Prueba FIAT 500L
1.6 Multijet II 105 Cv Lounge

LA MUTACIÓN DEL FIAT 500

Fiat pretende repetir el mismo truco que ha realizado Mini con el Countryman con el objetivo de ampliar su oferta para satisfacer a diferentes tipos de clientes. El Fiat 500 es de lejos, uno de los modelos más acertados de Fiat en las últimas décadas y tiene una forma muy reconocible pero se presta menos aún que el Mini a un aumento de tamaño tan significativo. Veamos a continuación cual es el resultado de esta mezcla tan confusa

  

RENTABILIDAD

Fiat es una marca que sabe fabricar coches pequeños, lo ha estado haciendo durante años y se ha ganado una buena reputación al producirlos con un estilo muy particular. El Punto ha sido un éxito en su historia, el Panda y el 500 han estado llenando las calles con sus modelos. Sin embargo cuando se trata de realizar modelos de mayor tamaño no han sabido o han sido capaces de captar el concepto para poder llevarlo a buen término, entonces, ¿Por qué no hacerlo a partir de un coche pequeño? 

Fiat 500LEl primero de ellos es este 500L que aunque toma como punto de partida el exitoso 500, es un coche tan profundamente distinto que hasta se construye en una fábrica diferente.

La marca turinesa nos lo quiere vender como una versión de corte familiar del 500, para lo que hace falta realizar un esfuerzo de imaginación considerable, pero aquí tiene mucha importancia el marketing. ¿Sería tan deseado o llamativo si se le hubiera llamado con un nombre completamente diferente?, probablemente no.

Fiat está tratando de sacar provecho del éxito del 500, para mantener a los propietarios leales a la marca o a este modelo, cuando deciden que necesitan un vehículo más grande. Por ello han transformado el 500 en algo más grande pero que no tiene ningún punto visual en común, excepto el frontal. Fiat afirma que el 500L es más largo que un Punto y tan ancho como un Bravo, en resumen es un monovolumen compacto, un rival para el Ford B-Max o el más pequeño Citroën C3 Picasso.



MODELOS Y VERSIONES

El 500 se comercializa con cuatro carrocerías: 3 puertas, cabrio, L y el denominado Living de siete plazas, aunque solo las dos primeras derivan de la misma carrocería del modelo originario. Se comercializa con dos motores diesel, 1.3 y 1.6 litros con 85 y 105 Fiat 500Lcaballos, y otros dos de gasolina, 0.9 (tricilíndrico) y 1.4 con potencias de 95 y 105 caballos. Está disponible con tres niveles de acabado, Base, Lounge y Trekking, además de las versiones especiales. El modelo de esta prueba corresponde al acabado Lounge que tiene un precio base de 21.400 euros. A este precio hay que añadir los siguientes elementos opcionales: techo practicable eléctrico (410 euros), sistema Hi-Fi audio Beats (660 euros), cristales oscurecidos (210 euros), cámara de visión trasera con monitor en cabina (310 euros), apoyabrazos asiento conductor (110 euros), llantas de aleación de 16 pulgadas negras (260 euros), navegador táctil analógico (550 euros). El precio total de esta unidad es de 23.910 euros sin incluir descuentos promocionales. Existe un Fiat 500 L desde 12.500 euros (con descuentos promociónales incluidos, Plan PIVE y con cuatro años de garantía)



INTERIORES DEL COCHE

El puesto de conducción es mucho mayor en este modelo que en el pequeño 500, lo que resulta ideal para que cualquier talla de conductor se encuentre cómoda. Los asientos no son muy poco envolventes y con su dureza tenemos la sensación de estar sentado encima de ellos y no en ellos, en cualquier caso no resultan incómodos y con un uso prolongado se nota que la dureza no es una mala aliada.

Es pequeño pero está muy bien aprovechado, los asientos traseros pueden deslizarse, doblarse o voltearse al igual que el asiento Fiat 500Ldel acompañante, que puede abatirse para ganar superficie de carga. El falso piso del maletero puede ajustarse en tres niveles diferentes. Con tanta posibilidad de graduar los asientos, el interior resulta ser un espacio muy aprovechable para los pasajeros. El maletero cuenta con 343 litros de capacidad en configuración estándar, hasta 400 litros desplazando el carril de los asientos hacia delante y 1.310 litros si los abatimos, cuenta también con 22 espacios o guanteras. Las opciones incluyen un equipo de audio de alta calidad, el sistema de información y entretenimiento U-Connect y hasta una máquina de café marca Lavazza. La pantalla táctil del U-Connect ofrece todo lo que se puede necesitar de un sistema de este tipo, USB, Bluetooth, audio y toma auxiliar. Es fácil de manejar y tiene un diseño atractivo. No incluye GPS pero este sistema se puede solicitar opcionalmente eligiendo un TomTom que se integra en el interior, en la parte superior del salpicadero. El panel de instrumentos puede ir pintado en el color de la carrocería y entre los materiales habituales, hay que destacar el acabado de gran parte del salpicadero en material suave al tacto y con un resultado estético muy logrado. También encontramos el habitual botón marcado como City con el que se aumenta la asistencia de la dirección para que resulte más cómodo de manejar en ciudad.



EN CARRETERA

Nadie compra un coche de este tipo por sus emociones dinámicas y en este caso particular no ofrece unas prestaciones llamativas, pero el motor turbo diesel 1.6 es suficiente para obtener un 0 a 100 kilómetros/hora de 11,3 segundos y una velocidad máxima de 181 kilómetros/hora. La respuesta del 500L me ha sorprendido favorablemente, lo cierto es que no albergaba muchas esperanzas en el comportamiento dinámico, pero aunque no se trate de un utilitario ágil y deportivo como un 500, su comportamiento en líneas generales ha sido muy satisfactorio. El motor empuja lo suficiente como para no echar de menos más potencia, lo hace a partir de Fiat 500L1.500 r.p.m. de forma progresiva y sin altibajos, los 320 Nm de par resultan muy adecuados para cargar con toda la familia y salir airosos. No son prestaciones deportivas pero si suficientes para una utilización familiar y alegre, especialmente en la zona media del cuentavueltas. El resultado es que el coche se siente mucho más rápido que lo que sugieren sus pobres cifras de velocidad y aceleración. La estabilidad está más decidida a mimar a los pasajeros que a sujetar el coche en los apoyos fuertes, pero en una carretera de curvas no se maneja nada mal, el MINI en cualquiera de sus versiones de tamaño XL se maneja mejor que el 500L, pero dejando claro que el 500L no lo hace nada mal.

Con la gran superficie acristalada disponible, la visibilidad hacia todos los ángulos es excelente. Además de mejorar la visibilidad, hace que el habitáculo parezca mucho más espacioso y con bastante iluminación, sobre todo con esta versión y su techo panorámico de cristal. Un detalle menos relajante es el sistema de start/stop, este resulta demasiado lento para volver a poner el coche en marcha, hasta el punto de que es posible llegar a pisar el embrague e insertar una marcha antes de que el sistema haya puesto en marcha el motor completamente.



CONSUMOS REALES DURANTE LA PRUEBA

Las prestaciones no destacan por la brillantez de sus cifras pero los consumos si son bastante impresionantes y es donde el 500L se hace querer. En autovía a velocidades legales el consumo ha sido de 4,2 litros/100 kilómetros. Si reducimos la velocidad hasta lograr medias por debajo de 100 kilómetros/hora, el consumo desciende hasta 3,5 litros/100 kilómetros. En ciudad siendo cuidadoso y tratando el acelerador con mimo, es posible lograr 5,7 litros/100 kilómetros, si se practica una conducción descuidada y despreocupada, la cifra más habitual es de 6,4 litros/100 kilómetros. 



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL FIAT 500L?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que hemos realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar el Fiat 500L 1.6 Multijet II 105 Cv Lounge, hemos tomado como referencia una mujer de 35 años casada, con 15 de antigüedad de carné, que vive en Orense, guarda el coche en garaje privado y recorre hasta 20.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a terceros apliados con lunas, robo e incendio, es Génesis con un precio de 235.08 € y con una calidad en la póliza de 8.56.



RIVALES Y CONCLUSIONES

No goza de la misma dinámica que un MINI pero convence por el buen comportamiento y la comodidad general. Tiene abundante espacio y está bien construido, un precio más alto que sus rivales y es un verdadero coche de familia aunque las 300 combinaciones de color exterior dudo que sean realmente necesarias. He de reconocer que tras una semana de uso intensivo, me ha convencido y Fiat 500Lsorprendido favorablemente. Sin embargo su estética no me ha convencido (cuestión de gustos), aunque el más pequeño 500 no es perfecto por su escaso espacio interior, nadie puede negar que se ve bastante atractivo y su estilo es un excelente equilibrio entre lo moderno y lo retro, algo que no se puede decir de esta versión L más grande. Como el MINI, dispone de versión de estilo campero (Trekking) y está prevista una más grande capaz de trasladar a siete pasajeros (Living) y Dios sabe cuantas versiones más quedan por venir. A su favor se puede decir que la originalidad no tiene por qué terminar completamente cuando uno necesita más espacio, pero el peligro es que el encanto del que goza la versión original, se diluye con la misma facilidad con la que aparecen las nuevas versiones.



A favor

- Espacio (a primera vista engaña, pero lo cierto es que los tres pasajeros traseros viajan con plena comodidad por espacio, un poco más de anchura y unos asientos un poco más envolventes y sería perfecto. El interior está muy bien diseñado)

- Consumos (si el ordenador no miente son realmente bajos. Durante la prueba además de los que hemos citado en el texto, practicando una conducción exageradamente conservadora hemos logrado llegar a ver 2,6 litros/100 kilómetros)

- Confort (la suspensión no es tan efectiva como en su rival Mini, pero tiene un comportamiento decente y es muy cómoda en un viaje de largo recorrido)

- Versatilidad (los asientos deslizantes y la multitud de espacios y huecos hacen del 500L un modelo muy práctico para guardar todo tipo de objetos desde los más pequeños hasta muebles voluminosos)

En contra

- Estilo (no es que el MINI Countryman tenga un gran atractivo pero han logrado un diseño más equilibrado y tiene unas líneas más proporcionadas. El 500L tiene unas formas extrañas)

- Precio (inferior al del MINI pero más elevado que el de sus rivales)

Prueba y Redacción: www.arpem.com
Fotos: Alex Blanco
Noviembre 2013

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar