo, te rompen el espejo retrovisor, te arañan la carrocería o te destrozan alguna parte del coche sin otro fin más allá de causar daños, la falta de ánimo de lucro lo convertiría en un siniestro por vandalismo. En este caso, el seguro sólo pagará los desperfectos si tienes incluida en tu seguro la cobertura de daños propios.

En este caso, la aseguradora se hará cargo de todos los gastos hasta el límite fijado en el condicionado de la póliza. Sólo los seguros a todo riesgo incluyen esta garantía. Si la póliza es con franquicia, de la indemnización a recibir se descontará el importe de la franquicia, de la que se hará cargo el propio asegurado.

En una póliza a terceros, como su propio nombre indica, están cubiertos los daños que podamos causar a terceras personas, pero no los daños que sufra el vehículo asegurado. Sin embargo, puedes ampliar esta modalidad de seguro con otras coberturas como las antes mencionadas de robo, incendio o rotura de lunas.

Rotura de lunas

Si alguien te rompe la luna trasera o delantera del coche, o alguna de las ventanas laterales, con el propósito de causar daños, estos serán reparados o sustituidos por tu seguro siempre que tengas incluida la rotura de lunas. Si los daños son causados como consecuencia de un robo o de un incendio, serán sus respectivas coberturas específicas las que lo reparen. 

La rotura de lunas excluye los daños en espejos retrovisores y sólo algunas compañías cubren los producidos en techos solares (aunque vengan de serie) o en las lunas tintadas, cuando estas no están declaradas en la póliza.

Incendio

Si te queman el vehículo está claro que se trata de un acto vandálico, porque la única intención es causar daños. En este supuesto, si tienes un seguro a terceros ampliado o a todo riesgo, tu compañía te pagará una indemnización a través de la cobertura incendio, aunque existen diferencias entre lo que ofrecen unas aseguradoras y otras.

Esta cobertura también entra en juego si el incendio es causado por una avería, por un incendio forestal u otros fenómenos atmosféricos. 

Robo

Robo es el daño producido por alguien que tiene ánimo de lucro. Si un delincuente fuerza la cerradura del coche para llevárselo pero no lo consigue, es un claro intento de robo, no de vandalismo. Por este motivo, la compañía te reparará los daños causados a través de la cobertura de robo, incluida en seguros a terceros ampliado y a todo riesgo.

Además, si no se lleva el coche pero te roba los accesorios opcionales y/u otros objetos personales, sólo algunas compañías te pagarán una determinada cantidad por estos bienes.

Consorcio de Compensación de Seguros

El Consorcio no se hace cargo de los daños causados por vandalismo, salvo algunas excepciones como actos que son consecuencia de tumultos populares o los ocasionados violentamente como consecuencia de terrorismo, rebelión, sedición o motín.

Más información de seguros aquí

18 de Julio de 2017
Daniel Bañares