Prueba CITROËN C4 Aircross
1.6 HDi 115 CV Exclusive 4x2

FAMILIA NUMEROSA

El tremendo éxito de ventas del Nissan Qashqai ha animado al resto de marcas a desarrollar numerosos SUV compactos. Citroën presenta su propia interpretación basada en el Mitsubishi ASX pero con el genuino toque de la firma francesa. El mercado de los Suv y Crossovers está creciendo rápidamente y un coche como este tiene asegurado el éxito gracias a su manejo equilibrado y espacio interior válido para una familia pequeña. El precio, algo elevado, obligará a Citroën a aplicar campañas de descuento sustanciosas

  

EL QUINTO DE LA SAGA

La familia C4 va incrementando sus miembros. Al original C4 se le han ido sumando: DS4, C4 Picasso y Grand Picasso y ahora este nuevo modelo que, en realidad, nada tiene que ver con él. Este modelo es fruto de la colaboración entre Mitsubishi y el Grupo PSA. Está Prueba CITROËN C4 Aircross1.6 HDi 115 CV Exclusive 4x2basado en el Mitsubishi ASX de la misma manera que el C-Crosser, modelo que ya no se fabrica, estaba desarrollado a partir de un Mitsubishi Outlander. Lanzado a finales de 2012, este todocamino de dimensiones compactas, poco más de 4 metros de largo, tiene capacidad para cinco pasajeros y su equipaje. En el exterior el Aircross esconde sus raíces japonesas perfectamente, la parte delantera tiene como protagonista una rejilla con el doble Chevron que fluye hacia los faros terminando en dos tiras de leds verticales destinadas a ofrecer la luz día. Estas luces verticales son parte de la nueva identidad de Citroën que ya ha estrenado en varios de sus modelos como el DS3 y DS4 entre otros. La otra marca del Grupo PSA, Peugeot, también tiene un representante desarrollado a partir de esta misma plataforma, el Peugeot 4008.



MODELOS Y VERSIONES

Una sola carrocería pero dos configuraciones de tracción diferentes: tracción delantera (4x2) y tracción total (4x4). Comparte algunos motores, dos de tres, con el Mitsubishi ASX: el bloque de gasolina 1.6i de 117 caballos y el diesel más potente de 150 caballos. 

Prueba CITROËN C4 Aircross1.6 HDi 115 CV Exclusive 4x2

La otra versión mecánica del Aircross es la de esta prueba, un motor de cuatro cilindros 1.6 litros y 114 caballos de combustible diesel. La versión más potente diesel, 1.8 HDi de 150 caballos va asociada inevitablemente a la transmisión integral. No existe la posibilidad de montar caja de cambios automática y todos cuentan con caja de cambios manual de seis velocidades salvo el motor de gasolina que monta una de cinco relaciones. En el Mitsubishi ASX si existe esta opción de caja de cambios automática aunque es una CVT (variador continuo) que aprovecha poco las prestaciones y eleva los consumos de forma proporcional.

Cuenta con tres niveles de acabado: Attraction, Seduction, Exclusive y Exclusive Plus.  La versión de esta prueba corresponde al acabado Exclusive que tiene un precio de partida de 26.000 euros. A este precio hay que añadir la pintura metalizada (525 euros), cuero gris (1.775 euros), Pack techo panorámico (840 euros), Navegador+ Cámara de visión trasera (1.925 euros). El precio final es de 31.065 euros incluyendo el descuento promocional vigente en el momento de escribir esta prueba. Existe un Citroën C4 Aircross desde 20.020 euros.



INTERIORES

En el interior se han tomado numerosos elementos del Mitsubishi ASX, incluso la terminología del sistema Start/stop se denomina igual que en Mitsubishi, AS-G. Por suerte en Citroën han mimado mucho más el interior y mientras en el ASX se encuentran numerosos plásticos de calidad media-baja en el Aircross se ofrece un salpicadero suave al tacto y de mejor calidad. Se combinan las tonalidades negras en plásticos de mayor dureza con otros de tacto blando y tonos oscuros.

Prueba CITROËN C4 Aircross1.6 HDi 115 CV Exclusive 4x2Los asientos delanteros son cómodos pero ofrecen poca sujeción lateral. El volante es multifunción y es uno de los detalles que más varía con respecto al Mitsubishi ASX. Ofrece un espacio generoso para los pasajeros ya que hasta cinco adultos pueden acomodarse perfectamente con su correspondiente equipaje. Para el maletero se dispone de entrada de un volumen de 416 litros con neumático de emergencia que pueden ampliarse hasta 1.193 litros si se abaten los asientos traseros. Si se elije el kit reparapinchazos la capacidad del maletero aumenta hasta 442 litros. Al abatir los respaldos traseros la superficie resultante es completamente plana y los respaldos cuentan con varias posiciones de anclaje. El techo panorámico ofrece una excelente visión del paisaje sobre todo a los pasajeros traseros a la vez que incrementa la sensación de espacio y luminosidad interior, cuenta con una fila de leds integrados en ambos laterales para que se vea iluminado por la noche. El techo panorámico resta unos pocos centímetros de altura total pero habrá que tenerlo en cuenta si vamos a acomodar en estas plazas pasajeros más altos. El respaldo trasero cuenta con una trampilla pequeña que comunica con el maletero con el fin de poder transportar objetos largos.



EN CARRETERA

La verdadera sorpresa del Aircross es lo fácil que resulta para conducir. Se las arregla para resistir al balanceo en las curvas mientras que la suspensión se encarga de filtrar cualquier imperfección pequeña del asfalto sin transmitirla a los pasajeros.

Prueba CITROËN C4 Aircross1.6 HDi 115 CV Exclusive 4x2

Clave en este funcionamiento es un reglaje adecuado de la suspensión y las enormes llantas de 18 pulgadas calzadas con neumáticos 225/55, las llantas que vienen de serie con el acabado estándar son de 16 pulgadas. 

El motor 1.6 HDI de 110 caballos es una apuesta segura y combinado con la tracción delantera ofrece un conjunto ágil y dinámico para practicar una conducción pseudo-deportiva. Tan solo en el comienzo de la marcha se ha mostrado un poco perezoso y hay que superar las 1.500 rpm para que comience a empujar con más contundencia. En comparación con el Mitsubishi ASX, este último resulta más dinámico y ágil, aunque esto no quiere decir que el Citroën sea un vehículo torpe.

La posición al volante más elevada que en un turismo, facilita las maniobras de aparcamiento en la parte delantera, para la posterior una nueva cámara panorámica nos ofrece una visión clara de lo que hay detrás, resulta extremadamente fácil aparcar al milímetro sin rozar el paragolpes. En cuanto a circular fuera del asfalto, el Aircross tan solo cuenta con una altura ligeramente superior a la de un turismo convencional. Su medio natural es la carretera y si decidimos hacer alguna incursión por el campo deberemos tener en cuenta no ponerle en demasiados apuros, ya que además esta versión cuenta solo con tracción delantera.



CONSUMOS REALES DURANTE LA PRUEBA

Al tener tracción delantera los consumos se han mantenido en una media razonable para su envergadura y prestaciones. En autovía a velocidades legales, 120 kilómetros/hora, se obtiene un consumo de 5,2 litros/100 kilómetros. En ciudad la cifra más habitual es de 6, 3 litros/100 kilómetros y en una práctica mixta de ciudad/carretera practicando una conducción poco conservadora se logra una media de 7,1 litros/100 kilómetros.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL CITROËN C4 AIRCROSS?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que hemos realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar el Citroën C4 Aircross 1.6 HDi 115 CV Exclusive 4x2, hemos tomado como referencia un hombre de 45 años casado, con 18 de antigüedad de carné, que vive en Bilbao, deja el coche en un parking privado y recorre hasta 15.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a terceros ampliados, es Génesis con un precio de 220 € y con una calidad en la póliza de 8.56.



RIVALES Y CONCLUSIONES

Teniendo en cuenta la subida de ventas que acumulaba este nicho de mercado a pesar de la crisis Citroën quiso un pedazo del pastel de las ventas por lo que no resuelta extraño que decidiera lanzarse a este segmento. El hecho de haber compartido los costes con Mitsubishi le ha facilitado económicamente su desarrollo.

Las marcas japonesas y coreanas dominan este segmento gracias a su tecnología inteligente y precios competitivos. El aspecto más europeo del Citroën y el toque francés que aumenta la calidad general son los puntosCitroën C4 Aircross que le hacen diferente y refuerzan la reputación de este modelo. El Aircross se adapta mejor a la ciudad o a carreteras asfaltadas que a otros entornos. Ofrece una buena visibilidad y es fácil de aparcar gracias a sus dimensiones compactas, sensores varios y cámara de marcha atrás. No es un vehículo que levante pasiones por su motor o por su conducción, motor y transmisión no tienen mucho carácter. A cambio, en términos de practicidad, facilidad de uso y estética el pequeño modelo francés si da la talla. Aun así no hay que olvidar que no es el más amplio del mercado y se sitúa en una zona media-baja siendo superado por rivales como Toyota Rav-4, Mazda CX-5, Ford Kuga o Kia Sportage. En cuanto a los precios los grandes rivales para el Citroën se encuentran entre los modelos coreanos. Kia Sportage o Hyundai ix35 son más económicos y ofrecen, al ser de mayor tamaño, más maletero y espacio interior. Entre los de tamaño similar al Aircross encontramos al Chevrolet Trax, Opel Mokka o Skoda Yeti que aunque ofrecen algo menos de maletero y espacio interior también cuentan con un precio considerablemente inferior.

Los motores más recomendables del Citroën son las dos mecánicas diesel, ninguna de las dos destaca entre sus rivales pero son claramente mejores que la otra opción de gasolina que resulta mucho más torpe en aceleraciones y tiene unos consumos considerablemente más elevados.



A favor

- Diseño (los cambios en el diseño introducidos en el exterior le otorgan un a personalidad propia y original que le aparta de los cánones habituales de diseño de este segmento)

- Conducción (tiene una conducción satisfactoria en carretera, la estabilidad es decente para sus prestaciones y su manejo es, en general, correcto)

- Consumos (admite perfectamente un uso urbano, de hecho parece haber sido diseñado para ello)

- Espacio (el espacio para los pasajeros es coherente con sus medidas exteriores. Pueden viajar cinco pasajeros adultos y siempre que los ocupantes de las plazas delanteras no sean extremadamente altos, el espacio para las piernas en las plazas traseras es bueno)

- Calidad (el toque francés se nota, la calidad interior de todos los materiales es superior a la de su primo japonés)

En contra

- Respuesta a pocas revoluciones (hasta que no supera la barrera de las 1.500 rpm el motor se siente un poco escaso. A partir de aquí las prestaciones serán suficientes y razonables para la mayoría)

- Espacio interior (no es tan amplio como algunos de sus rivales que son levemente más largos en longitud total)

- Precio (además de ser más caro que el Mitsubishi con el que comparte motores y plataforma no se encuentra en una posición muy cómoda. Esta ubicado en tierra de nadie como el modelo más caro entre los SUV pequeños y tampoco es el más barato entre los SUV de mayor tamaño)

Prueba y Redacción: Miguel A. Corcuera
Fotos: Alex Blanco
Junio 2014

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar