Prueba LEXUS IS
300h 223 Cv Hybrid Drive

EL LEXUS IS CONTRA TODOS

El Lexus IS es un modelo importante para Lexus ya que constituye más de la mitad de las ventas totales. Por ello tras una primera generación un tanto anodina y una segunda bastante mejorada, llega esta tercera de inspiración en el espectacular concept car LF-CC y con un interior basado en el superdeportito LFA. Con estas credenciales, ¿podrá finalmente el Lexus IS enfrentarse a los modelos alemanes?

  

ORIENTE CONTRA OCCIDENTE

El IS apareció como una prometedora berlina de propulsión trasera en 1999. La segunda generación mejoró enormemente y añadió un modelo deportivo de altas prestaciones capaz de competir con el mítico BMW M3. Se llamó IS F y tenía un poderoso motor V8 que rendía nada menos que 423 caballos. Lexus lleva ya cerca de un cuarto de siglo pero todavía no ha sido capaz de sobrepasar claramente el muro que los alemanesLexus IS han construido en el segmento de los coches Premium. En esta tercera entrega del IS, Lexus ha adoptado un enfoque diferente y hasta refrescante para producir un modelo que pueda ser un serio rival de la Serie 3 de BMW. Lexus, al contrario que las marcas alemanas, ha abandonado el mundo del diesel en sus berlinas Premium para decantarse por las mecánicas híbridas. No es el que mercado japonés haya decidido ir por el mismo camino, una de las mejores mecánicas diesel de dos litros es japonesa. Pertenece al Mazda 6, una berlina que aunque juega en el mismo segmento no pertenece a la élite Premium. Con el IS, Lexus ha logrado como mínimo fabricar el coche más deportivo de aspecto de su clase. Para el nuevo IS se modificaron todas las medidas, 80 mm más de longitud, de los que 70 mm fueron para la distancia entre ejes. También un poco más ancho ahora, 10 mm, lo que le convierte en una interesante combinación entre el código de vestir de un coche ejecutivo y el de uno deportivo.



MODELOS Y VERSIONES

Está disponible con dos mecánicas, un motor de gasolina V6 de 2.5 litros de cilindrada y 208 caballos y el híbrido de esta prueba, también un 2.5 litros pero con 181 caballos del motor de combustión a los que se suman 143 del motor eléctrico. Ambos modelos de propulsión trasera y con cambio automático. Se comercializa con tres acabados: Eco, Drive, Sport y Plus. El modelo de esta prueba corresponde al acabado Drive que tiene un precio de partida de 38.950 euros. El equipamiento de serie de este acabado incluye: faros Xenon HID, limpiaparabrisas automático, luz día de led, retrovisores eléctricos con calefacción, antinieblas traseros de led, capacidad de remolque de 750 kilos, asistente de arranque en cuesta, control de estabilidad y tracción, control de presión de neumáticos, 2 puertos USB y entrada auxiliar, Bluetooth, volante multifunción, arranque por botón, climatizador bi-zona, control de crucero, volante de cuero con levas de cambio y alarma, estos son solo algunos de los más importantes. A este precio hay que añadir el Pack Drive Tecno+Navi que tiene un precio de 4.600 euros (sensores de aparcamiento, smart entry, cámara trasera, radio digital DAB, Remote Touch Interface, Audio con 8 altavoces, reproductor DVD y sistema de navegación Lexus Premium) y pintura metalizada (1.100 euros). El precio total de esta unidad es de 44.650 euros. Existe un Lexus IS 300h desde 35.900 euros.



INTERIORES

El puesto de conducción del Lexus revela más sobre este coche que el resto de sus componentes. La posición al volante es baja y la consola central revela una vez más, la inspiración en el superdeportito LFA

Basta con sentarse en el interior del IS y nos entrarán ganas de planear un viaje lejano. Es muy acogedor y los asientos delanteros son de los mejores que he podido probar en los últimos años en coches deportivos. No solo por el agarre excepcional y el diseño en cuña ideal sujetar cualquier persona sin importar su peso, si no por su bello diseño. Los diseñadores de interiores de Lexus se han esforzado y han acertado en esta ocasión al lograr un ambiente general acogedor, moderno y de gran calidad.

En lo que respecta a los materiales, el cuero fino  se encuentra repartido por el interior en el volante y el salpicadero entremezclado con plásticos de buena calidad.

La interfaz está ahora controlada por un ratón y tres botones que quedan en una posición natural para manejarlos mientras conducimos. Con este ratón es posible configurar no solo la navegación si no la enorme cantidad de posibilidades que ofrece, por citar solo algunas: radio digital DAB, historial de consumos, configuración de diferentes funciones del vehículo, climatizador, cambiar el diseño del display, ordenador de viaje, configurar la cámara de marcha atrás, mantenimiento general del vehículo y un largo etcétera. También tiene un sistema para el reconocimiento de voz y poder manejar algunas funciones como el teléfono, el audio o el navegador.

Dado que los ingenieros han instalado las baterías bajo el maletero y no delante de este, el híbrido ofrece prácticamente la misma capacidad (30 litros menos) que cualquiera de sus hermanos no híbridos, es decir 450 litros, una cifra muy razonable.

En la consola central se encuentra un mando giratorio para cambiar entre los modos de conducción Eco, Normal y Sport. Este último le proporciona una iluminación en rojo a la instrumentación y transforma el contador de eficiencia en un cuenta revoluciones.



EN CARRETERA

Está propulsado por el dueto que forman el motor de cuatro cilindros y 2.5 litros (2.494 cc) de 180 caballos de ciclo Atkinson e inyección directa y unos 143 caballos del motor eléctrico, en total son 223 caballos de potencia. La suspensión es completamente nueva y ha sido rediseñada por completo, las barras estabilizadoras son ahora más gruesas. 

El acabado F Sport (disponible para las dos mecánicas) trae una aplicación a la medida para modificar la suspensión, la dirección asistida eléctrica, monta llantas de 18 pulgadas y una suspensión variable adaptable opcional (AVS). El cuadro de mandos también es diferente al resto y dispone de una circunferencia que se desplaza desde el centro a la derecha, está inspirado en el LFA. La sensación que transmite el IS al conducirlo es la de estar bien plantado en la carretera, transmite mucha confianza. El mérito es de la buena suspensión, los pasajeros no sufrirán las consecuencias de un mal asfalto pero el piloto podrá disfrutar de la conducción al mismo tiempo. El IS entra en las curvas con buena disposición, es obediente al volante y la inclinación es leve a la vez que el agarre elevado. Incluso desconectando el control de estabilidad y de tracción (no recomendable) se puede apreciar la nobleza de sus reacciones, hay que esforzarse para que comience a deslizar la trasera. En marcha transmite grandes dosis de comodidad y refinamiento, pero no hay que dejarse engañar, ya que el IS está siempre listo para saltar de forma instantánea y mostrar todo su carácter. A medida que pasan los kilómetros se percibe la buena insonorización, la comodidad extrema y la sensación general de solidez que transmiten todos los elementos. El nuevo chasis pasa a ser a la vez más ligero y más rígido que en su predecesor.

La determinación a la hora de acelerar es otra de sus virtudes, de 0 a 100 kilómetros/hora es capaz de emplear solo 8,4 segundos y alcanza los 200 kilómetros/ hora de velocidad punta. Las sensaciones al volante son muy agradables y aparenta realmente la potencia que anuncia, pero la caja de cambios CVT parece no ser capaz de aprovechar toda la potencia que el Lexus es capaz de transmitir. En las ocasiones en las que se le exige aceleración las revoluciones se disparan pero su sonido no es parejo a la aceleración resultante. En cualquier caso la ayuda que proporciona el motor eléctrico a la hora de acelerar, hace que las revoluciones del motor desciendan radicalmente en cuanto se alcanza la velocidad deseada. Cuestiones de sonido y revoluciones aparte, el Lexus acelera enérgicamente cuando se le exige. Nadie echará en falta potencia a la hora de incorporarse a la autopista o en adelantamientos.

La dirección mientras tanto se mantiene comunicativa independientemente del programa de conducción que se elija. En ciudad los sensores de aparcamiento y la cámara de marcha atrás, hacen que sea todo un juego de niños aparcar.



CONSUMOS REALES

El híbrido saca a relucir todo su talento cuando se circula por ciudad. Como si de un videojuego se tratara, los diversos esquemas de funcionamiento de los motores (eléctrico y combustión) y resúmenes de consumo incitan a practicar este juego que llegar a ser hasta adictivo. Consiste en conducir con el tacto apropiado para tratar de funcionar la mayor parte del tiempo en modo eléctrico e incluso tratar de ir recargando las baterías en las frenadas o en las pendientes hacia abajo. Si se planifican las frenadas y se mantiene la aguja de alimentación por debajo de la zona Eco-medio, junto con una velocidad inferior a 70 kilómetros/hora el modo de funcionamiento EV será el que propulse al IS, algo no muy complicado en una ciudad con tráfico denso. De esta forma es posible conseguir consumos entre 5 y 5,5 litros/100 kilómetros. Otra razón para conducir de forma calculadora y razonada es la recompensa que se tiene en carretera, sin llegar a ser tímidos con el acelerador y rodando más rápido que el resto de vehículos el consumo de combustible no superó los 9 litros/100 kilómetros, simplemente teniendo algo de previsión con las frenadas y las aceleraciones. 



¿CUANTO CUESTA ASEGRAR EL LEXUS IS 300h?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que hemos realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar el Lexus IS 300h 223 Cv Hybrid Drive, hemos tomado como referencia un hombre de 50 años casado, con 30 de antigüedad de carné, que vive en Oviedo, guarda el coche en garaje privado y recorre hasta 18.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a todo riesgo con franquicia de 200 €, es Génesis con un precio de 507.25 € y con una calidad en la póliza de 8.75.



RIVALES Y CONCLUSIONES

El enemigo natural del Lexus es el BMW 320d pero el Lexus IS300h me ha parecido más deportivo en sensaciones al volante que el alemán. En el interior los japoneses también le ganan la batalla a BMW que a pesar de elevar mucho el listón cede ante la elegancia del Lexus. Dinámicamente hablando, el BMW parece más apropiado para rodar a velocidades elevadas o cerca del límite en donde se encuentra más cómodo que el Lexus. Las bajas emisiones y consumos y los valores de reventa fuertes son algunos de los motivos por los que el BMW 320d es un éxito tan grande. El ingeniero jefe de desarrollo del IS afirmó que su punto de partida para evolucionar el IS fueron todos los puntos fuertes del BMW Serie 3, se analizaron todos los matices en detalle y se realizó en un esfuerzo por construir un coche que fuera mejor que el BMW en todos y cada uno de estos puntos. 

Por ello la cifra combinada de potencia del Lexus, 224 caballos, supera a los 180 del BMW 320d. Por eso y para intentar solventar el problema que supone tener que arrastrar los aproximadamente 200 kilos más de peso a causa de las baterías y resto de periféricos. Aun así el BMW sigue mandando en aceleración.

La suavidad y el silencio son cualidades que van muy unidas al Lexus mientras que en el BMW, y no tengo nada contra la economía y el rendimiento, se estremece todo el coche cada vez que el sistema start/stop apaga o arranca el motor. El Lexus, sin embargo, se desliza en silencio en modo EV hasta que se superan los 50 kilómetros/hora, momento en el que de forma discreta se pone en marcha el motor de combustión. Hasta ahora parece que la batalla está igualada pero falta comparar el precio, y en este apartado el BMW a igualdad de equipamiento pierde por un margen considerable. El resto de rivales son el Mercedes-Benz con la Clase C o el Audi A4. El primero de ellos es la opción más conservadora de todas pero sin duda el que posee la imagen de marca más poderosa. El Audi no es especialmente distintivo pero tiene unos motores frugales, interiores magníficos y es de muy buena calidad lo que garantiza su popularidad en el mercado.



A favor

- Mantenimiento (los sistemas híbridos tienen muy pocos costes de mantenimiento)

- Confort (el IS destaca por su refinamiento y suavidad de funcionamiento, también es bastante silencioso en términos generales)

- Prestaciones (la aceleración es instantánea y muy progresiva)

- Estética (la nueva línea de diseño es espectacular, la mezcla de deportividad con toques futuristas le sienta francamente bien)

En contra

- Eficiencia (en ciudad con atasco denso la economía es correcta, pero en carretera el consumo no puede competir con un modelo diésel)

- Amplitud (para cuatro pasajeros es correcta pero para cinco es incómodo por la anchura)

Prueba y Redacción: www.arpem.com
Fotos: Alex Blanco
Octubre 2013

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar