Presentación HYUNDAI i10

EL i10 EN PROGRESO CONSTANTE

La tercera generación del Hyundai i10 se asienta sobre una plataforma completamente renovada, nuevas suspensiones y a diferencia del anterior modelo, ha sido desarrollado íntegramente en el centro técnico europeo de Rüsselheim, Alemania y se fabricará en la planta de Turquía

 

El antepasado del i10 fue el Hyundai Atos, que llegó al mercado en 1999 y fue todo un éxito para la firma coreana. Junto con los sucesores denominados ya i10, se han comercializado 865.000 unidades gracias a su naturaleza práctica y a una excelente relación calidad-precio.

Hyundai i10El diseño inicial hacía poco hincapié en lograr unas formas atractivas, y la escasa anchura y elevada altura le hacía parecer un monovolumen en miniatura. Ahora hay una nueva versión que cuenta con un diseño más atrevido y atractivo y que espera lograr unas elevadas ventas gracias un diseño elaborado según los cánones de belleza europeos. No cuenta con un diseño tan original y fresco como el Volkswagen Up pero sí mejora sustancialmente al modelo al que sustituye. Y eso es por las nuevas medidas: 80 mm más largo, 40 mm más bajo y 65 mm más ancho. 

Estéticamente incorpora una nueva rejilla hexagonal típica de los modelos europeos y un nuevo alumbrado diurno de led. Este modelo estrena la nueva filosofía de diseño de la marca que denomina “escultura fluida”. Sin embargo, al igual que sucede con la marca hermana Kia, el diseño suele funcionarles mejor en los modelos más grandes. 

La parte trasera tiene una fuerte inspiración en el BMW Serie 1. Para un coche de las dimensiones exteriores del i10, en el interior se cuenta con un espacio considerable y un maletero razonable. La carrocería es más grande por lo que su interior es en principio más amplio, el maletero tiene una capacidad de 252 litros (1.046 litros con los asientos batidos). Uno de los objetivos de Hyundai ha sido el de ofrecer la comodidad y el lujo de coches más grandes en uno pequeño del segmento A. 

Hyundai i10En el interior encontramos un salpicadero rediseñado y bastante funcional. Aunque no destaca por ser especialmente emocionante. Si es posible darle un toque de alegría si nos decidimos por la opción de personalización con los paneles interiores disponibles en cuatro colores. La posición de conducción es impecable y tenemos mucho espacio para la cabeza y las piernas. Lo mismo sucede en las plazas traseras, aunque realmente no ha ganado espacio para los pasajeros traseros, es muy fácil salir y entrar gracias al gran tamaño de las puertas. En el interior también se encuentran, además de la guantera central, un montón de huecos situados en la consola central. También es posible guardar botellas grandes, de las de litro, en las bandejas laterales de las puertas.

Las mecánicas disponibles serán dos motores de gasolina de 1.0 y tres cilindros y el ya conocido 1.25 de cuatro cilindros con potencias de 66 y 87 caballos respectivamente, el más potente disponible también con caja de cambios automática de cuatro velocidades, en el caso de tener cambio manual las relaciones son cinco. Hyundai no tiene previsto el lanzamiento de motores diesel. El motor de tres cilindros tiene un funcionamiento suave y refinado aunque al igual que el más potente de cuatro cilindros, se queda algo escaso para realizar viajes de largo recorrido. En ciudad tiene un funcionamiento muy agradable por vibraciones y por la buena respuesta desde pocas vueltas. Los consumos en ambos motores son razonables aunque la versión automática peca (1.2 MPI Automático) por tener una respuesta algo más lenta y unos consumos sensiblemente superiores. La aceleración en el más potente es de 12,3 segundos de 0 a 100 kilómetros/hora y la velocidad máxima de 175 kilómetros/hora. El I10 se siente como un modelo más grande cuanto mayor sea la velocidad a la que circulamos Hyundai i10pero no pierde las cualidades de un coche pequeño cuando se trata de maniobrar en una ciudad en espacios pequeños. La suspensión destaca por su buen equilibrio, absorbe muy bien los baches, y, como comentábamos, por transmitir aplomo al circular a mayor velocidad.

Los acabados se denominan: Essence, Tecno y Style. El i10 es un coche con un acabado de razonable calidad y tiene una conducción, en especial el motor de tres cilindros, de un elevado refinamiento para un coche de su segmento. Con el i10 no se puede lograr la parte de exclusividad que aporta un Fiat 500 o un Volkswagen Up y a falta de una prueba más exhaustiva, la variante automática no nos ha parecido que tenga un rendimiento y consumo convincentes. Sin embargo, el resto de características le convierten en una compra muy inteligente por su valor y por las buenas sensaciones que transmite cuando se circula por carretera abierta a mayor velocidad. 

Los precios comienzan en 9.710 euros de la versión 1.0 Essence y culminan con los 14.760 euros del 1.2 MPi Automático Style, la comercialización es inmediata.

Las previsiones de ventas hablan de un 40% para el motor 1.25 de 87 caballos. Una vez que salga a la venta en toda Europa, el 90% de los vehículos Hyundai vendidos en Europa serán fabricados en este mismo continente

 
Prueba y Redacción: www.arpem.com
Fotos: Hyundai
Diciembre 2013

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar