Financiar préstamo por banco o por concesionario

Una de las principales preguntas que nos hacemos a la hora de financiar el vehículo, es si es mejor financiarlo a través de un banco o caja... o directamente a través de la financiera de nuestra marca.

Pues bien. Las ventajas que ofrece la financiación a través del concesionario son bastantes, destacando, entre otras:

  • Flexibilidad: Los márgenes con los que cuentan son muy amplios (al igual que a la hora de “regatear” el precio final del vehículo), es decir, podemos pasar de un TAE del 9% a un 7,50% ''sin despeinarnos''.
  • Domiciliación: Las cuotas las podemos domiciliar en nuestro propio banco, sin necesidad de tener que abrir una nueva cuenta.
  • Comodidad: La tramitación se realiza en el propio concesionario.
  • Facilidad: Hay mayor facilidad para obtener el préstamo, al considerarse el propio bien como parte de la garantía de pago.
  • La más importante: No suponen un mayor nivel de endeudamiento con la entidad bancaria del cliente.

En cuanto a desventajas podríamos enumerar alguna:

  • No se suele financiar el 100 % del valor total del coche (depende también de la entidad).
  • Imposibilidad de transferir el automóvil sin liquidar o amortizar totalmente el crédito, cuando exista “reserva de dominio”.