La tercera generación del Bentley Continental GT es más deportiva, eficiente y tecnológica

Última actualización: 30/08/2017

La tercera generación del Bentley Continental GT es más deportiva, eficiente y tecnológica

El motor del Bentley Continental GT es el mismo W12 TSI de gasolina que ya tenía la anterior generación, pero su potencia asciende a 635 caballos, 45 más que antes. Con él capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos (utilizando el nuevo modo Sport Launch) y alcanzar una velocidad máxima de 333 km/h. Con unas emisiones de 278 gramos de CO2, emite 49 gramos menos que el modelo al que sustituye. Para conseguir esas cifras, emplea tecnologías como la desconexión de seis cilindros cuando la demanda de potencia es pequeña o la denominada navegación a vela, en la que el motor se desconecta de la transmisión cuando el vehículo puede avanzar por inercia. No solo las emisiones se reducen, sino que el consumo homologado desciende dos litros, de 14,2 litros de combustible por cada 100 kilómetros recorridos hasta 12,2 litros

Bentley Continental GT

La pantalla que domina el salpicadero está oculta hasta que se activa el contacto y se puede esconder si el condcutor lo desea.

El sistema de tracción total cambia completamente su modo de funcionamiento y, en vez de tener un reparto de la potencia prefijado, varía su respuesta continuamente. En condiciones normales envía toda la fuerza al eje trasero, y solo cuando el eje delantero necesita tracción se envía hacia las ruedas delanteras. Así, el comportamiento natural del coche es más parecido al de un deportivo de motor delantero y tracción trasera.

Aunque las dimensiones de este nuevo modelo son prácticamente iguales a las del modelo al que sustituye, en el chasis sí hay una variación apreciable de medidas. Las ruedas delanteras se han adelantado 135 milímetros y el motor cambia su ubicación, modificando el reparto de pesos hacia la parte trasera, equilibrando la proporción en la este que se reparte. Las luces traseras cambian su diseño de circulares a ovaladas y se asemejan a los tubos de escape que hay bajo ellas.

Bentley Continental GT

Aunque toda la carrocería es nueva, es la parte trasera la que más cambios presenta por sus grupos ópticos ovalados.

En el habitáculo es nueva la pantalla táctil de 12,3 pulgadas ubicada en el salpicadero. Permanece oculta hasta que el conductor activa el contacto y, además de la superficie que se funde con el salpicadero y la pantalla en sí, tiene una tercera cara en la que hay tres indicadores analógicos: temperatura exterior, brújula, cronómetro. En la pantalla digital el conductor puede seleccionar distintos modos de visualización para mostrar la información que prefiera. La instrumentación también es completamente digital y los cristales de la luna delantera y las ventanillas traseras son laminados para aislar el interior del ruido exterior. 

Una de las más importantes aportaciones introducidas en esta generación del Bentley Continetal GT es el denominado Bentley Dinamic Ride, un sistema de barras estabilizadoras activas que funcionan gracias al sistema eléctrico de 48 voltios. La suspensión neumática adapta también su respuesta de manera continua tanto al estado de la superficie por la que se transita como al tipo de conducción que el conductor desee. Un mando giratorio ubicado en la consola central que ofrece cuatro modos de funcionamiento: Comfort, Bentley, Sport y Custom. En este último se pueden personalizar las respuestas de la suspensión, el motor, la caja de cambios y “otros sistemas del chasis”. El resultado de esta combinación de suspensión neumática y barras estabilizadoras activa proporciona “una gran comodidad en la conducción y una maniobrabilidad excepcional”.

Bentley Continental GT

El selector circular que hay en la consola central sirve para modificar la respuesta del motor y otros sistemas en cuatro modos.

Los sistemas de sonido disponibles para Bentley Continental GT son tres y tiene compatibilidad con dispositivos de Apple. El de serie está compuesto por 10 altavoces que suman una potencia de 650 vatios. El sistema opcional de Bang & Olufsen tiene 16 altavoces, 1500 vatios y sus rejillas se iluminan. El sistema Naim, el más exclusivo de todos, consta de 18 altavoces y 2200 vatios de potencia. 

El equipamiento del Bentley Continental GT se puede completar con dos paquetes que agrupan distintas tecnologías. El denominado Ciudad añade apertura eléctrica del maletero sin manos, el reconocimiento de señales de tráfico, el aviso de peatones y un sistema de frenada automática de emergencia en ciudad. El denominado Turismo tiene control de crucero adaptativo con asistencias en atascos, alerta y asistente de cambio de carril, proyección de información en el parabrisas, visión nocturna con cámara de infrarrojos y frenada automática de emergencia. También hay una opción denominada Mulliner Driving Specification que añade llantas de 22 pulgadas, una tapicería exclusiva y diversos detalles de acabado en el interior. Las luces de matriz de ledes que adaptan su haz de luz automáticamente a las condiciones son de serie en cualquier caso.

30 de Agosto de 2017
Alberto Mauleón


Tu seguro en un click

Busca tu coche

Marcas
Busca tu coche