Prueba KIA CARENS
1.7 CRDI 115 CV Drive 5 plazas

MUCHO DE LO QUE PRESUMIR

La tercera generación del Carens sigue teniendo un precio ajustado, un buen equipamiento y un nivel de calidad alto refrendado por 7 años de garantía. Pero además, compite en capacidad de carga pasajeros/equipajes, en confort, o en dinamismo con sus rivales europeos

  

CALIDAD Y CLASICISMO

El monovolumen medio de Kia vuelve a marcar en esta tercera generación un salto hacia delante en calidad de realización. Algo que ya no constituye una sorpresa y que desde hace tiempo es carta de naturaleza de todos los productos de la marca coreana. 

Más bajo que su predecesor, un poco más corto y con mayor distancia entre ejes, tiene una estética clásica de monovolumen que ni entusiasma ni ofende y donde lo más llamativo es un frontal con la nueva parrilla que la marca esta aplicando a todos sus modelos.



MAGNÍFICA HABITABILIDAD

La convencional estética de la carrocería tiene continuidad en el habitáculo donde todo está donde tiene que estar y donde prima el orden y la funcionalidad por encima del diseño.

Respecto a la habitabilidad podemos decir que es una de las mejores cualidades del Carens. Tanto a lo largo comoKia Carens a lo ancho hay espacio como para alojar a cinco adultos sin problemas y con un nivel de confort que para sí quisieran muchas berlinas medias. Es la consecuencia de contar en la fila trasera con tres asientos independientes, deslizantes longitudinalmente (nada menos que 30 cm) y con respaldos con una pequeña regulación de inclinación. El asiento central es ligeramente más estrecho que los dos laterales pero también en él se viaja cómodo y no hay túnel central que moleste la colocación de los pies.

Delante los asientos también son cómodos y sujetan bien el cuerpo en las curvas. Además la postura de conducción es correcta, el manejo de los mandos fácil e intuitivo y el tacto y precisión de la palanca de cambios muy bueno. La instrumentación cuenta con lo imprescindible y los acabados están muy bien resueltos tanto por la calidad de los materiales empleados (el salpicadero es de plástico blando) como por la bondad de los ajustes.



COSAS DE MONOVOLUMEN

Como buen monovolumen que es, no faltan en el habitáculo infinidad de huecos amplios para dejar cosas (incluidos los de debajo de los pies en las plazas traseras cuyo mayor inconveniente es tener que quitar la alfombrilla para acceder a ellos), ni bandejas plegables en los respaldos de los asientos delanteros, ni tampoco el espejo “retrovisor” suplementario para “controlar” a los ocupantes de las plazas traseras y que tan práctico resulta cuando éstas van ocupadas por niños.

En este panorama idílico hemos encontrado una pega que no nos parece menor: el marco del parabrisas muy grueso e inclinado dificulta enormemente la visibilidad del conductor en las curvas hacia la izquierda. Hasta el punto, en ocasiones, de tener que adelantar el cuerpo para poder ver hacia ese lado en giros, cruces, etc. Un defecto que no minimiza el pequeño triángulo de cristal que tiene una función más bien estética.



MALETERO MODULABLE

Es buena la habitabilidad y también el maletero. Cubica 536 litros, que está muy bien, con los asientos en la posición más retrasada y midiendo hasta la lona cubreequipajes. Esta medición también incluye un espacio amplio que hay debajo del suelo y que es donde quedan plegados los dos asientos traseros de la versión de 7 plazas.

Alabar Kia Carensque se ha previsto un sitio bajo el suelo donde dejar la cortina cubreequipajes cuando la retiramos de sus emplazamientos habituales (puede anclarse en dos posiciones). Y que la iluminación del espacio de carga se encomienda a una doble luz donde la de la zona derecha es en realidad una linterna que puede extraerse para ser usada como tal.

Como ya hemos indicado, los tres asientos traseros se desplazan longitudinalmente y se pliegan los respaldos de modo individual, ofreciendo por lo tanto muchas posibilidades de modular el espacio y dejando además una superficie de carga completamente plana. Para ahondar más en esta cualidad, el asiento del copiloto también pliega el respaldo completamente sobre la banqueta, permitiendo de ese modo transportar objetos muy largos.

Lo que no hay que buscar en el maletero es la rueda de repuesto, porque va situada en el exterior del coche por debajo del maletero y es de las finas de emergencia.



MOTOR "TRANQUILO"

El turbodiesel 1.7 CDRi de 1.7 litros es con sus 115 caballos la motorización, con este tipo de combustible, más modesta de la gama. De hecho, este mismo propulsor está disponible en versión de 136 cv. Dejando al margen los caballos nominales que podrían parecer suficientes, lo cierto es que el motor transmite una cierta pereza de funcionamiento. Bien por su moderada cilindrada o por un soplado del turbo muy bajo o por las dos cosas juntas, el caso es que entrega una cifra de par modesta y en consecuencia se echa en falta más empuje y mejor respuesta al acelerador. 



EL CAMBIO AYUDA

Conscientes de las particularidades de este motor los técnicos de Kia han cortado por lo sano y han montado una caja de cambios de 6 velocidades con un desarrollo de las marchas muy corto. Tanto que la 6ª del Carens equivale a la 5ª de muchos de sus rivales (es idéntica a la del Ford Grand C-Max 1.6 TDCi y la del Volkswagen Touran 1.6 TDI de 115 y 105 cv respectivamente). Esto implica circular con el motor más alto de revoluciones a igualdad de velocidad, en concreto sobre 400 revoluciones más. Traducido de modo tangible: a 120 km/h el motor gira a casi 2.900 revoluciones cuando muchos de sus colegas se conforman con mantener la aguja del cuentavueltas sobre 2.500 rpm.



CONSUMOS HOMOGÉNEOS

Esta configuración del cambio podría haber sido nefasta para la sonoridad, que efectivamente es algo más alta pero no llega a generar una molestia significativa, y para los consumos. Sin embargo, y de manera sorprendente, éstos no se disparan en autopista ni siquiera circulando con agilidad. De hecho, hemos medido 8 litros en una conducción rápida y se queda en 7 circulando más sosegadamente. Una cifra esta última difícil de bajar y que, a la postre, le otorga mucha homogeneidad al respecto, independientemente del tipo de utilización que hagamos. Esto incluye a la ciudad, donde la ausencia de sistema Stop/Start le impide rebajar décimas, manteniéndose entre las dos cifras antedichas.



PRESTACIONES: BIEN EN SEXTA

Prestacionalmente el Carens turbodiesel de 115 caballos no desmerece entre los monovolúmenes con potencias similares. Ciertamente no hablamos de buenas prestaciones, sino de aceleraciones y recuperaciones simplemente correctas que se tornan justas cuando se circula cargado o cuando se pretende hacer un adelantamiento en una zona entre curvas. Porque acelerar de 0 a 100 km/h en 13 segundosKia Carens no es para tirar cohetes.

Lo que sí es digno de matizar es como se desenvuelve el Carens con la corta relación del cambio ya comentada. Porque con la 6ª insertada y el coche muy cargado es capaz de subir de manera sorprendente y con notable soltura puertos de autopista/autovía de cierta envergadura. Por ejemplo, Somosierra camino de Burgos desde Madrid o la más empinada subida de la autopista del Huerna que permite salir de Asturias camino de León sin pasar por el Puerto de Pajares.

También, y por el mismo motivo, para hacer la mayoría de adelantamientos o cambios de ritmo resulta mas interesante mantener la sexta marcha, donde las recuperaciones son bastante buenas, que reducir a las marchas inferiores en las que no encontraremos el empuje suplementario que buscamos.



COMPORTAMIENTO BIEN, DIRECCIÓN MAL

Dotado de unas suspensiones geométricamente muy simples pero bien equilibradas en el compromiso entre firmezas de muelles y amortiguadores, este Carens se conduce con mucha facilidad. Porque los movimientos de la carrocería son contenidos incluso viajando a plena carga y el eje trasero está muy asentado en el suelo. También el delantero responde bien y solo realizando una conducción de tipo deportivo, que no casa bien con la filosofía del modelo, es posible ponerlo en aprietos.

Un capítulo Kia Carensque Kia debería revisar es el tacto de la dirección. Dotada de asistencia eléctrica y con la posibilidad de regular la dureza (intensidad de la asistencia) en tres posiciones (confortnormal y sport) mediante un interruptor en el volante, a la hora de la verdad no va bien en ninguna de ellas. Porque no se tiene la sensación de que el volante conecte con las ruedas y parece que estamos manejando el volante de un vídeo juego. Y como en éstos, no hay proporcionalidad de fuerza entre lo que se gira (poco o mucho) y la cantidad de fuerza que hay que aplicar. En ciudad pasa desapercibido pero en carretera obliga a una concentración extra para ir “apuntando” por donde se quiere ir. Un fenómeno que tampoco consigue minimizar el endurecimiento perceptible del volante al circular a alta velocidad (por el sistema de asistencia regresiva de la dirección en función de la velocidad).

A su vez, los frenos cumplen sobradamente para un tipo de utilización normal y el pedal tiene buen tacto. En frenadas de emergencia la deceleración no es particularmente corta pero con las “pequeñas” ruedas de 16 pulgadas que monta no es un capítulo fácil de mejorar. Unas ruedas que en cualquier caso nos parecen muy adecuadas para el tipo de coche y nivel de potencia.



RIVALES

Hay infinidad de monovolúmenes medios en el mercado. Sin embargo, el Carens, aplicando los descuentos que hacen actualmente todas las marcas, es casi la opción más barata ya que los precios empiezan en 16.900 €. Y decimos casi porque el Dacia Lodgy tiene un precio más contenido aun, pero a costa de un equipamiento, y de una calidad de realización más próxima a la de un vehículo industrial (léase furgoneta) que la que asociamos a un automóvil de uso familiar.

Con un precio Kia Carenssimilar al Kia, el Chevrolet Orlando 2.0 VCDi le da una buena replica. El motor tiene 131 caballos, corre y gasta más, y las 7 plazas están incluidas en el precio. Lástima que el anunciado cese de la comercialización de esta marca en Europa en el año 2015 los deje en situación tan desfavorable.

El Renault Scenic dCi de 95 caballos cuesta 19.800 € y es uno de los superventas del mercado por su homogeneidad y por la polivalencia de su habitáculo, aunque esta versión se quede muy justa de prestaciones.

Por 18.550 € tendremos un Ford C-Max 1.6 TDCi de 95 cv y sumando otros mil euros más la versión de 115 caballos. Dotados de un comportamiento muy ágil y deportivo son vehículos muy de conductor porque la habitabilidad y la capacidad del maletero están por debajo de los competidores. Ciertamente la versión Grand C-Max resuelve el asunto de la capacidad y hasta tiene opción de 7 plazas, pero el precio ya supera los 20.000 €. Una barrera que también sobrepasan las versiones más baratas de otros monovolúmenes interesantes: Scenic de 110 cvPeugeot 3008Toyota VersoOpel Zafira TourerVolkswagen TouranSEAT Altea XLCitroen C4 Picasso o Mazda5.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL KIA CARENS?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que hemos realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar el Kia Carens 1.7 CRDI 115 Cv Drive 5 plazas, hemos tomado como referencia un hombre de 35 años casado, con 15 de antigüedad de carné, que vive en San Sebastián, deja el coche en la calle y recorre hasta 17.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a todo riesgo, es Génesis con un precio de 593 € y con una calidad en la póliza de 8.77.



CONCLUSIÓN

El precio es siempre un factor vital de compra y el del Carens es una magnífica carta de presentación. Sin embargo, no renuncia a un buen equipamiento y la calidad de realización, como la de todos los Kia de última generación,Kia Carens está fuera de toda duda. Los 7 años de garantía que da la marca ahondan en este tema y deberían ser un factor muy a tener en cuenta a la hora de comprar un automóvil.

Un habitáculo muy espacioso, modulable, y polivalente, gracias a los asientos traseros independientes y multirregulables y al respaldo plegable del asiento del acompañante; y un maletero capaz y fácilmente ampliable hacen de él un perfecto monovolumen.

Dinámicamente es confortable, estable y fácil de conducir. Y las prestaciones, aunque algo justas, no se quedan descolgadas respecto a las de sus rivales de similar potencia. Lástima de esa dirección de tacto y precisión manifiestamente mejorables y de una visibilidad enturbiada por un marco del parabrisas excesivamente grueso que dificulta la visión en los giros hacia la izquierda.



A favor

- Precio (Es más económico que sus rivales y no por ello cuenta con un equipamiento escaso)

- Garantía de 7 años (Nadie da tantos años de “seguridad”. Solo sus parientes de Hyundai se acercan con 5 años. Una prueba de la calidad y la confianza que la marca tiene en sus vehículos)

- Habitáculo (Bien acabado, modulable, confortable y espacioso. Los tres asientos traseros son individuales y multirregulables y el del copiloto pliega el respaldo hacia adelante)

- Recuperaciones y fuerza en 6ª velocidad (Los desarrollos cortos del cambio obran milagros y permiten una buena movilidad)

En contra

- Tacto y precisión de la dirección (No es cuestión de dureza ya que se puede regular. Simplemente no parece haber conexión del volante con las ruedas y la progresividad es nula)

- Visibilidad ¾ delantero izquierdo (La anchura y lo avanzado del marco del parabrisas interfiere la visión en las curvas a la izquierda. Muy incómodo)

- Respuesta perezosa del motor (Le falta fuerza e inmediatez a las solicitudes del acelerador. Los acertados desarrollos del cambio suplen parcialmente esta carencia)

Prueba y Redacción: Luis Villamil
Fotos: Alex Blanco
Enero 2014

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar