Kymco AK 550 2017: 53,7 caballos y conexión a internet para competir con el Yamaha TMAX

Última actualización: 04/02/2019

Kymco AK 550 2017: 53,7 caballos y conexión a internet para competir con el Yamaha TMAX

Kymco presentó en 2017 el scooter más potente que la marca ha fabricado hasta la fecha de su lanzamiento: el AK 550. Se trata de un scooter deportivo cuyo chasis y motor emplean soluciones más propias de motocicletas de gran cilindrada que de modelos ciudadanos. Estrena un sistema de conexión con el teléfono móvil para mostrar datos de éste en la instrumentación. 

El Kymco AK 550 es la gran apuesta de la marca taiwanesa para la temporada 2017. Entre los principales rivales del Kymco AK 550 están el Yamaha TMAX, el scooter de gran cilindrada más vendido en nuestro país desde 2000 hasta 2017 (12 299 euros y 43,5 caballos), el Honda Integra (9400 euros y 54 caballos) y el BMW C 650 Sport (11 850 euros y 60 caballos). Este AK 550 está disponible en españa con un precio promocional de 8999 euros hasta el 31 de julio de 2019 (descuento ya añadido de 1250 €).

Kymco AK 550

El AK 550 llega al mercado a finales de 2017 para competir con el Yamaha TMAX.

Su motor es un bicilíndrico en línea de ocho válvulas y doble árbol de levas en cabeza que desarrolla una potencia máxima de 53,7 caballos. Cuenta con un embrague multidisco bañado en aceite y la lubricación es por cárter seco para reducir la resistencia que se produce al batir el aceite del cárter y evitar el descebado de la bomba bajo fuertes aceleraciones o inclinaciones. Además, el piñón de salida de la transmisión de este AK 550 está en línea con el eje del basculante. Según Kymco, esto favorece a que la transmisión tenga una menor pérdida de potencia y que la correa tenga un menor desgaste. Su sistema de gestión electrónica permite elegir dos tipos de respuesta, sin límite de potencia máxima denominado Full Power, o con una potencia limitada para mayor facilidad de uso sobre superficies de menor adherencia denominado Rain Power. Para aquellos usuarios que tengan el carné A2, Kymco ofrece un kit de limitación sin coste añadido.

Kymco AK 550

Según datos de Kymco, este AK 550 tiene unos consumos de 4,8 litros a los 100 kilómetros.

El Kymco AK 550 tiene un chasis de doble viga y un basculante realizado en aluminio. La suspensión delantera es una horquilla invertida con barras de 41 milímetros de diámetro y el único amortiguador trasero está situado en posición horizontal para ganar espacio bajo el asiento. El conjunto de frenos está compuesto por una pareja de discos flotantes de 280 milímetros y pinzas radiales Brembo para la rueda delantera y un disco de freno de 260 milímetros de diámetro en la trasera, ambos con sistema ABS de Bosch. Los neumáticos son de la marca Metzeler con unas dimensiones de 120/70 R 15 en el tren delantero y 160/60 R 15 en el trasero.

Una de las principales novedades del Kymco AK 550 es un sistema de conectividad denominado Noodoe. Este sistema permite conectar un teléfono móvil con el scooter para mostrar información en el cuadro de instrumentos como la meteorología, puntos de interés, velocidad de la vía por la que se circula o el tiempo estimado de llegada hasta el destino. Cuando el conductor está detenido en un semáforo se puede tener información de las llamadas entrantes, los mensajes, las actualizaciones de las redes sociales o las noticias de última hora. El usuario incluso puede personalizar la instrumentación con fotos propias.

Kymco AK 550

Gracias a la instrumentación y al sistema Noodoe, permite al usuario conectarse con su móvil para tener información a tiempo real de la meteorología, las últimas noticias o los puntos de interés.

Bajo el asiento se encuentra un cofre con capacidad para un casco integral y, además, cuenta con dos guanteras para objetos más pequeños tras el escudo. El equipamiento de serie incluye un sistema de iluminación completamente de ledes para todas sus ópticas, puños calefactables, la cúpula ajustable en dos posiciones, la apertura del asiento es eléctrica y dos amortiguadores hidráulicos le ayudan a abrirse, el asiento tiene un apoyo lumbar ajustable en tres posiciones, encendido y arranque sin necesidad de introducir la llave e información sobre la presión de los neumáticos.

La presentación del AK 550 se ha realizado en el circuito de Ascari. Es una decisión sorpréndete y una inequívoca señal de la enorme confianza que Kymco tiene en las cualidades dinámicas de este modelo. 

El Kymco AK 550 no es una auténtica moto deportiva, pero las sensaciones a sus mandos son plenamente satisfactorias. El motor es potente y las prestaciones muy buenas, sigue la trayectoria marcada por la rueda delantera con precisión y acepta bien correcciones si son necesarias. En las zonas más rápidas su comportamiento es estable y el aplomo es sobresaliente. En las curvas en las que es necesario subirse a algún arcén, las suspensiones absorben bien los baches y no se producen movimientos extraños. La frenada es muy potente y muy dosificable, con un tacto excelente y una gran resistencia a la fatiga. En definitiva, en conducción deportiva tiene un comportamiento sobresaliente. 

04 de Febrero de 2019
Mariano Urdín


Tu seguro en un click

Busca tu moto

Marcas
Busca tu moto