Comparativa
Moto Guzzi V85 TT &
Triumph Street Scrambler

LA VIDA ES BELLA

La corriente ‘vintage’ ya no es una nueva moda, llegó hace ya bastantes años y lo ha hecho para quedarse. Nuestras protagonistas de hoy pertenecen a dos marcas con mucha historia y a un segmento que también está en boga, las trail asfálticas de paseo.

> Ficha técnica Triumph Street Scrambler

La esperada llegada de la nueva Moto Guzzi V85 TT ha sido como una bocanada de aire fresco para la categoría, pues mantiene las señas de identidad de la marca italiana en cuanto a diseño y arquitectura, pero luce un funcionamiento sorprendente, al nivel de una moto actual. Por su parte, la Triumph Street Scrambler pertenece una larga saga de este modelo pionero en la marca británica, cuyos primeros ancestros nacieron en la década de los 60. Este año su principal novedad es que el motor ha recibido una inyección de potencia de 10 caballos y tiene 1.500 revoluciones extras.

Las dos pertenecen a ese segmento de mercado de motos de aspecto clásico pero que lucen un comportamiento equilibrado y contemporáneo, pues están fabricadas con componentes y tecnologías actuales. Las dos son europeas, bicilíndricas, de cilindrada similar y en cuanto a precio, también se encuentran igualadas: 10.990 euros la italiana por 10.800 euros la inglesa.

Ahora, como es costumbre en nuestras comparativas, procedamos a su análisis en parado. 

Características

Moto Guzzi V85 TT

Triumph Street Scrambler

Precio 10.990 euros 10.800 euros
Dimensiones  
Longitud N.D. 2.125 mm
Anchura N.D. 835 mm
Altura N.D. 1.130 mm
Altura del asiento 830 mm 790 mm
Peso 208 kg 203 kg
Motor y transmisión  
Configuración de motor Bicilíndrico en V a 90º Bicilíndrico en paralelo
Cilindrada 853 cc 900 cc
Potencia 80 CV / 7.750 rpm 65 CV / 7.500 rpm
Refrigeración Aire Líquida
Transmisión Manual, 6 velocidades Manual, 5 velocidades
Chasis  
Tipo Tubular de acero Tubular de acero
Suspensión delantera Horquilla hidráulica con barras de 41 mm. Regulable en precarga del muelle y extensión del hidráulico Horquilla Kayaba con barras de 41 mm
Recorrido 170 mm 120 mm
Suspensión trasera Monoamortiguador regulable en la precarga del muelle y en la extensión del hidráulico Doble amortiguador Kayaba ajustable en precarga
Recorrido 170 mm 120 mm
Freno delantero Dos discos de 320 mm con pinza Brembo de cuatro pistones. ABS Un disco de 310 mm con pinza de cuatro pistones. ABS
Freno trasero Un disco de 260 mm con pinza de dos pistones. ABS Un disco de 255 mm con pinza de dos pistones. ABS
Dimensiones neumático delantero 110/80 19" 100/90 19"
Dimensiones neumático trasero 150/70 17" 150/70 17"

Comparativa Moto Guzzi V85 TT & Triumph Street Scrambler

Moto Guzzi no ha facilitado sus medidas externas ni distancia entre ejes en su ficha técnica, pero a simple vista vemos que la V85 TT es un poco más grande que la Street Scrambler. La altura del asiento es similar, pero en la Triumph llegamos mejor al suelo, seguramente porque su asiento es más estrecho en su unión con el depósito. En cuanto al peso en vacío no hay mucha diferencia, 5 kilos más ligera la Triumph en las cifras declaradas por las marcas, pero en nuestras mediciones (ver cuadro adjunto más abajo) han salido 6 kilos de diferencia en vacío y 16 kilos con los llenos hechos. En este aspecto hay que tener en cuenta que en la V85 TT entran 23 litros de combustible y en la Street Scrambler solo 12, de ahí la diferencia.

Los motores

Analizando sus motorizaciones, es verdad que las dos emplean motores bicilíndricos de 4T, pero no pueden ser más diferentes el uno del otro. El propulsor de la británica es una pieza muy bien elaborada, estéticamente parece directamente derivado de la Bonneville de siempre, pero este bicilíndrico paralelo empleado en la gama Street Twin es muy moderno: va refrigerado por agua, con 8 válvulas en cabeza y ahora rinde 65 caballos a 7.500 rpm. Su principal virtud radica en su exquisito funcionamiento gracias a una tecnología actual con las posibilidades que ofrece el acelerador electrónico, los sistemas de gestión de motor e inyección de combustible. Sigue las tendencias dominantes, con las bielas caladas a 270º en el cigüeñal, para conseguir una entrega de potencia lineal y constante. Lleva embrague multidisco bañado en aceite con deslizamiento antirrebote, asociado a una caja de cambios de 5 velocidades.

Como ya te he comentado en otras ocasiones, han cuidado muchísimo su aspecto exterior con un gran nivel de atención a los detalles. Las tapas del motor negras siguen las líneas características del legendario motor Bonneville de los 60, al igual que el falso filtro de aire y los carburadores, que solo son un decorado muy bien hecho para ocultar una moderna caja de admisión y el sistema de inyección electrónico. 

Comparativa Moto Guzzi V85 TT & Triumph Street Scrambler

El escape es de acero inoxidable, de líneas típicas en las Scrambler de la marca, en el que salen los dos tubos de los colectores por el lado derecho a media altura, con el catalizador muy bien disimulado detrás de la placa que protege nuestra pierna de posibles quemaduras. Lo han afinado para que emita el sonido característico de bicilíndrica británica, con notas ricas e intensas que puedes oír y sentir. El problema de su genuina ubicación es que inevitablemente transmite calor, y mucho… ¡Ojo en verano con acercarse a la moto en pantalón corto!

En la marca italiana, desde que el ingeniero Giulio Cesare Carcano diseñó este bicilíndrico en V a 90º transversal a la marcha, con el cigüeñal longitudinal que se estrenó en la V7 a principios de los 60, todos los productos salidos de la factoría de Mandello del Lario de media y alta cilindrada han recurrido a esta configuración. El motor de la V85 TT se puede considerar como una evolución de los anteriores, mantiene un árbol de levas central en el cárter, con la distribución mandada por varillas y balancines que mueven las dos grandes válvulas que hay en cada culata. 

Este sistema un tanto arcaico, tiene sus limitaciones para trabajar a los regímenes de giro necesarios para conseguir la potencia deseada y por eso se han afanado en solucionarlo. Las válvulas de admisión son de titanio, mucho más ligeras que de vulgar acero y con ellas se pueden llegar a 8.000 revoluciones sin problemas. La potencia declarada es de 80 caballos a 7.750 rpm, que resultan algo optimistas. Hemos medido los motores de nuestras protagonistas en nuestro banco de potencia, el mismo día en las mismas condiciones y la Moto Guzzi V85 TT ha rendido 72 caballos a 7.950 rpm con 64 Nm de par a 7.100 rpm, frente a 61 caballos a 6.800 rpm con 74Nm de par a 3.700 rpm de la Triumph Street Scrambler. Como ves, los italianos siempre son un poco más exagerados que los ingleses, no hay 15 caballos de diferencia, pero sí 11 CV reales.

Comparativa Moto Guzzi V85 TT & Triumph Street Scrambler

Otro punto donde encontramos divergencias técnicas apreciables es en el concepto de la transmisión. La Scrambler utiliza transmisión segundaria por cadena de rodillos con corona y piñón, mientras la Guzzi se mantiene fiel a su sistema de cardan. Pero la realidad es que los ingenieros de la firma del águila han hecho un trabajo brillante en este apartado, instalando un amortiguador de transmisión que suaviza mucho las reacciones. La caja de cambios es de 6 relaciones y ahora el funcionamiento de todo el conjunto, incluido su embrague bidisco es gratamente suave y progresivo, mucho mejor que en versiones anteriores.

Los bastidores

En cuanto al apartado ciclista, todo el chasis de la V85 TT es de nueva factura, abandona el doble cuna de acero y lo sustituye por un entramado de tubos que dejan el motor colgado, los sujeta por detrás y por debajo de los cilindros, además, lleva unas placas de aluminio en los laterales. Los tubos del chasis se desdoblan hacia la parte trasera conformando un robusto portaequipajes y las asas para el pasajero. En su estudiada geometría y rigidez reside gran parte del éxito del comportamiento que tiene en cuanto a agilidad y estabilidad, dos grandes virtudes de la V85 TT. La horquilla delantera es invertida, de 41 milímetros de diámetro y 170 milímetros de recorrido, el mismo recorrido que el monoamortiguador trasero, que va situado en el lado derecho, anclado en el cubo de la corona del cardan. Tanto la horquilla como el amortiguador son regulables.

Comparativa Moto Guzzi V85 TT & Triumph Street Scrambler

Por su parte la Triumph es más tradicional en estos apartados. Mejoró sus aptitudes todoterreno en el modelo anterior, reforzando las suspensiones y el bastidor, que mantienen intacto en la versión de este año. La horquilla telescópica es convencional sin regulaciones y lleva fuelles de goma para la protección de las barras. Atrás monta dos amortiguadores KYB anclados directamente al basculante, solo con regulación en la precarga del muelle. El recorrido de ambas es de 120 milímetros . Las estriberas y el asiento del pasajero se pueden desmontar fácilmente y los estribos del piloto llevan gomas para filtrar vibraciones que también se pueden quitar, dejando al descubierto el perfil de acero con dientes de sierra que agarran mucho mejor las suelas de las botas cuando entramos en el campo. El problema es que cuando vamos de pie sobre las estriberas la ubicación del escape estorba un poco y la estribera derecha se queda algo corta y no deja plantar el pie con total seguridad.

En las medidas de las llantas hay unanimidad, las dos utilizan rueda delantera de 19 pulgadas que favorece sus salidas fuera del asfalto, y traseras de 17. En cuanto a frenos, la Guzzi va mucho más sobrada, lleva dos discos de 320 milímetros con pinzas de 4 pistones y anclaje radial, mientras que la Triumph se conforma con un solo disco de 310 milímetros con pinza de 4 pistones de anclaje convencional. En el eje trasero las dos montan un disco con pinza de 2 pistones, de 260 milímetros la italiana y de 255 milímetros la inglesa.

Acabados y detalles

En su aspecto general las dos brillan a un gran nivel, con una buena calidad de pintura, conmutadores, tapizado de los asientos y multitud de detalles de terminación general que aporta cada una de ellas, como los logotipos, tanto en la británica como en la italiana. Esta última luce sobre su doble faro delantero una brillante águila con las alas desplegadas fabricada en ledes. Además, la Guzzi lleva de serie una pantalla frontal que se puede regular en dos posiciones, la instrumentación es totalmente digital, en color y muestra una gran cantidad de información sobre el funcionamiento de la moto, el control y ajustes de las diferentes funciones electrónicas y el control de velocidad.

Comparativa Moto Guzzi V85 TT & Triumph Street Scrambler

La instrumentación de la Triumph es de corte más clásico en apariencia, compuesta por un único reloj analógico que alberga en su interior una pantalla digital con información suplementaria.

Nos ponemos en marcha

La Moto Guzzi V85 TT es una moto creada prácticamente desde cero, si exceptuamos el diseño y arquitectura de su motor, partimos de la base de que ninguna de nuestras dos concursantes de hoy son motos para estresarnos la vida, más bien todo lo contrario. También quiero señalar que la Guzzi es una moto que tiene prestaciones y aptitudes off-road claramente superiores a los de la Triumph. La diferencia de potencia se nota en prestaciones puras y en comportamiento. Te he preparado un cuadro con cifras para que de un vistazo lo puedas ver más claramente:

 

Moto Guzzi V85 TT

Triumph Street Scrambler

Velocidad máxima real/marca 197 / 206 km/h 179 / 180 km/h
Aceleración  
0-100 km/h  4,6 segundos  5,5 segundos
0-400 m 13,6 segundos 14,0 segundos
0-1000 m 26,3 segundos 27,0 segundos
Recuperación 6ª  
60-100 km/h 5,6 segundos 6,7 segundos
60-140 km/h  13,0 segundos  14,6 segundos
Peso verificado  
Vacío 224 kilos 218 kilos
Lleno 242 kilos 226 kilos
Consumo medio 4,5 litros/100 km 5,3 litros/100 km
Autonomía 510 kilómetros 230 kilómetros

Comparativa Moto Guzzi V85 TT & Triumph Street Scrambler

La Triumph es una moto más tranquila, más adecuada para aquellos que quieran una estética genuina y evocadora de los 60, aunque dinámicamente va de lujo y está bien equilibrada. A sus mandos te encuentras a gusto, es bajita, llegas con los dos pies al suelo sin dificultad, el asiento es amplio, bien mullido y el conjunto te transmite una agradable sensación de tener todo bajo control.

En ciudad, la Street Scrambler me parece muy adecuada por su menor talla. Es más ligera y tiene un buen radio de giro, solo le penaliza la situación de sus preciosos escapes, que irradian bastante calor, sobre todo en verano, que pueden llegar a molestar mucho en los atascos ciudadanos. Por su parte, la V85 TT es más grande, pero tampoco es un “armatoste” entre los coches, gira bien y es ágil. Además, su posición elevada te da una buena perspectiva de lo que pasa por delante.

El lugar del pasajero está bien resuelto en las dos, es cómodo, hay espacio de sobra en ambas y tienen robustas asas donde sujetarse. A la Triumph se sube con más comodidad y se maneja mejor con el peso de nuestro acompañante, pero le penaliza de nuevo el calor que desprenden sus silenciosos. Les daría un empate en este apartado.

Para hacer turismo la ventaja claramente es para la italiana. La británica luce un comportamiento deliciosamente suave, agradable, pero está totalmente exenta de cualquier tipo de protección. Además, está mucho menos preparada para salir fuera del asfalto, gasta de media casi un litro más de gasolina y con la diferencia de litros que entran en su depósito, tiene la mitad de autonomía.

Comparativa Moto Guzzi V85 TT & Triumph Street Scrambler

La Guzzi igualmente transmite sensaciones interesantes desde el primer momento. El motor suena bien y vibra poco, pero sigue teniendo el típico balanceo de los motores longitudinales en V que les da carácter (las BMW también lo hacen). Me ha gustado lo fácil que resulta pilotarla, con un tren delantero que lo sientes, el manillar es ancho y se encuentra a una altura adecuada, tiene buen radio de giro y eso le añade agilidad, a pesar de que no es una moto especialmente ligera. Me ha parecido noble, precisa en las trayectorias, que informa con claridad de lo que sucede entre el asfalto y las ruedas y estamos bien asistidos por unos frenos y suspensiones eficaces, por lo que podemos practicar en ocasiones una conducción hasta cierto punto deportiva. Y fuera del asfalto se defiende con gallardía, el motor tiene una respuesta consistente, suave y dosificable y una parte ciclo que funciona con solvencia y me hacen pensar que, con unos neumáticos más adecuados para tierra, puede ser una excursionista competente.

Conclusiones

Dinámicamente, sin duda, la vencedora es la Guzzi V85 TT, pero en este tipo de motos, no siempre, o mejor dicho, casi nunca, buscas prestaciones puras. Son motos de inspiración clásica y tanto Triumph como Moto Guzzi han conseguido plasmar su espíritu en estos dos modelos, presumiendo además de un comportamiento y una fiabilidad acorde con los tiempos actuales.

Las hemos comparado porque pensamos que pertenecen al mismo segmento, pero tengo que puntualizar que cada una tiene sus propias connotaciones. La V85 TT tiene cualidades dinámicas para poder buscar un enfrentamiento directo con cualquier trail de hoy día, mientras que la Street Scrambler, con unas prestaciones más discretas, se regodea más en el glamour y la historia de su pasado, con el espíritu de Steve McQueen revoloteando y haciéndonos pasar momentos tan memorables como hacía el inmortal actor en la película “La gran evasión”.

Comparativa Moto Guzzi V85 TT & Triumph Street Scrambler

¿Cuánto cuesta el seguro de estas motos?

Hemos calculado lo que costaría asegurar la Moto Guzzi V85 TT y la Triumph Street Scrambler en nuestro comparador de seguros. Para ello, hemos tomado como perfil de referencia el de una persona de 44 años, soltero, con 24 años de antigüedad de carné, que vive en Valladolid, guarda la moto en un garaje privado y recorre entre 10.000 y 12.000 kilómetros al año. Con estos datos, en la fecha en que se ha realizado esta información, la compañía que ofrece un precio más bajo para un seguro a terceros ampliados es Regal, con un precio de 133 euros al año para la Moto Guzzi y de 190 euros para la Moto Guzzi, con una puntuación de calidad sobre 10 de 8,1, según el sistema de puntuación de Arpem. En el caso de optar por un seguro a terceros, Géneis ofrece un precio anual de 85 euros para la V85 TT y de 117 eruros para la Street Scrambñer con una puntuación de calidad de 8,57 puntos sobre 10.

 

Moto Guzzi V85 TT

Triumph Street Scrambler

Lo + Buen comportamiento en todos los escenarios y autonomía. Estética clásica insuperable
Lo - Le sobran algunos kilos El calor que desprenden los escapes
 
Comparativa Moto Guzzi V85 TT & Triumph Street Scrambler
Prueba y Redacción: Mariano Urdín
Fotos: Pablo Alonso
Agosto 2019

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar