Prueba HONDA CIVIC TOURER
1.6 i-DTEC Lifestyle

FUERA DE LAS NORMAS

Estética singular, soluciones ingeniosas, maletero gigantesco y un magnífico motor diésel. Es la tarjeta de presentación de un coche que se aparta en muchos aspectos de los estándares que rigen en la mayoría de modelos de su categoría.

  

PERSONALIDAD ESTÉTICA Y MALETERO GIGANTE

La carrocería familiar del Honda Civic recibe la denominación Tourer y crece 22 cm de largo respecto al polivalente del que toma la base. Un aumento de tamaño que se concentra íntegro en el voladizo trasero y que no le hace perder su singularidad estética que le dota de una personalidad indiscutible respecto a los rivales.

La consecuencia es un maletero gigantesco de 624 litros de capacidad que le convierten en el rey de la categoría superando los extraordinarios 610 litros del Skoda Octavia Combi, histórico dominador en este apartado. Una parte del mérito hay que “buscarla” bajo el suelo del mismo (donde habitualmente se ubica la rueda de repuesto) porque hay un hueco muy grande y de formas completamente regulares en el que pueden alojarse dos maletas de las que permiten transportar en las cabinas de los aviones.

Esto implica, lógica y lamentablemente, tener que prescindir de rueda de repuesto y hay que conformarse con un kit de reparación de pinchazos. En contrapartida se ha previsto un sitio específico para alojar la cortinilla cubre equipajes cuando se retira de su emplazamiento habitual. Y también hay toma de corriente, argollas de sujeción, y red. No falta el plegado asimétrico 60/40 del asiento trasero que además deja un suelo de carga completamente plano. Como originalidad, el asiento también puede plegarse con la banqueta y el respaldo completamente verticales (como si cerráramos un libro). Con esta configuración se pueden transportar detrás de los asientos delanteros objetos de una cierta altura; porque el suelo es casi plano (salvo el túnel longitudinal) ya que el depósito de gasolina que habitualmente se posiciona bajo el asiento posterior, en el caso del Civic, está situado debajo de los dos asientos delanteros.



HABITÁCULO GRANDE CON INFORMACIÓN DISPERSA

En el habitáculo de esta versión Tourer no encontramos variaciones respecto al Civic normal. En consecuencia, los acabados son correctos tanto por ajustes como por los materiales empleados en los recubrimientos. Y la habitabilidad es buena para cuatro adultos con espacio generoso para las piernas detrás, y deficiente para cinco, porque la plaza central resulta incómoda por lo abombado del asiento en esa zona. Es la consecuencia de privilegiar el acomodo de cuatro personas con asientos que recogen bien el cuerpo en las curvas.

Honda Civic Tourer

Una particularidad que se aprecia muy bien en las plazas delanteras donde el conductor disfruta además de un puesto de mandos muy ergonómico por lo que respecta a la distancia a los mismos (el manejo de la palanca de cambios es una delicia) pero muy barroco en la distribución de mandos y en las múltiples pantallas o zonas de información. Hasta el punto de que hay cuatro. Para más inconveniente, la que informa de la velocidad en forma digital con un número único está posicionada encima del volante y el cuentarrevoluciones con la temperatura del agua y nivel de combustible por debajo. Esto implica tener que situar necesariamente el volante en un punto intermedio, que no tiene por qué ser el más cómodo, si se quiere ver toda la información.

Del mismo modo los interruptores colocados en la parte baja del salpicadero a la izquierda del conductor (desconexión del ESP, alerta de cambio de carril, lavafaros y sonidos de distancia al maniobrar) resultan invisibles y merecían una mejor ubicación.



MOTOR FANTÁSTICO Y CAMBIO DELICIOSO

El motor turbodiésel de este Honda Civic es una maravilla. Tiene 1.6 litros de cilindrada y rinde una potencia de 120 caballos. A solo 1.500 revoluciones ya se siente empuje y a 1.800 se encuentra a pleno rendimiento. Un rendimiento que no decrece hasta alcanzar las 4.500 revoluciones, por lo que el rango de utilización es muy grande. Además como la respuesta al acelerador es siempre muy inmediata, el agrado de utilización es extraordinario, pareciendo incluso más potente de lo que es. Todas estas cualidades lo posicionan como uno de los mejores turbodiésel del mercado con esta cilindrada.

Honda Civic Tourer

Y respecto a la caja de cambios, de desarrollos bien ajustados, tenemos que resaltar el delicioso manejo de la palanca. Todo un ejemplo de buen posicionamiento, precisión y rapidez de manejo.

La única nota que podríamos calificar de discordante, y no necesariamente achacable a la mecánica, son las pequeñas vibraciones que se sienten en el volante, palanca de cambios o en el pedal del embrague en el momento de arrancar y al poner 1ª para iniciar la marcha.



PRESTACIONES Y CONSUMOS BRILLANTES

La brillantez de una mecánica se termina reflejando en unas buenas prestaciones y en unos bajos consumos. Es el caso de este Honda Civic. Tanto en aceleraciones como en recuperaciones se muestra muy ágil y como ya dijimos con anterioridad, llega a parecer más potente de lo que en realidad es. Le da igual el tipo de carretera o circular a bajas revoluciones por ciudad; en cuanto se aprieta el acelerador sale disparado. En consecuencia, es muy agradable de utilizar y ningún otro rival en este nivel de potencia alcanza las prestaciones y la agilidad de marcha de nuestro protagonista.

Y respecto a los consumos sucede lo mismo. Es el menos “sediento” de la categoría y viajando se conforma con gastar solo 5 litros de combustible cada 100 km. Durante la prueba incluso hemos bajado de esa cifra cuando las condiciones de la ruta eran favorables. Para redondear el asunto, en una utilización plural con carreteras de todo tipo y hasta en ciudad, donde el sistema Stop/Start le ayuda, no hemos pasado de los 6 litros. Sin duda, un gran logro.



BUENA ESTABILIDAD PERO FALTA AGILIDAD

Por lo que respecta a la estabilidad, estamos ante un coche muy estable y que no dará ninguna sorpresa desagradable al conductor. El eje delantero cuenta con una dirección de buen tacto, rápida y precisa  a la que solo le falta un radio de giro menor para facilitar las maniobras. Esta dirección inscribe bien el coche en la entrada de las curvas y las suspensiones le dan un buen aplomo general. Solo los conductores más deportivos podrán lamentarse de una cierta falta de agilidad en las zonas de curvas cerradas donde el morro subvira (se va de morro) antes que en otros modelos de la categoría en cuanto se aviva el ritmo de marcha.

Honda Civic Tourer

Una particularidad de este Civic Tourer es que cuenta con una suspensión trasera con amortiguadores regulables en tres niveles de firmeza (confort, normal y dinámico). En la prueba que hemos realizado el coche ha ido siempre descargado y en esas condiciones no nos ha parecido que tuviera una incidencia significativa sobre el comportamiento. Es probable que con el coche a plena carga (un maletero tan grande permite cargar muchos kilos) se note más y se obtengan mejoras de seguridad y comportamiento al endurecer los amortiguadores posteriores.

Por su parte los frenos deceleran correctamente, aguantan razonablemente bien una utilización exigente y el tacto del pedal permite una correcta dosificación. En ocasiones, y como ocurre en algún otro modelo de la competencia, enciende algo prematuramente los intermitentes de emergencia al “confundir” deceleraciones enérgicas en zonas de curvas con una frenada de emergencia.



RIVALES

El segmento de los polivalentes es posiblemente el más competido del mercado. Y son muchas las versiones con carrocería familiar que derivan de ellos. En consecuencia este Honda tiene muchos rivales.

Por precio el Civic Tourer se sitúa en la parte alta de la categoría, de hecho la versión más económica se va a los 22.100 €. El Seat León ST cuesta 510 € más y el Volkswagen Golf Variant tiene el “honor” de ser el más caro con sus 23.085 €. Ambos montan el mismo motor 1.6 TDI de 110 cv. Por encima solo están los coches encuadrados en la categoría Premium, como el Volvo V60 o el BMW 316d Touring, con tarifas “disparadas”.

Honda Civic Tourer

En la parte contraria está el Kia cee'd Sportswagon de 110 cv que cuesta 16.434 €. Por el Hyundai i30 CW con idéntico motor hay que desembolsar 2.000 € más. Y en orden creciente de precio les siguen: Opel Astra Sport Tourer 110 cv, Ford Focus Sportbreack 120 cv, Toyota Auris Touring Sport 115 cv, Peugeot 308 SW 120 cv, Skoda Octavia Combi 110 cv y Renault Megane Sport Tourer 110 cv. Este último cuesta 20.930 €, un precio también inferior al del Honda.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL HONDA CIVIC TOURER?

En nuestro comparador de seguros, a la fecha que se ha realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar el Honda Civic Tourer 1.6 i-DTEC Lifestyle, tomando como referencia una mujer de 32 años casada, con 10 de antigüedad de carné, que vive en Benalmádena (Málaga), deja el coche en la calle y recorre hasta 14.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a terceros ampliado es Genesis, con un precio anual de 217 € y con una calidad en la póliza de 8.46.



CONCLUSIÓN

Es un coche original, tanto por lo que respecta a la estética, como en lo que hace referencia al planteamiento del habitáculo y a algunas soluciones técnicas.

Teniendo en cuenta que es una versión de carrocería familiar, el maletero cobra una importancia capital, y ahí asienta una de sus mejores virtudes, porque puede presumir de tener el más grande de la categoría con 624 litros de capacidad.

También puede presumir de prestaciones y consumos líderes de la categoría gracias un una mecánica extraordinaria que parece tener más caballos de los 120 que declara por la rapidez con la que responde al acelerador.

La habitabilidad es buena para cuatro ocupantes y tiene mucho espacio para las piernas detrás, pero no resulta cómodo si se tienen que alojar tres pasajeros en las plazas posteriores. Y la instrumentación dividida tampoco nos gusta, porque obliga necesariamente a posicionar el volante “donde podamos verla”.

No es un coche barato, y de hecho se coloca entre los más costosos de la categoría. Pero probable tenga un precio justo teniendo en cuenta lo mucho que ofrece.

Honda Civic Tourer



A favor

- Maletero (es enorme. Hasta el punto de ser el más grande de la categoría con 624 litros de capacidad)

- Motor y cambio (es uno de los turbodiésel más brillantes de la categoría. Y el manejo del cambio es delicioso por posicionamiento, precisión y rapidez)

- Prestaciones (corre mucho y de manera fácil. La respuesta al acelerador es inmediata y parece que tiene más caballos de los declarados)

- Consumos (extraordinariamente contenidos. Sobre 5 de mínimo y 6 de máximo son registros fuera del alcance de los competidores)

En contra

- Plaza central trasera (es incómoda porque el asiento esta abombado. Tampoco la anchura resulta suficiente para alojar a tres adultos)

- Instrumentación en dos niveles (la velocidad por encima del aro del volante y el resto de indicadores por debajo condiciona la posición del volante)

- Ubicación de algunos interruptores (los situados a la izquierda del volante en la parte baja del salpicadero resultan “invisibles” para el conductor)

- Precio (está entre los más caros del segmento)

Prueba y Redacción: Luís Villamil
Fotos: Alex Blanco
Septiembre 2015

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar