Comparativa
Honda CBR500R &
Kawasaki Ninja 400

DEPORTIVAS PARA EL A2

Si has tenido una 125 de carácter sport, te ha enganchado ese mundo y quieres seguir progresando, cualquiera de nuestras dos motos de hoy son sin ninguna duda, el siguiente paso que debes dar.

> Ficha técnica Kawasaki Ninja 400

Son dos motos aptas para conducirlas con el carné A2, que autolimita por ley la potencia a 35 KW, que equivalen a 47 caballos. Suficiente para poder disfrutar de sensaciones deportivas, siempre que el resto de la moto acompañe en tamaño y peso. Aunque en principio las dos motos se han desarrollado pensando en usuarios jóvenes, te puedo asegurar que también son muy efectivas y divertidísimas en carreteras con muchas curvas que harán disfrutar a pilotos de cualquier nivel y, por supuesto, de cualquier edad.

La Ninja 400 se ha erigido como referencia de la categoría tras su irrupción el pasado año conquistando el Campeonato del Mundo del SSP 300 en manos de Ana Carrasco. Por su parte, la CBR500R ha recibido este año una serie de mejoras que refuerzan su posición, aparte de contar con un motor de cilindrada superior.

En cuanto a precios, en teoría, solo es un poco más cara la Honda, que puesta en la calle cuesta 6.750 euros frente a los 6.385 de la Kawasaki, pero la realidad es que esta última tiene una promoción desde principio de temporada que rebaja su factura hasta 5.999 euros, lo que significa una diferencia de 751 euros. 

Como es costumbre en nuestras comparativas, procedamos a su análisis en parado.

Características

Honda CBR500R

Kawasaki Ninja 400

Precio 6.750 euros 5.999 euros
Dimensiones  
Longitud 2.080 mm 1.990 mm
Anchura 755 mm 710 mm
Altura 1.145 mm 1.120 mm
Altura del asiento 785 mm 785 mm
Peso 192 kg 168 kg
Motor y transmisión  
Configuración de motor Bicilíndrico en paralelo Bicilíndrico en paralelo
Cilindrada 471 cc 399 cc
Potencia 47 CV / 8.600 rpm 45 CV / 10.000 rpm
Refrigeración Líquida Líquida
Transmisión Manual, 6 velocidades Manual, 6 velocidades
Chasis  
Tipo Tubular de acero Tubular de acero
Suspensión delantera Horquilla con tubos de 41 mm Horquilla con tubos de 41 mm
Recorrido 120 mm 120 mm
Suspensión trasera Amortiguador hidráulico regulable en la precarga del muelle en 5 posiciones Amortiguador con ajuste de precarga
Recorrido 119 mm 130 mm
Freno delantero

Un disco de 320 mm con pinza de dos pistones. ABS

Un disco de 310 mm con pinza de dos pistones. ABS
Freno trasero

Un disco de 240 mm con pinza de un pistón. ABS

Un disco de 220 mm con pinza de un pistón. ABS
Dimensiones neumático delantero 120/70 17" 110/70 17"
Dimensiones neumático trasero 160/60 17" 150/60 17"

Comparativa Honda CBR500R & Kawasaki Ninja 400

En tamaño la Honda tiene una talla más; es un poco más larga, más ancha, más alta, tiene más distancia entre ejes, aunque el asiento se encuentra a la misma altura en las dos: unos razonables 785 milímetros. En el peso declarado vemos que la Honda también es 24 kilos más pesada, pero esta diferencia en nuestras mediciones con los llenos hechos se eleva a 27 kilos, si bien es verdad que en la Honda caben 3 litros más de combustible que en su rival.

Hablemos ahora de sus propulsores, los dos tienen un diseño moderno y especificaciones parecidas: son bicilíndricos de cuatro tiempos, con doble árbol de levas en culata, 8 válvulas y refrigerados por agua. Pero hay importantes diferencias en sus medidas internas que influyen mucho en el carácter y el comportamiento de cada uno. 

Aunque el del Honda tiene más cilindrada (471 cc por 399 cc), los pistones de la CBR son más pequeños de diámetro (67 mm por los 70 mm que tienen los de la Ninja 400). Evidentemente, en la carrera pasa lo contrario y en mayor medida, la Honda tiene 66,8 milímetros mientras la Kawasaki utiliza una carrera muy corta de solo 51 milímetros. ¿Esto que supone? Pues que el motor de la Kawasaki seguramente tendrá válvulas más grandes (no dispongo de ese dato). Resulta ser un motor más alegre, con una subida de vueltas más rápida y está mejor preparado para funcionar a altas revoluciones.

Comparativa Honda CBR500R & Kawasaki Ninja 400

Las potencias que declaran son 47 caballos a 8.600 rpm la Honda y 45 caballos a 10.000 rpm la Kawasaki, pero hemos tenido ocasión de medir la potencia real en nuestro banco, a las dos el mismo día y en las mismas condiciones. Los resultados han sido que la CBR500R ha conseguido 44 caballos a 8.250 rpm mientras que la Ninja 400 ha llegado a los 45 caballos a 9.300 rpm. El dibujo de la curva es muy parecido en ambas, pero a igualdad de potencia la Honda la ofrece unas 900 revoluciones más abajo, aunque al final la “Kawa” tiene una estirada superior. En cuanto a par motor, como cabe esperar, la ventaja es para la Honda, que por sus medidas internas favorece la respuesta a bajo y medio régimen: rinde 43 Nm a 6.500 rpm frente a 36 Nm a 8.000 rpm la Kawasaki.

¿Cómo son estas dos deportivas?

Las dos son motos modernas que siguen las reglas actuales, esto es: “no vale todo a cualquier precio”. Así, vemos en ambas mucho cuidado en el diseño y los detalles para no derrochar en gastos innecesarios y optimizar recursos. Nada de controles de tracción (para estas potencias no hace falta). Se conforman con un solo disco en el eje delantero (eso sí con modernos sistemas ABS) y suspensiones convencionales que solo cuentan con reglaje de la precarga del muelle del amortiguador trasero (en las dos) y en la horquilla delantera (solo en la Honda).

Los bastidores siguen la línea de la simplicidad y robustez, pero con un diseño muy estudiado. Los dos son tubulares con basculantes simétricos de doble brazo, todo fabricado en acero. En cuanto a sus carrocerías, las dos tienen referencias en las que fijarse e inspiran sus diseños en sus hermanas mayores de nombre homónimo, la Honda en la CBR1000RR Fireblade y la Kawasaki en la Ninja ZX-10R, respectivamente.

Comparativa Honda CBR500R & Kawasaki Ninja 400

La Honda se parece mucho a Fireblade, la parte delantera es casi calcada, igual de agresiva con los faros de led y las entradas de aire en los laterales. Las tapas laterales del motor que quedan a la vista son de color bronce y muchas piezas de plástico del carenado imitan fielmente a la fibra de carbono. Estos detalles le dan un aspecto más exclusivo. El colín también es afilado como el de la 1000, con una decoración que acentúa la agresividad de sus líneas.

A la Kawasaki tampoco le faltan los grupos ópticos de led al estilo de su hermana mayor, va decorada en sus clásicos colores de “guerra” verde y negro. Aunque en conjunto resulta un poco menos aparente que la Honda, no se queda atrás. En la instrumentación Honda se decanta por una pantalla totalmente digital que se visualiza en modo negativo, es decir, con el fondo negro. Ofrece toda la información necesaria y se lee bien. Por su parte, la Kawasaki se decanta por una de tipo mixto, con un gran cuentarrevoluciones central analógico graduado hasta unas optimistas 15.000 rpm con la zona roja en 12.000 rpm, cifra que alcanza cuando la exprimimos a fondo.

En las dos los semimanillares van situados por encima de la tija superior de la dirección, con lo cual la postura no resulta excesivamente radical en ninguna de las dos, aunque la CBR tiene una ergonomía que se adapta mejor a todas las tallas y, pese a ser un modelo deportivo, no renuncia a cierta comodidad. La Ninja no es incómoda, pero sí es verdad que vas un poco más recogido, con menos espacio para moverte, y esto lo notas más si eres de talla grande.

También los reglajes de las suspensiones de la Honda son más suaves, mientras que la Kawasaki se muestra algo seca cuando rodamos sobre firme irregular. Y si queremos llevar de paseo a nuestra “media naranja”, la Honda se muestra mejor anfitriona. Sin ser una maravilla, el asiento trasero es un poco más grande y, además, cuenta con unas asas robustas y bien situadas donde sujetarse. La Ninja solo lleva una cinta en el asiento del pasajero que vale para cumplir con la normativa legal.

Comparativa Honda CBR500R & Kawasaki Ninja 400

Nos ponemos en marcha

Aunque nuestras dos protagonistas de hoy tienen un físico y un talante de aire muy deportivo, son motos para el A2 y eso requiere que tengan que servir para más cosas, porque su campo de acción seguro que va a ser muy variado. En estos días de pruebas hemos utilizado las dos motos de manera intensiva, para todos nuestros quehaceres y en todos los escenarios posibles y creo que hemos sacado conclusiones muy claras.

Lo primero que te diré es que la Kawasaki Ninja 400 me ha sorprendido por sus prestaciones y comportamiento, anda claramente más que la Honda CBR500R y esto lo notas desde el primer momento. Pero no adelantemos acontecimientos, empecemos por la ciudad. Ya te he comentado que para llevar pasajero la Honda es más adecuada y creo sinceramente que para ciudad me ha parecido que también es más amable con el conductor y con su acompañante y que dispone de un motor más suave que responde bien desde bajo y medio régimen. 

La Kawasaki también se desenvuelve muy bien por ciudad, diría que con más agilidad porque es más pequeña, mucho más ligera y maniobrar con ella en parado es más fácil. Además, se mueve bien entre los coches, pero su motor requiere más atención y es menos progresivo.

Comparativa Honda CBR500R & Kawasaki Ninja 400

Para hacer turismo, la Honda CBR500R tiene ventaja, es más espaciosa, más confortable de suspensiones y con un motor consistente en medios. Además, su propulsor es más ahorrador y le cabe más gasolina en el depósito, con lo cual tiene una autonomía claramente superior. La única ventaja que tiene la Kawasaki Ninja 400 en ese terreno es que su frontal es un poco más ancho y protege mejor al piloto.

Pero donde la pequeña Ninja destaca mucho de su rival es en su deportividad, en su carácter sport cuando nos ponemos ropa con protecciones y nos vamos de excursión a disfrutar por nuestra carretera de curvas favorita. Forma un gran conjunto; el bastidor se siente sólido, con unas suspensiones que pueden ser algo más secas, pero también son más firmes y no se descomponen en frenadas enérgicas. En conducción deportiva sobre cualquier tipo de carretera la Kawasaki manda, pero cuanto más virado sea el trazado elegido, haya más frenadas y aceleraciones con curvas cerradas, más pronto se escapa la Ninja de la CBR.

Transmite unas sensaciones que enamoran, con una dirección muy precisa que pisa firme y nos permite dirigir la moto donde miramos manteniendo una trazada estable. Va como una flecha por la trayectoria elegida. Luego resulta muy ágil en virajes enlazados que supera a la velocidad del rayo y quizás en esto también influye que sus neumáticos calzan una medida menos que la Honda (110 en lugar de 120 delante y 150 en vez de 160 detrás), muy apropiados para el tamaño y peso de esta Ninja que no necesita “zapatos grandes”.

Comparativa Honda CBR500R & Kawasaki Ninja 400

La Ninja es una moto compacta que no tiene fisuras, perfectamente equilibrada y preparada para practicar una conducción decididamente deportiva. Te encuentras bien acoplado a sus mandos y te llega mucha información de lo que pasa entre las ruedas y el asfalto. Frena muy bien y el motor es muy alegre, se mueve sin problemas entre las 8.000 y 11.000 revoluciones, llegando a 12.000 rpm si hace falta. En velocidad punta también me ha sorprendido: 184 km/ reales, 7 km/h más que la Honda en la misma recta y en las mismas circunstancias.

La Honda va muy bien, pero en estas condiciones ve cómo su rival se escapa inexorablemente. Su motor tiene un funcionamiento redondo y un comportamiento logrado en todos sus aspectos, pero tiene un gran hándicap frente a la Kawasaki: pesa 27 kilos más que resultan determinantes en conducción deportiva.

Te he preparado un cuadro de prestaciones y consumos, para que de un vistazo veas claramente sus diferencias en datos, dejando a un lado las sensaciones:

 

Honda CBR500R

Kawasaki Ninja 400

Velocidad máxima real/marca 177 / 185 km/h 184 / 193 km/h
Aceleración  
0-100 km/h  5,8 segundos  4,9 segundos
0-400 m 14,3 segundos 13,6 segundos
0-1000 m 27,5 segundos 26,3 segundos
Recuperación 6ª  
60-100 km/h 6,5 segundos 6,7 segundos
60-140 km/h  14,6 segundos  13,6 segundos
Peso verificado  
Vacío 183 kilos 158 kilos
Lleno 197 kilos 170 kilos
Consumo medio 3,8 litros/100 km 4,3 litros/100 km
Autonomía 420 kilómetros 310 kilómetros
 
Comparativa Honda CBR500R & Kawasaki Ninja 400

Conclusiones

Bueno, pues si has leído hasta aquí creo que tú también habrás llegado a algunas conclusiones y sabrás cuál es la moto que te conviene. Si quieres la moto más eficaz y divertida de la categoría y disfrutar por tu carretera de curvas favorita del placer de pilotar una deportiva, o incluso asistir a algunas tandas en circuito, no te quepa duda de que la Kawasaki Ninja 400 es tu moto.

Si prefieres una moto con más empaque, más confortable, con un comportamiento sin tacha sobre cualquier escenario y más apta para hacer turismo, entonces la Honda CBR500R creo que sería mejor moto para ti.

¿Cuánto cuesta el seguro de estas motos?

Hemos calculado lo que costaría asegurar la Honda CBR500R y la Kawasaki Ninja 400 en nuestro comparador de seguros. Para ello, hemos tomado como perfil de referencia el de una persona de 27 años, soltera, con 7 años de antigüedad de carné, que vive en Alicante, guarda la moto en un garaje privado y recorre entre 5.000 y 7.000 kilómetros al año. Con estos datos, en la fecha en que se ha realizado esta información, la compañía que ofrece un precio más bajo para un seguro a terceros ampliados es AMV, con un precio de 365 euros al año para la Honda y de 229 euros para la Kawasaki, con una puntuación de calidad sobre 10 de 6.2, según el sistema de puntuación de Arpem. En el caso de optar por un seguro a terceros, Mapfre ofrece un precio anual de 136 euros tanto para la CBR500R como para la Ninja 400 con una puntuación de calidad de 7,34 puntos sobre 10.

Comparativa Honda CBR500R & Kawasaki Ninja 400

 

Honda CBR500R

Kawasaki Ninja 400

Lo + Empaque de moto grande y conjunto equilibrado Sensaciones y eficacia en conducción deportiva
Lo - Peso en orden de marcha El pasajero sufre más
 
Prueba y Redacción: Mariano Urdín
Fotos: Pablo Alonso
Agosto 2019

Tu seguro en un click

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos