Comparativa
BMW R 1250 R &
Ducati Monster 1200 S

JUEGO DE DOS

En el cara a cara de hoy, enfrentamos dos modelos emblemáticos de dos marcas europeas de enorme tradición, dos naked de alta cilindrada que solo necesitan un par de cilindros para estar en la cúspide de su segmento.

> Ficha técnica Ducati Monster 1200 S

Nuestras dos protagonistas pertenecen a una fracción elitista del mundo de la moto. Son potentes, lujosas, con componentes de mucha calidad y un acentuado talante deportivo que te hace disfrutar con su pilotaje. Pero también son motos que lucen un gran equilibrio entre deportividad y facilidad de utilización, con una vertiente polivalente que te permite utilizarlas con agrado cada día. También ofrecen -sobre todo la BMW- opciones y accesorios para poder adaptarlas mejor a las necesidades de cada usuario.

Evidentemente, ninguna de estas motos es barata. En principio podría parecer que la BMW es la menos cara, con un precio de partida de 14.900 euros frente a los 17.690 euros de la Ducati. Pero nuestra unidad de pruebas incluye prácticamente todas las opciones y componentes para equipararla a su rival y con todos ellos la factura se eleva hasta los 19.500 euros incluida la pintura y decoración HP. Te cuento lo que lleva: paquete Confort, con puños calefactables y control de presión de neumáticos; Paquete Dinámico, con cambio de marchas Pro que funciona en los dos sentidos, intermitentes de ledes, asistente de arranque en pendiente, luz diurna, ABS Pro y modos de conducción Pro que añaden a los modos de serie (Road y Rain) los modos Dynamic y User; y Paquete Touring, que incluye llave de proximidad, caballete central, control de crucero, preinstalación de navegador, soportes de maletas (sin maletas) y suspensiones activas Dinamic ESA Nex Generation.

Por su, parte la Ducati cuenta con un conjunto electrónico de máximo nivel con modos de motor y plataforma inercial IMU, que recoge y manda datos a la centralita de la posición instantánea de la moto en seis ejes para que actúen las ayudas a la conducción. Tiene control de tracción, ABS con asistencia en curva, control anticaballitos y cambio semiautomático que funciona en los dos sentidos. Las suspensiones no son electrónicas, pero son multirregulables, firmadas por Öhlins. La horquilla delantera es invertida con barras de 48 milímetros de diámetro y guardabarros de fibra de carbono. El basculante trasero es monobrazo con un amortiguador Öhlins de gas de última generación.

Ahora, como es costumbre en nuestras comparativas vamos a comenzar nuestro ensayo por su análisis en parado. 

Características

BMW R 1250 R

Ducati Monster 1200 S

Precio 14.900 euros 17.690 euros
Dimensiones  
Longitud 2.165 mm N.D.
Anchura 880 mm N.D.
Distancia entre ejes 1.515 mm 1.485 mm
Altura del asiento 820 mm 820 mm
Peso 239 kg 211 kg
Motor y transmisión  
Configuración de motor Bicilíndrico Bicilíndrico
Cilindrada 1.254 cc 1.198 cc
Potencia 136 CV / 7.750 rpm 147 CV / 9.250 rpm
Refrigeración Mixta Líquida
Transmisión Manual, 6 velocidades Manual, 6 velocidades
Chasis  
Tipo Tubular de acero Tubular de acero
Suspensión delantera Horquilla telescópica invertida Horquilla invertida Öhlins con barras de 48 mm totalmente ajustable
Recorrido 140 mm 130 mm
Suspensión trasera Monobrazo BMW EVO Paralever ajustable en precarga y rebote Monoamortiguador progresivo Öhlins totalmente ajustable
Recorrido 140 mm 149 mm
Freno delantero Dos discos de 320 mm con pinzas radiales Brembo de cuatro pistones. ABS Dos discos de 330 mm con pinzas radiales Brembo de cuatro pistones. ABS
Freno trasero Un disco de 276 mm con pinza de dos pistones. ABS Un disco de 245 mm con pinza de dos pistones. ABS
Dimensiones neumático delantero 120/70 17" 120/70 17"
Dimensiones neumático trasero 180/55 17" 190/55 17"

Comparativa BMW R 1250 R & Ducati Monster 1200 S

Como podemos ver, hay bastantes diferencias. La R 1250 R es una moto más larga, tiene más distancia entre ejes, carga un litro y medio más de combustible y pesa según las cifras declaradas 28 kilos más. Aunque en este último apartado debo hacer una puntualización, pues comprobado este dato en nuestra báscula, la diferencia con los llenos hechos ha llegado a 33 kilos. Creo que la cantidad de accesorios y soportes de nuestra BMW de pruebas son los responsables de la mayor diferencia.

La altura del asiento es la misma en las dos, 820 milímetros, aunque en la Monster es regulable y se puede bajar 25 milímetros, pero la realidad es que el asiento de la R 1250 R, en su unión con el depósito, es más estrecho y se llega con más facilidad al suelo.

Los propulsores, los dos son bicilíndricos, pero ambas marcas se mantienen fieles a su filosofía y configuración; no tienen nada que ver una con otra. El R 1250 R, como no puede ser de otra manera, es un bóxer (cilindros opuestos a 180º) transversal a la marcha, con refrigeración mixta agua/aire/aceite e incorpora su moderno sistema de distribución variable BMW ShiftCam. Por su parte la Monster, igualmente fiel a sus orígenes, monta el motor Testastretta en L a 90º, longitudinal al sentido de la marcha, refrigerado por agua y con su sofisticado sistema de distribución Desmodrómico.

El BMW cúbica 1.254 cc y 1.198 el Ducati, evidentemente con semejantes cilindradas sus cilindros son dos grandes “pucheros”; 106 milímetros de diámetro por 67,9 milímetros de carrera en la Ducati y 102,5 milímetros de diámetro por 76 milímetros de carrera en la BMW. Esto denota también el carácter de cada uno, siendo el motor de la italiana más deportivo, sube más rápido de vueltas y gira mejor a altas revoluciones. En cambio, el de la BMW es más consistente, con una respuesta más noble desde bajo y medio régimen. La potencia declarada por ambos es 150 caballos a 9.250 rpm y un par de 126,2 Nm a 7.750 rpm la Ducati, por 136 caballos a 7.750 rpm con un par de 143 Nm a 6.250 rpm la BMW, lo cual arroja una diferencia de 14 caballos a favor de la italiana. Testados ambos motores en nuestro banco de potencia en las mismas condiciones, vemos que la Ducati es claramente más optimista y la diferencia se reduce a 7 caballos. La R 1250 R ha conseguido 130 caballos a 7.600 rpm con 132 Nm de par a 6.400 rpm y la Monster ha alcanzado 137 caballos a 9.750 rpm con un par de 111 Nm a 7.700 rpm.

Comparativa BMW R 1250 R & Ducati Monster 1200 S

En cuanto al conjunto ciclista, los bastidores de ambas se decantan por estructuras multitubulares de acero en los que el motor forma parte portante y contribuye a conseguir la rigidez deseada. En el caso de la Ducati este aspecto es más significativo pues el propio motor sirve de nexo de unión con el basculante que se ancla directamente en el cárter motor.

Los frenos de ambas se decantan por la prestigiosa firma Brembo, pero hay que señalar que la Ducati monta componentes de gama superior, con discos de 330 milímetros (320 mm en la BMW), pinzas radiales Evo M50 con la bomba también radial.

Los basculantes son monobrazo de aluminio en las dos. La BMW recurre a su sistema Paralever, por cuyo interior discurre el eje del cardan. En la Ducati la transmisión secundaria es por el clásico sistema de cadena corona y piñón. Las llantas son de aluminio, de muy bonito diseño en la italiana, que calza una talla más en el neumático trasero, 190/55-17 por 180/55-17 la BMW, con la misma medida las dos en la rueda delantera 120/70-17

Estéticamente también mantienen sus señas de identidad. La principal novedad en la R 1250 R es la incorporación del nuevo motor bóxer con la distribución ShiftCame, que obliga a montar unas tapas de balancines algo más voluminosas y un silenciador también más grande. Ha recibido una nueva quilla para los bajos del motor, nuevas tapas para los laterales del radiador y una capilla bien integrada para proteger la instrumentación que proporciona mejor aerodinámica.

La Monster 1200 S se mantiene fiel a las líneas dibujadas en 1992 por Miguel Ángel Galluzzi y conserva el ADN de aquella 900 que inició la saga Monster y sigue vigente pasados 27 años. La 1200 S hereda toda la autenticidad de su personalísima línea. Es cierto que se ha modernizado, pero sigue vivo ese compromiso perfecto entre moto apta para su utilización diaria y rebelde espíritu de naked deportiva. Como pinceladas estéticas aporta un faro delantero con DRL (luz de día) e intermitentes de ledes que le dan un toque vanguardista al conjunto.

Comparativa BMW R 1250 R & Ducati Monster 1200 S

El cuadro de instrumentos de las dos motos lo integran sendas pantallas TFT. La Ducati tiene tres modos de visualización que se asocian a los tres modos de conducción, muy del estilo Ducati. Tiene mucha información, no es muy grande, pero se lee bien. Por su parte la pantalla de la BMW es una de las más vistosas del momento, de 6,5 pulgadas, grande y clara, también tiene distintos modos de visualización y, además de toda la información disponible, nos permite navegar por los diferentes menús, incluido el sistema Connected Ride, que se maneja desde el mando giratorio Multi-controller ubicado en el puño izquierdo. Igualmente, desde el puño izquierdo podemos regular la suspensión Dinamic ESA Nex Generation, que podemos visualizar en la pantalla y elegir sus diferentes opciones.

Prestaciones y consumos

Antes de entrar en faena tengo que decir que la diferencia de 7 cabalos más a la rueda y, sobre todo, 33 kilos menos de peso en favor de la Ducati, evidentemente condicionan las prestaciones puras. Echa un vistazo al cuadro adjunto para ver sus diferencias.

 

BMW R 1250 R

Ducati Monster 1200 S

Velocidad máxima real/marca 239 / 247 km/h 255 / 275 km/h
Aceleración  
0-100 km/h 3,9 segundos 3,4 segundos
0-400 m 11,7 segundos 10,9 segundos
0-1000 m 22,0 segundos 20,4 segundos
Recuperación 6ª  
60-100 km/h 3,2 segundos 3,7 segundos
60-140 km/h 8,3 segundos  9,5 segundos
Peso verificado  
Vacío 237 kilos 204 kilos
Lleno 250 kilos 217 kilos
Consumo medio 6,3 litros/100 km 6,8 litros/100 km
Autonomía 298 kilómetros 247 kilómetros

Comparativa BMW R 1250 R & Ducati Monster 1200 S

Como puedes ver, el velocímetro de la italiana tiene subido el optimismo mediterráneo y marca unos exagerados 275 km/h, que en realidad son 255 km/h reales, aun así, son 16 km/h más que su rival. En aceleraciones, saliendo dese parado, la Ducati también se impone claramente a su rival, pero la alemana recorta terreno en recuperaciones en 6ª marcha abriendo el gas a fondo a partir de 60 km/h, gracias a la mejor y más consistente respuesta de su motor desde abajo y a un desarrollo final algo más corto. La BMW gasta de media medio litro menos de combustible y como le cabe litro y medio más, le permite recorrer 50 kilómetros extra con cada llenado de depósito.

Nos ponemos en marcha

Nada más subirnos a una y a otra, apreciamos claramente sus diferencias. La Ducati es una moto más compacta. Vas más adelantado, con las manos más bajas, las piernas algo más flexionadas porque lleva las estriberas más altas y algo más retrasadas. Además, el protector del escape que sale por el lado derecho, obliga a abrir un poco más la pierna. La posición y la postura en la BMW es más relajada y resulta más confortable en líneas generales.

Al arrancar, los motores también denotan sus distintas personalidades, el motor italiano es más áspero, vibra más y se dejan oír más ruidos mecánicos en parado. El alemán, para ser un bicilíndrico de tamaña cilindrada es una delicia de funcionamiento, silencioso, suave y amable, con un embrague de mantequilla, que en realidad solo lo usamos cuando nos ponemos en marcha y a la hora de parar, luego subimos y bajamos archas sin tocar la maneta.

Cuando nos movemos por ciudad, a pesar de ser más ancha y pesada, la R 1250 R resulta más agradable. El motor, gracias a su distribución variable, responde muy bien desde pocas vueltas, acelerando con fuerza y suavidad. Además, en atascos transmite menos calor que el de su rival. La Monster 1200 S tampoco se queja en exceso entre edificios, pero a pesar de su ligereza me cuesta trabajo maniobrar entre los coches, pues su dirección no tiene mucho radio de giro y hay que medir bien por donde nos queremos meter con la moto al ratonear dentro del tráfico.

Comparativa BMW R 1250 R & Ducati Monster 1200 S

Salimos a carretera y en cuanto a tacto de motor, pasa lo mismo que en ciudad, para hacer kilómetros la BMW es una moto más agradable y amistosa, con una posición más confortable. Su funcionamiento es más discreto y fino en líneas generales. Para hacer turismo es mejor moto, se puede equipar mejor con accesorios (maletas, bolsas, etc…), gasta un poco menos y tiene más autonomía.

Pero cuando queremos disfrutar de conducción deportiva, aquí la cosa cambia a favor de la Ducati. La italiana no puede reprimir sus genes. Su motor está deseando dar guerra y luce una voz de tenor cantando un aria de ópera cuando abrimos el gas a fondo desde 5.000 vueltas y lo estiramos hasta llegar a 10.000. Es una delicia cómo responde y cómo se comporta todo el conjunto ciclista cuando aumentamos el ritmo. Resulta ágil, manejable, es muy rápida. Su manera de cambiar de dirección en zonas sinuosas, cómo frena y cómo trabajan las suspensiones con los componentes de primer orden que monta… 

La Ducati está hecha para disfrutar de su pilotaje. Cuando vas subiendo puertos de montaña, llegas a las paellas de 1ª o 2ª frenado y quitando marchas sin tocar embrague, su sistema de cambio hace un doble embrague perfecto para que entren las marchas sin un solo rebote. Te metes en el viraje y en el ápice, con la salida a la vista, abres gas a fondo y ves cómo la rueda delantera quiere subir al cielo, pero el control aniti-caballitos lo evita, la mantiene a cuatro dedos del suelo, aplicando toda la potencia posible en el neumático trasero y evitando que tengas que cortar gas. Pilotarla es un auténtico disfrute.

Comparativa BMW R 1250 R & Ducati Monster 1200 S

Conclusiones

Y por fin llegamos a este último párrafo, si has leído hasta aquí, seguro que ya habrás sacado algunas conclusiones. En esta ocasión, en mi humilde opinión, no hay una ganadora absoluta. BMW ha dado un paso de gigante en este modelo en cuanto a finura de funcionamiento y dinamismo se refiere y sorprende que en terrenos menos favorables no pierde la cara. Esto es gracias a un gran equilibrio general y a que brilla especialmente en aspectos como la respuesta del motor en marchas largas o el buen comportamiento de su parte ciclo en curvas rápidas, que supera a alta velocidad con aplomo y seguridad. 

Por su parte, la Monster 1200S, luce unos acabados excelentes y tal como viene de serie trae un equipamiento de lujo, con componentes de la máxima calidad que redundan de una forma muy activa y efectiva en el comportamiento y prestaciones de la moto. Además, nadie puede negar que estéticamente tiene una tremenda personalidad que engancha a todo el mundo.

¿Cuánto cuesta el seguro de estas naked?

Hemos calculado lo que costaría asegurar la BMW R 1250 R y la Ducati Monster 1200 S en nuestro comparador de seguros. Para ello, hemos tomado como perfil de referencia el de una persona de 39 años, casado, con 20 años de antigüedad de carné, que vive en Alicante, guarda la moto en un garaje individual y recorre entre 10.000 y 12.000 kilómetros al año. Con estos datos, en la fecha en que se ha realizado esta información, la compañía que ofrece un precio más bajo para un seguro a terceros ampliados es Génesis, con un precio de 124 euros al año para la BMW y de 268 euros para la Ducati, con una puntuación de calidad sobre 10 de 8,09, según el sistema de puntuación de Arpem. En el caso de optar por un seguro a terceros, Génesis ofrece un precio anual de 77 euros para la R 1250 R, mientras que para la Monster 1200 S el precio es de 170 euros, ambos con una puntuación de calidad de 8,55 puntos.

 

BMW R 1250 R

Ducati Monster 1200 S

Lo + Su nuevo motor y equilibrio general Estética, equipamiento de serie y cualidades deportivas
Lo - Precio con extras Resulta áspera en comparación a su oponente

Comparativa BMW R 1250 R & Ducati Monster 1200 S

Calcula el seguro de tu moto en más de 15 aseguradoras

 

Prueba y Redacción: Mariano Urdín
Fotos: Pablo Alonso
Noviembre 2019

Tu seguro en un click

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos