Presentación Ducati Multistrada 950 S 2019

CON PASO FIRME

La pequeña de la gama Multistrada de Ducati evoluciona para convertirse en una moto más segura y agradable de conducir. Además, aparece la versión S con tecnología y electrónica de última generación. Su precio es de 14 390 euros para la estándar y de 16 390 para la S, y ahora te explicaré como se justifican esos “dos mil pavos” de diferencia.

 

La Multistrada 950 es la proposición de la marca ‘di Bologna’ para aquellos amantes de las trail viajeras que quieran una opción menos temperamental y más asequible que la 1260, pero sin perder ni un ápice de tecnología y calidad. La nueva 950 viene equipada con la moderna plataforma inercial de 6 ejes IMU que, entre otras muchas funciones, permite montar el Bosch Cornering ABS (puedes frenar con seguridad en curva con la moto inclinada) y el VHC, que facilita el arranque en pendientes, sobre todo cuando la moto está cargada con maletas y pasajero.

Cuenta con llave de contacto de proximidad que funciona dentro de un círculo de 2 metros alrededor de la moto. Toda la iluminación es por led y los intermitentes se desconectan de forma automática, ya que la IMU mide la inclinación, dirección y distancia recorrida. Las dos Multistrada 950 vienen preparadas para usar el sistema Ducati Multimedia Systam (DMS) y la interfaz del sistema de conectividad entre piloto y moto (HMI) se ha revisado para que sea más intuitiva y amigable de utilizar que nunca.

Estoy convencido de que a casi todas las marcas les encanta componer diferentes sopas de letras con sus avances electrónicos, pero creo a Ducati es a la que más. La S ofrece toda esa tecnología y más cosas, cuenta con el DSS que es el Ducati Skyhook Suspension, o sistema de suspensión electrónica de Ducati, que ajusta en milésimas de segundo la horquilla y el amortiguador para que respondan de inmediato a las irregularidades del terreno. También incorpora de serie el DQS, que es el sistema de cambio semiautomático que permite subir marchas sin cortar gas ni tocar el embrague y también bajar marchas sin apretar el embrague. Y el DCL (Ducati Cornering Lights), que enciende las luces cuneteras cuando supera cierta inclinación al tomar curvas en conducción nocturna. El DQS y DCL se pueden montar como accesorios en la 950 estándar. La instrumentación es una moderna pantalla a color TFT de 5” que, además de toda la información posible, nos permite navegar por todos los menús. Los mandos de las piñas de los interruptores van retroiluminados y tiene sistema de control de velocidad de crucero.

Ducati Multistrada 950 S 2019

Estéticamente sus líneas están fuertemente inspiradas en su hermana mayor. Si exceptuamos el basculante trasero -que en la 1260 es un espectacular monobrazo y en la 950 es de doble brazo- y las medidas de las llantas, el resto de la parte ciclo -bastidor, frenos y suspensiones- es prácticamente idéntico.

Curiosamente a pesar de esto la 950 da la sensación de que es más pequeña y no es así, pero lo que sí es verdad es que declaran 30 kilogramos menos de peso. La medida de la llanta delantera de 19 pulgadas de diámetro en la 950 en lugar de la de 17” que lleva la 1260, denota ese acento más polivalente y apto para rodar por terrenos en mal estado o pistas sin asfaltar.

El motor es un Testastretta 11º que proviene de las gamas medias de Ducati, de la 821 concretamente, que han llevado su cilindrada hasta 937 cc. Por supuesto es un bicilíndrico en L a 90º de 8 válvulas, refrigerado por agua y distribución desmodrómica, que en esta versión rinde 113 caballos a 9.000 rpm y arroja un par de 9,8 Nm. El embrague es de discos múltiples bañados en aceite y cuenta con sistema antirrebote que evita bloqueos de la rueda trasera en reducciones fuertes. Es un motor en el que han trabajado y afinado mucho para aumentar su robustez, de forma que han podido espaciar sus revisiones de mantenimiento en intervalos de 15 000 km y hay que hacer un ajuste del juego de válvulas cada 30 000 kilómetros, todo un logro.

Ducati Multistrada 950 S

Su electrónica nos ofrece cuatro modos de conducción, Touring, Sport, Urban y Enduro. Los dos últimos con la potencia limitada a 75 CV y todos interactúan con la IMU, los reglajes de la suspensión electrónica la acción del ABS y el control de tracción.

Por carreteras Valencianas

Como ya he repetido en alguna otra ocasión, la familia Multistrada se ha ganado una magnifica reputación como moto multiusos de alto nivel y representa uno de los pilares de ventas de la casa de Borgo Panigale. Este éxito se lo ha ganado a pulso porque la Multistrada en cualquiera de sus versiones es una moto magnífica que cumple lo que promete, y esta hermana pequeña no puede ser menos.

En la presentación solo he probado la versión S, por lo que he gozado de un confort superior y de sus modernos avances tecnológicos para ponerme las cosas más fáciles. La ruta ha transitado por la zona norte de los alrededores de Valencia, pasando por Sagunto e internándonos por la Sierra Calderona y la provincia de Castellón. Carreteras viradas, con buen firme por lo general y todo tipo de curvas, incluidos algunos kilómetros de autopista.

Generalizando te diré que la moto va estupendamente, pero quiero resaltar lo bien que funciona el cambio semiautomático, que lo pediría sin duda como opción en la Multistrada normal, y el sistema de suspensión DSS llamado Ducati Skyhook Suspension y te diré el porqué. El objetivo de este sistema es mantener constante la posición de la moto con independencia de la superficie que pise, gracias a los cientos de miniajustes por segundo que hace para minimizar el balanceo de la moto y aumentar la comodidad y seguridad de sus ocupantes. De ahí viene el nombre Skyhook, por la sensación que transmite durante su conducción. Siendo un poco optimistas, los señores de Ducati dicen que es como si estuviéramos colgados de un gancho en una supuesta tirolina que va por el cielo. Las ruedas copian el terreno, pero nosotros nos mantenemos estables. El sistema actúa sobre los hidráulicos, no sobre los muelles, que los podemos regular desde el panel de instrumentos seleccionando la carga que llevamos: piloto solo, piloto con equipaje, piloto con pasajero y con pasajero y equipaje. Es como si lleváramos con nosotros un mecánico que nos va afinando la suspensión a cada instante. Además, permite que personalicemos cada parámetro de manera independiente a gusto de cada cual.

Ducati Multistrada 950 S

Lo que sentimos en marcha una vez elegida la carga es un comportamiento correcto, sin topes, con un comportamiento suave y sin pecar de ser demasiado rígida. Logra que tengamos una moto cómoda y consistente que no se desbarata en imprevistos ni en situaciones apuradas.

Probé los cuatro modos de conducción y evidentemente los que más me gustaron fueron el Sport y el Touring (el enduro no lo llegué a poner pues no salimos del asfalto) y también cacharreé con las condiciones de carga y noté bastante diferencia entre una y otra. Para una conducción de cualquier tipo, incluso alegre, iba fenomenal en el reglaje del piloto solo, pero si quieres apretar a fondo, apurar frenadas e ir a por nota con más de firmeza de suspensiones a costa de comodidad, podemos elegir la opción de piloto y equipaje.

En definitiva, la nueva Multistrada 950 es una gran Multistrada pero más asequible y más adecuada a un mayor número de usuarios que no necesitan 160 caballos; con 113 caballos y 30 kilos menos tienen de sobra. Personalmente te recomendaría la S, pues me parece que sus 2000 euros de sobreprecio están plenamente justificados.

Ducati Multistrada 950 S 2019

Prueba y Redacción: Mariano Urdín
Fotos: Ducati
Marzo 2019

Tu seguro en un click

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos