Prueba FIAT FREEMONT
2.0 170 CV Black Code AWD Automático

UNA FORMA DIFERENTE DE VIAJAR

Es un cruce extraño entre un SUV y una furgoneta, el Fiat Freemont puede considerarse la descendencia del Dodge Journey. Esto es así porque la mayoría de acciones del Grupo Chrysler son propiedad del Grupo Fiat por lo que están condenados a compartir recursos dentro de su peculiar matrimonio. Uno de ellos es el uso compartido de la plataforma de este modelo de Dodge

  

MADE IN MÉXICO

El Fiat Freemont ha llegado para sustituir, por sus características, a tres modelos de Fiat: Croma, Multipla y Ulysse. Es prácticamente idéntico al Dodge Journey que se vendió hasta 2011, alternativas o rivales similares por tamaño y concepto para este modelo son el Ford Galaxy o el Ssangyong Rodius entre otros. No se conduce igual que un Ford Galaxy, eso es seguro, pero ofrece dosis generosas de espacio y no exige tanto dinero a cambio.

Prueba FIAT FREEMONT2.0 170 CV Black Code AWD Automático

El Black Code es una nueva versión tope de gama realizada sobre este modelo multicultural ya que es italiano, norteamericano y está fabricado en México. Viene con un acabado negro brillante en la parrilla delantera, marcos de los faros delanteros oscurecidos y llantas exclusivas de 19 pulgadas también pintadas de negro. Con todos estos detalles se logra una imagen sutilmente agresiva y ligeramente amenazadora que le da al Freemont un nuevo aspecto más imponente.   

El Freemont es con diferencia el modelo más voluminoso de Fiat, su objetivo es atacar tanto el segmento de los grandes monovolúmenes de siete plazas como el de todoterrenos o SUV de gran tamaño para ofrecer cualidades de ambos mundos y todo ello con un precio realmente competitivo. 



MODELOS Y VERSIONES

El Freemont solo se comercializa con un bloque diesel con dos niveles de potencia: 140 y 170 caballos. La versión más potente se puede solicitar con tracción integral y va asociada al mismo tiempo con una caja de cambios automática de convertidor de par, si es manual tiene seis relaciones. Prueba FIAT FREEMONT2.0 170 CV Black Code AWD AutomáticoExisten tres niveles de acabado: Básico, Urban y Lounge. El cuarto acabado es una serie desarrollada a partir del Lounge con un equipamiento específico denominada Black Code que es el modelo elegido para nuestra prueba. Este, está disponible con caja de cambios manual o automática y tiene un precio de partida, en el caso particular de esta unidad, de 36.800 euros. Está disponible en cuatro colores: dos tonos de gris, negro y rojo, todos ellos metalizados. Al ser el tope de gama admite pocas opciones por lo que salvo el color, poco más se puede modificar su equipamiento que incluye entre otros: climatización de tres zonas independientes, control de crucero, tapicería de cuero, llave inteligente, reproductor de DVD con pantalla central para los pasajeros, sensores de aparcamiento, navegador, pantalla táctil de 8,4 pulgadas y sistema de sonido Premium. El precio final de esta unidad es de 33.454,92 euros con las promociones vigentes incluidas. Existe un Fiat Freemont desde 24.590 euros, precio con descuentos promocionales.



INTERIORES

El Fiat Fremont viene siempre en configuración de siete plazas. La segunda fila de asientos se puede desplazar hacia delante 100 mm desde su posición más retrasada dando a los padres un acceso fácil para atender a los niños sentados en la segunda fila o tercera filas. Todos los asientos, a excepción del conductor, se pueden plegar hacia abajo para crear una amplia zona de carga. Los asientos exteriores de la segunda fila tienen tres palancas que sirven para: desplazarlos longitudinalmente, abatir los respaldos o inclinarlos levemente y abatir el asiento por completo para poder acceder a los asientos de la tercera fila. El sistema se siente, en apariencia, muy robusto para soportar el paso del tiempo sin embargo exige de ciertas dosis de fuerza para accionarlos. 

Prueba FIAT FREEMONT2.0 170 CV Black Code AWD AutomáticoUna vez plegados el acceso hacia la última fila es cómodo pero allí solo podrán sentarse personas de baja estatura o de mayor estatura si se trata de hacer un viaje de corta distancia. Existen los huecos justos, solo dos por pasajero, bajo los asientos de la segunda fila para que los ocupantes de la tercera puedan colocar sus pies. Una vez sentados allí la sensación de claustrofobia es elevada aunque la verdad no es mucho mejor para los ocupantes de la segunda fila. Estos cuentan con una entrada cómoda pero tienen el techo demasiado cerca de la cabeza, no justo encima si no alrededor ya que el grosor del techo es mayor al ir ocupado por los sistemas de ventilación o el techo solar. 

Los modelos de inferior acabado disponen de una pantalla central en el salpicadero táctil de 4,3 pulgadas pero en esta versión es de mayor tamaño, 8,4 pulgadas. 

Funciona correctamente y es rápida pero hay un exceso de información que requiere de algo de práctica para manejarla sin desviar la atención de la carretera. En ella podemos controlar la climatización, el navegador, el audio, la calefacción de los asientos o el manos libres del teléfono.

El maletero es testimonial cuando están las siete plazas operativas, 145 litros, pero si se pliegan las dos plazas de la tercera fila aumenta hasta los 540 litros. En el caso de abatir las dos filas de asientos la capacidad de carga es de 1.461 litros.

Prueba FIAT FREEMONT2.0 170 CV Black Code AWD AutomáticoPor si este espacio parece escaso, bajo el asiento del acompañante, plegando solo la parte central, aparece un hueco muy bien disimulado al que se suman una guantera central, entre los asientos delanteros, bastante respetable. El espacio para almacenar objetos también es bueno en la segunda fila con contenedores profundos bajo el piso que son perfectos para objetos de valor o juguetes de los niños. Pensando también en los más pequeños, las dos plazas exteriores de la segunda fila se elevan en la parte central del asiento para permitir ser utilizadas por niños que no requieran una silla aparte.



EN CARRETERA

Bajo el capó, el Black Code viene equipado con el motor de 2.0 litros Multijet diesel de 170 caballos de origen Fiat. En el modelo del que deriva, Dodge Journey, el motor era también un dos litros de igual potencia pero de origen Volkswagen. Esta mecánica se muestra suficiente para mover el Fiat Freemont aunque no con la soltura y agilidad que sería deseable y es que el Freemont supera las dos toneladas de peso. Prueba FIAT FREEMONT2.0 170 CV Black Code AWD AutomáticoEl motor no es nada ruidoso al ralentí, al acelerar sin embargo si comienza un alboroto que anima a realizar los cambios de marcha con antelación para rebajar la sonoridad, en modo automático el cambio se encarga de que no sea ruidoso en exceso aunque no siempre realiza los cambios de marcha de forma nítida en el mejor momento. A pocas vueltas, entre 1.500 y 2.500 rpm., el Freemont goza del empuje suficiente para mover con decisión todo el coche más los siete pasajeros del interior. En carretera es muy confortable para los pasajeros por una suspensión pensada para adsorber cualquier bache sin transmitirlo. Está muy bien aislado del ruido y las vibraciones y no es necesario realizar muchos kilómetros de recorrido para darse cuenta de que el Freemont no tiene el tacto de conducción de algunos de los rivales más modernos. 

Circulando cerca del límite, muestra un balanceo fruto de las suspensiones blandas, la dirección demasiado asistida y un peso elevado que no contribuye a mejorar esta sensación que provoca inercias importantes en apoyos en curva. Las carreteras americanas son bastante malas en algunos lugares y a los conductores del otro lado del charco les gusta la conducción suave sin rebotes. No es lo habitual en la mayoría de los conductores europeos que prefieren suspensiones más firmes. En Fiat sugieren que han cambiado esa configuración de suspensión y dirección para adaptarla a los gustos europeos. En cualquier caso este comportamiento tan peculiar es frecuente en modelos de su envergadura y peso. La ventaja del Freemont sobre algunos de sus rivales que no disponen de tracción integral llega cuando el firme está resbaladizo o si se hace alguna incursión suave por campo, su comportamiento trazando curvas con lluvia es muy noble y con altas dosis de agarre.



CONSUMOS REALES DURANTE LA PRUEBA

Es inevitable con su peso, tipo de tracción y aerodinámica tan poco favorable que los consumos fueran elevados. Sin embargo si se circula con suavidad sin acelerones, algo que sugiere por naturaleza un modelo tan pesado como este, el consumo en carretera se quedará en 8 litros/100 kilómetros. En ciudad se incrementa hasta 9,5 litros/100 kilómetros.



RIVALES Y CONCLUSIONES

Lejos de ser italiano el Freemont es más americano que el Empire State, sensación que se percibe en el mismo momento de sentarnos en él hasta por el peculiar olor del interior a coche americano. Lo que le falta en dinámica de conducción y agilidad, lo compensa con un interior adecuado para transportar a siete pasajeros sin equipaje o cinco pasajeros y 540 litros. Por espacio no es ni de lejos el mejor de su categoría, el rey del espacio es el Ssangyong Rodius. Prueba FIAT FREEMONT2.0 170 CV Black Code AWD AutomáticoEl espacio disponible para maletero con siete plazas ocupadas es en el coreano la mayor con diferencia, tras él el Ford Galaxy y el último puesto para el Fiat Freemont. Pero en cuanto al precio, el italiano es el más barato por bastante diferencia con respecto al Ford Galaxy, en un lugar intermedio a poca distancia, 3.000 euros aproximadamente, del Fiat se sitúa el Ssangyong Rodius. El Freemont es un perfecto devorador de kilómetros de autopista y si se conduce con suavidad, es capaz de conseguir medias de consumo poco habituales en un coche de su tamaño y peso. Una ventaja indiscutible tiene el Freemont sobre el resto y es el precio que aparenta. Mientras hemos estado probando el Freemont hemos preguntado a todos los que lo han visto, tanto por fuera como por dentro, sobre el precio que pensaban que valdría, y todos sin excepción han respondido siempre con un precio muy por encima del valor real del coche. Así que si necesitas un coche grande y no quieres dejarte una fortuna en él, el Fiat Freemont puede ser una opción interesante para tener en cuenta.



A favor

- Espacio (para siete pasajeros, asumiendo que las dos plazas traseras son solo para niños, es correcto)

- Precio (sin ser el más capaz de sus competidores si que tiene el mejor precio de todos ellos, es más barato incluso que el modelo coreano)

- Equipamiento (es muy completo, por algo es el acabado tope de gama)

- Consumos (para tratarse de un coche con semejante peso, tipo de tracción y tener caja de cambios automática no tiene unos consumos desorbitados)

En contra

- Conducción (se siente como un coche grande, muy grande. Las inercias y tiempos de respuesta del motor son más propios de un gran y pesado todoterreno que de un turismo o monovolumen de última generación)

- Motor ruidoso (silencioso al ralentí comienza a desbocarse cuando se le exigen prestaciones y se aumenta la velocidad)

- Transmisión automática (el cambio resulta en ocasiones indeciso a la hora de aumentar o reducir una velocidad. Es cómodo en el uso cotidiano pero no favorece la agilidad general con su respuesta)

- Plásticos de cabina (es algo que sucedía con el modelo del que deriva, el Dodge Journey, algunos de los plásticos del interior son de mediana calidad)

- Capacidad maletero con siete plazas (la capacidad del maletero con las siete plazas ocupadas es simbólica)

Prueba y Redacción: Miguel A. Corcuera
Fotos: Alex Blanco
Septiembre 2014

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar