Presentación HYUNDAI i20

TERCERA GENERACIÓN

El i20 es el modelo que Hyundai ha desarrollado para enfrentarse al Volkswagen Polo y al Ford Fiesta. Cuenta con un nuevo diseño exterior y el interior ha aumentado sus cotas para mejorar su habitabilidad al mismo tiempo que ha optimizado sus motores para mejorar la eficiencia general de todos ellos. Diseñado y desarrollado en Europa para satisfacer los gustos de los consumidores europeos, no llegará hasta 2015 a los concesionarios

 

Hyundai ha recorrido un camino muy largo en relativamente poco tiempo, diez años, y tiene grandes planes para alejarse de su antigua imagen de coche económico y acercarse a una nueva de coche atractivo para una clientela más joven que valore más el estilo. Cada modelo de la gama ha sido reemplazado totalmente o renovado ligeramente en los últimos cinco años y hasta 2017 tiene previsto el lanzamiento de otros 22 nuevos modelos. Tras renovar el pequeño i10 le ha llegado el turno al nuevo i20. El i20 es más europeo que nunca con un cierto aire de Volkswagen Golf y una imagen realmente sólida. La nueva línea de diseño es más afilada en su frontal en el ahora se puede apreciar un aspecto más sofisticado que antes. La amplia y agresiva parrilla cuenta a ambos lados con los faros de nuevo diseño y las luces de led diurnas que son rasgos de la nueva imagen de la marca.

Hyundai i20

Utiliza una nueva plataforma, es más largo y más bajo que su predecesor lo que se traduce en un mayor espacio interior. Esta misma plataforma servirá más adelante para la próxima generación de Kia Rio. A pesar del mayor tamaño es un coche ligero gracias a la utilización de aceros de alta resistencia, por lo que el peso no se ha incrementado de forma alarmante. Como modelo urbano el i20 es muy eficaz, resulta muy manejable, goza de una visibilidad aceptable en cualquiera de sus ángulos y con la nueva cámara trasera que proyecta su imagen en el retrovisor interior, las labores de aparcamiento son mucho más cómodas. En cuanto a su habitabilidad destaca por tener un maletero de 326 litros, bastante más grande que sus rivales de Volkswagen o Ford. Además de espacioso para el equipaje, resulta espacioso para sus ocupantes. La parte trasera cuenta con un espacio razonable para que se sienten tres pasajeros adultos cómodamente. Los asientos delanteros además de confortables son muy envolventes, una combinación poco habitual en este segmento. El diseño del cuadro de mandos es muy limpio y ordenado aunque algo carente de estilo. Los compradores de este segmento se han acostumbrado a disponer de una pantalla táctil para manejar la mayor parte de controles sin embargo en Hyundai han prescindido de ella, incluso en los modelos superiores de la gama. Este hecho hace que se vea un poco anticuado en comparación con sus rivales. 

Hasta la llegada de la mecánica de tres cilindros turbo el próximo año, los compradores tendrán que conformarse con cuatro motorizaciones a elegir, entre dos variantes de gasolina y dos diesel. En gasolina el motor 1.2 de cuatro cilindros cuenta con una potencia de 85 caballos mientras  el 1.4 tiene una potencia de 100 caballos. En diesel cuenta con el 1.1 CRDi de tres cilindros con 75 caballos y el 1.4 CRDi de 90 caballos. La variante de gasolina 1.4 de 100 caballos puede montar de forma opcional una caja de cambios automática. El resto de versiones montan cajas de cambio manuales de seis velocidades menos la versión de acceso, 1.2 que lleva una caja de cinco relaciones.

Hyundai i20

Su comportamiento a poca velocidad es correcto en baches y badenes, a mayor velocidad su comportamiento es noble pero no llega a ser tan preciso en su manejo como por ejemplo un Volkswagen Polo. La mecánica de tres cilindros, 1.2 y 85 caballos, es ideal para la ciudad en donde sus prestaciones son más que suficientes y su consumo ha de ser muy reducido. En carretera se le nota un poco aletargado y su aceleración no destaca entre sus rivales ya que hace el 0-100 kilómetros/hora en 13,1 segundos por 10,8 segundos que emplea el Polo 1.2 TSI 90. Si se necesita más poder el motor diesel 1.4 CRDi se muestra mucho más “vivo”. Es más ruidoso al ralentí pero la entrega de potencia es mucho más constante y es más rápido. 

El nuevo i20 ha mejorado considerablemente sobre su antecesor aunque siga manteniendo, prácticamente, el mismo elenco de motores. Además de su mayor espacio interior para pasajeros y maletero, aspecto en el que destaca claramente sobre sus adversarios, ha retocado sus motores para mejorar la economía de consumo y eficiencia general. Si se tiene pensado realizar viajes los dos modelos diesel son los más adecuados, el diesel más potente es el más equilibrado de todos gracias a unas prestaciones decentes y unos consumos realmente bajos. En cualquier caso habrá que esperar a la llegada del motor más interesante a priori, el 1.0 T-GDI de 120 caballos que le ofrecerá al i20 un arma más poderosa para luchar contra todos sus adversarios. El i20 se fabrica en Turquía de donde salen 100.000 unidades al año. Los precios van desde 14.750 euros hasta los 20.000 euros, en Hyundai estiman que se podrá beneficiar de un descuento de 3.000 euros, 3.500 euros si se le añade el Plan Pive 7 y como comentábamos al principio de esta toma de contacto, su comercialización comenzará a primeros de 2015.

Prueba y Redacción: Miguel A. Corcuera
Fotos: Alex Blanco
Diciembre 2014

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar