Presentación MAZDA CX-3

PEQUEÑO Y CON CLASE

El Mazda CX-3 entra de lleno en la categoría de crossover compactos, un mercado saturado de modelos populares como el Peugeot 2008 y Renault Captur. El CX-3 está basado en el recién lanzado Mazda2. Además de su atractivo y robusto diseño, aporta una sensación deportiva y un toque de elegancia Premium, gracias entre otros, a su generoso equipamiento tecnológico

 

Presentado en sus orígenes en el Salón del Automóvil de Los Ángeles en 2014, llega ahora al mercado europeo justo en un momento en el que las ventas, sobre todo en este segmento, tienen una previsión al alza que se vislumbra hasta 2017.

Este pequeño crossover adopta la tecnología Skyactiv del resto de la gama, el MZD Connect y el acertado lenguaje de diseño de las últimas creaciones de Mazda denominado KoDo.

A diferencia de muchos de sus rivales el CX-3 está disponible con tracción a dos y cuatro ruedas además de disponer de cajas de cambio manuales y automáticas. Los de tracción delantera prometen tener unos consumos muy reducidos y ser eficientes hasta el extremo mientras los de tracción integral aportan una pequeña dosis de conducción todoterreno y grandes dosis de agarre en cualquier tipo de asfalto y circunstancias de conducción.

Mazda CX-3

Los compradores tienen la opción de dos versiones de gasolina, formada por un bloque de cuatro cilindros y 2.0 litros de cilindrada con 120 y 150 caballos, y una variante diesel de 1.5 litros y 105 caballos. Esta última versión se puede elegir con dos tipos de tracción: delantera o integral, mientras el 2.0 gasolina de 150 caballos se ofrece obligatoriamente con tracción integral. La versión menos potente de gasolina. 2.0 120 caballos, se ofrece exclusivamente con tracción delantera y todas las variantes mecánicas pueden llevar de forma opcional caja de cambios automática. Las versiones manuales montan una caja de cambios de seis velocidades.

Durante la prueba dinámica hemos podido conducir las dos versiones más potentes, 2.0 150 gasolina y 1.5 de 105 caballos diesel. La variante diesel ha demostrado, en una conducción por autopista, ser un buen vehículo viajero. Goza de buena respuesta en marchas largas cuando llegan pendientes pronunciadas y un consumo en apariencia moderado. En los tramos de puertos de montaña y con una conducción más radical se aprecia una estabilidad en curva sobresaliente para un vehículo de sus características y una respuesta de la dirección precisa cuando se fuerzan los apoyos. Hablamos de una versión con tracción total y un peso (desde 1.155 kilos), el hecho de no tener una altura exagerada, hace que su centro de gravedad más bajo no suponga un problema a la hora de realizar una conducción más deportiva. La tracción integral distribuye la fuerza en función de las necesidades, si detecta una pérdida de tracción envía más par al eje trasero, en condiciones normales la potencia se envía al tren delantero. A revoluciones medias la mecánica diesel tiene una buena respuesta y sonoridad contenida, cuando se le exige más prestaciones responde con suavidad y finura pero la rumorosidad se eleva algo más de lo habitual. La versión de gasolina tiene una respuesta más vigorosa a cualquier régimen pero el que probablemente acapare el mayor número de ventas sea la versión diesel.

Mazda CX-3

En el interior el CX-3 está poderosamente influenciado por el urbanita Mazda2, modelo que ha servido de base para su desarrollo. Cuadro de instrumentos, salpicadero y aireadores circulares son prácticamente idénticos en ambos modelos. Mazda ha puesto mucho empeño en transmitir una sensación de gran calidad, el interior se siente muy robusto y se utilizan plásticos de tacto suave y buena apariencia. La incorporación de revestimientos de piel cosidos por el salpicadero ayuda enormemente a transmitir esa sensación de elevada calidad perseguida. La posición de conducción es cómoda y aunque la altura total del coche pueda ser menor que la de algunos de sus competidores, la realidad es que la distancia real del asiento al suelo es de las más elevadas dentro de su segmento. Al igual que otros modelos de la gama Mazda el CX-3 incorpora toda la tecnología de entretenimiento que proporciona el MZD Connect, display de 7 pulgadas y toda la tecnología de seguridad y asistentes de carretera que minimizan el riesgo de accidente. El Asistente de carril (LDWS), aviso del punto muerto lateral (BSM), asistente de frenada en ciudad (SCBS) o el asistente de maniobra de marcha atrás (Rear Cross Traffic Alert) forman parte junto con el Head Up Display o la radio digital de todo un amplio repertorio de equipamiento poco habitual en los modelos de su segmento.

Mazda CX-3

Las dimensiones externas son mayores que las de un Nissan Juke, por lo que no es sorprendente encontrar más espacio en el interior. Los ocupantes de las plazas traseras disponen de un espacio razonable para las piernas, solo los pasajeros más altos encontraran que el techo inclinado les resta algo de espacio para la cabeza. El maletero con unos razonables 350 litros tiene un labio de carga algo alto lo que dificulta levemente las labores de carga y cuenta con un falso suelo que se puede bajar para ganar más espacio al maletero. En el interior no anda muy sobrado de huecos, cuenta con una guantera principal generosa pero los compartimentos de las puertas son más bien pequeños. En la consola central solo dos huecos portavasos y una pequeña bandeja para dejar, como mucho, un par de teléfonos móviles.

La comercialización es inmediata y los precios con todos los descuentos promociónales incluidos, arrancan en 17.307 euros (CX-3 Style 2.0 120 manual) y llegan hasta los 27.642 euros (precio de la versión más cara, 2.0 150 Luxury Automático, con todo el equipamiento posible incluido).

Mazda CX-3

Mazda continúa su buena racha de éxitos comerciales y logra incrementar sus resultados (a falta del lanzamiento de este modelo y del próximo MX-5 en septiembre) en un 50%, mientras el resto del mercado lo hace en un 22%.

Prueba y Redacción: Miguel A. Corcuera
Fotos: Mazda
Junio 2015

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar