Comparativa
BMW C 400 GT &
Yamaha X-MAX 400

“SUPERSCOOTERS”

Nuestros protagonistas de hoy son dos de los scooters más modernos y representativos de su segmento, su aceptación está subiendo como la espuma porque pueden conducirse con el carné A2 y tienen agilidad y prestaciones de sobra para brillar en todos los escenarios.

> Ficha técnica Yamaha X-MAX 400

Si hacemos un poco de historia, me remontaría a principios de los 80, cuando vi por primera vez un diseño preserie del fabricante número uno de motocicletas del mundo: una especie de scooter muy largo, con un baúl trasero integrado, un asiento amplio y escalonado para piloto y pasajero y una posición con la espalda recostada y las piernas bastante estiradas. En 1986 se lanzó al mercado el producto definitivo, era el Honda Helix, también conocido como Spacio o Fusión en algunos mercados.

Este vehículo revolucionó el concepto de scooter, hasta entonces considerado como un utilitario ciudadano. El Helix era un 250 de 4 tiempos, grande para la época, cómodo, con mucho espacio para llevar cosas y prestaciones superiores. Rápidamente las demás marcas se pusieron las pilas y le empezaron a salir competidores. Hasta el año 98, en el que Suzuki además de lanzar el Burgman 250 también puso a la venta a un hermano mayor de 400 cc.

Esa cilindrada, sin que nadie dijera nada, ha marcado un hito y se ha establecido como el límite ideal para los scooters de media cilindrada con motores de un solo cilindro. Las razones son obvias; consiguen buenas prestaciones para viajar con una o dos personas a bordo y al mismo tiempo tienen unas dimensiones y peso lo suficientemente contenidos como para desenvolverse con soltura entre el congestionado tráfico urbano. Además, permite utilizar soluciones técnicas convencionales en apartados como bastidor, frenos, suspensiones y transmisión.

Comparativa BMW C 400 GT & Yamaha X-MAX 400

Nuestros dos contendientes de hoy son enemigos natos. El BMW es el recién llegado, con las ventajas tecnológicas que ello supone. Sin duda su aspecto es más moderno y según las encuestas personales que he realizado, también resulta más atractivo para una gran mayoría de público. El Yamaha tiene la ventaja que le otorga su madurez, es un vehículo comprobado y contrastado, con un sólido historial heredado de la saga MAX, todo un compendio de éxitos para la firma de los tres diapasones.

En cuanto a precios, las dos son marcas de prestigio, pero el BMW sin descuentos ni promociones roza el límite de los 8.000 euros, 7.950 euros para ser exactos, a lo que hay que añadir el paquete Connected Ride que vale 656,50 euros y es la principal gracia de este modelo, aunque si compras el C 400 GT con el sistema de financiación BMW, te regalan el Connected Ride. Como es costumbre en la marca alemana, tiene como opción algunos paquetes de equipamiento: el Confort, que incluye puños y asiento calefactado (428,62 euros) o el Alta Gama, que además trae luz diurna de led, control de presión de neumáticos y una variada serie de accesorios, que con todo puede llegar a los 1.093,87 euros. El Yamaha se queda en 6.799 euros, tal cual viene de serie, esto es 1.151 euros más barato.

Ahora, como es costumbre en nuestras comparativas, procedamos a su análisis en parado.

Características

BMW C 400 GT

Yamaha X-MAX 400

Precio 7.950 euros 6.799 euros
Dimensiones  
Longitud 2.210 mm 2.185 mm
Anchura 835 mm 766 mm
Altura 1.437 mm 1.415 mm
Altura del asiento 775 mm 800 mm
Peso 112 kg 210 kg
Motor y transmisión  
Configuración de motor Monocilíndrico Monocilíndrico
Cilindrada 350 cc 395 cc
Potencia 34 CV / 7.500 rpm 32,8 CV / 7.000 rpm
Refrigeración Líquida Líquida
Transmisión Variador continuo (CVT) Variador continuo (CVT)
Chasis  
Tipo Tubular de acero Tubular de acero
Suspensión delantera Horquilla telescópicas con barras de 35 mm Horquilla telescópicas de doble tija
Recorrido 110 mm 110 mm
Suspensión trasera Doble amortiguador regulable en la precarga Doble amortiguador regulable en la precarga
Recorrido 112 mm 107 mm
Freno delantero Dos discos de 265 mm con pinza de cuatro pistones. ABS Dos discos de 267 mm con pinza de dos pistones. ABS
Freno trasero Un disco de 265 mm con pinza de un pistón. ABS Un disco de 267 mm con pinza de un pistón. ABS
Dimensiones neumático delantero 120/70 15" 120/70 15"
Dimensiones neumático trasero 150/70 14" 150/70 13"

Comparativa BMW C 400 GT & Yamaha X-MAX 400

Como podemos ver, las medidas generales son similares, el BMW es un poquito más largo, sin embargo, el Yamaha tiene 2 milímetros más de distancia entre ejes. El alemán tiene el asiento 25 milímetros más bajo y en el peso declarado sale que es 2 kilos más pesado, pero en nuestras mediciones particulares han resultado ser 4 kilos con los llenos hechos.

Los motores

El Yamaha utiliza su doble árbol de levas en cabeza con 4 válvulas y refrigeración líquida que ya lleva años en el mercado, aunque ha sido actualizado constantemente y su funcionamiento es excelente. Apura su cilindrada hasta los 395 cc gracias a unas medidas internas de 83X73 mm de diámetro por carrera y anuncia un rendimiento de 32,8 caballos a 7.000 rpm

BMW ha fabricado un propulsor totalmente nuevo para su serie C 400, de moderno diseño y dimensiones más contenidas. Lleva un solo árbol de levas en culata y 4 válvulas accionadas por balancines, su capacidad se queda en 350 cc con unas medidas internas de 80x69,6 milímetros de diámetro por carrera y declara una potencia de 34 caballos a 7.500 rpm. El sistema de transmisión en ambas es el habitual del tipo CTV con variador, embrague centrífugo y correa trapezoidal, también las dos llevan sistemas de control de tracción y ABS de última generación.

Apartado ciclista

Los bastidores están construidos en tubo de acero con un entramado que les proporciona la rigidez torsional deseada. El BMW se refuerza con unas placas laterales donde se ancla el motor mediante unos casquillos elásticos intermedios para filtrar vibraciones. Como es habitual en este tipo de scooters, el basculante forma un bloque con el cárter motor, construido en aluminio y en cuyo interior se aloja el sistema de transmisión.

Comparativa BMW C 400 GT & Yamaha X-MAX 400

En la suspensión delantera el X-MAX destaca: incorpora una horquilla de doble tija, como la de una moto, que son más firmes y seguras que la de una sola tija inferior, que es la que lleva el C 400 GT y la que suelen montar los scooters de su segmento. El recorrido de ambas es de 110 milímetros. En la suspensión trasera montan doble amortiguador en el que se puede regular la precarga del muelle y el recorrido es de 112 milímetros en el caso del BMW y de 107 en el del Yamaha. 

Los frenos son de disco, doble en el eje delantero y uno en el trasero. Aquí también encontramos ligeras diferencias en sus medidas: 265 milímetros el C 400 GT y 267 milímetros el X-MAX, ambos, como ya he comentado, vienen equipados con sistemas ABS de última generación. En las medidas de las llantas volvemos a encontrar pequeñas diferencias, las dos son de 15 pulgadas en la rueda delantera, habitual en este tipo de scooter, con neumático 120/70-15, pero la trasera en el X-MAX es de 13 pulgadas con neumático de 150/70-13 y el C 400 GT se decanta por una llanta de una talla más de diámetro, 14 pulgadas con neumático 150/70-14.

Acabados y detalles

Si hablamos de detalles, en un scooter GT es importante la capacidad de carga y en este sentido el X-MAX está mucho mejor dotado. Su mayor volumen trasero, que por un lado le da aspecto de ser más pesado y mazacote, por el otro le proporciona un grandioso volumen interno debajo del asiento, en el que caben dos cascos integrales y algunas cosas más. Cuando vamos en marcha hay sitio para llevar un portátil, la bolsa del gimnasio o incluso la compra diaria, es verdaderamente grande y útil. 

Por su parte, el C 400 GT es mucho más estilizado en su parte trasera y el hueco bajo el asiento cuenta con el sistema Flex Case patentado por BMW que por medio de un ingenioso fuelle y una trampilla que se baja, cuando la moto está parada, puedes alojar un casco integral y delante queda espacio para otro casco jet pequeño. Cuando vamos en marcha el Flex Case hay que plegarlo (daría la tapa en la rueda trasera al comprimirse la suspensión), así que solo podemos llevar el casco jet y pocas cosas más. Los dos llevan dos guanteras a ambos lados del escudo para guardar diversos objetos (llaves, cartera, mandos de garaje, móvil… etc) que no son pequeñas y en ambos casos se bloquean al apagar el contacto. Los dos también van equipados con modernos sistemas de contacto, apertura y cierre del bloqueo, con llaves de proximidad.

Comparativa BMW C 400 GT & Yamaha X-MAX 400

La pantalla digital TFT en color del cuadro de instrumentos del BMW es de 6,5 pulgadas. Es su opción más atractiva y absolutamente recomendable, el Conneted Ride incluye numerosas opciones disponibles al sincronizar nuestro smartphone con la moto mediante una APP que controla sus funciones. Podemos escuchar información del navegador, que funciona en la pantalla con un sistema de flechas y escalas de distancias muy preciso y fácil de seguir, también música, contestar llamadas de teléfono, comunicarnos con nuestro acompañante o con otra moto que también vaya conectada. Para todas estas funciones y para movernos por los diferentes menús, utilizamos un mando giratorio, situado en el puño izquierdo del manillar. 

El cuadro de instrumentos del Yamaha es más tradicional y se queda antiguo frente a su competidor, con dos esferas para velocímetro y cuentarrevoluciones y, en el centro, un pequeño cuadro digital con información suplementaria. El X-MAX permite la posibilidad de colocar la pantalla y el manillar en dos posiciones para encontrar la postura de conducción que mejor se adapte a nuestro gusto (nosotros utilizamos la que viene de serie), en el BMW no se regula, pero la pantalla protege bien, con una aerodinámica conseguida que desvía con eficacia el aire de la cabeza y no crea turbulencias. La iluminación es totalmente de led, estando los intermitentes encastrados en la carrocería en los dos casos.

Al lugar para el pasajero no se le pueden poner pegas en ninguno de nuestros protagonistas, son amplios, confortables, con robustas asas para sujetarse y las estriberas no obligan a llevar las piernas demasiado encogidas. En el Yamaha los estribos son plegables y el BMW tiene unas cómodas plataformas para reposar los pies.

Comparativa BMW C 400 GT & Yamaha X-MAX 400

Nos ponemos en marcha

Los dos lucen un funcionamiento suave y silencioso, con sus monocilíndricos bien afinados y amortiguados ruidos y vibraciones, ambos se encuentran a un gran nivel. Dinámicamente te diría que me ha gustado más el BMW, tiene un motor que me parece más vivo, sube mejor de vueltas y parece que tiene algo más de nervio. Y aunque no lo es, me da la sensación de ser más pequeño, ágil y ligero, aunque luego la realidad es que el X-MAX 400 en nuestras comprobaciones ha resultado 4 kilos más liviano con los llenos hechos.

El Yamaha es todo un clásico con un comportamiento equilibrado que mejoró todavía más en su última modificación, efectuada hace un par de años y en la que se realizaron cambios en la suspensión delantera, con la llegada de la comentada horquilla de doble tija, que viene acompañada de nuevos reglajes que la otorgan más firmeza y seguridad en la dirección. También encontramos pequeñas mejoras en el motor que logran un buen compromiso entre la deportividad característica de la “familia Max” y la practicidad y comodidad necesaria para un modelo de uso diario y aspiraciones GT.

El BMW ha partido de una hoja en blanco y cumple con el concepto GT para el que ha sido creado, además de ofrecer una gran versatilidad de comportamiento. Funciona perfectamente, demuestra mucha soltura entre los atascos de la gran ciudad y solvencia cuando deja los edificios atrás y sale a carretera, incluso te diría que he sido capaz de sacarle cierto carácter deportivo que se intuye desde el primer golpe de gas.

Comparativa BMW C 400 GT & Yamaha X-MAX 400

Los dos tienen potencia suficiente para viajar por autopista con dos personas a bordo y mantener una velocidad de crucero que supera ampliamente la permitida por la ley, a 120 km/h en cualquiera de las dos se va “fumando un puro”. Si echamos un vistazo al cuadro de prestaciones y consumo que hemos preparado veremos los resultados en cifras claramente:

 

BMW C 400 GT

Yamaha X-MAX 400

Velocidad máxima real/marca 148 / 153 km/h 149 / 158 km/h
Aceleración  
0-100 km/h 11,1 segundos 11,2 segundos
0-400 m 17,2 segundos 17,7 segundos
0-1000 m 33,1 segundos 33,6 segundos
Recuperación 6ª  
60-100 km/h 6,2 segundos 6,5 segundos
60-140 km/h  25,3 segundos  25,1 segundos
Peso verificado  
Lleno 214 kilos 210 kilos
Consumo medio 4,2 litros/100 km 4,8 litros/100 km
Autonomía 305 kilómetros 275 kilómetros

 

Como ves, las diferencias son mínimas y sus prestaciones casi calcadas. Aparte de las mediciones, también lo he probado con un compañero de peso y tamaño similar al mío. Saliendo desde parado el C 400 GT se va escapando muy poquito a poco hasta conseguir una ventaja de 0,4 seg en un kilómetro. Sin embargo, en recuperaciones a partir de 60 km/h en principio saca un poco de ventaja el alemán, pero el japonés le adelanta cuando llegamos a los 140 km/h. La velocidad máxima real es casi la misma, 1 km/h más rápido el X-MAX aunque en consumo y autonomía el C 400 GT se ha mostrado más eficiente.

Comparativa BMW C 400 GT & Yamaha X-MAX 400

Conclusiones

Bien, una vez llegados a este punto me vuelvo a encontrar en una difícil tesitura para recomendarte uno de los dos. Te diría que para mí el vencedor del enfrentamiento es el BMW C 400 GT por ser un producto más fresco y moderno, con un gran comportamiento en cualquier escenario y grandes avances en conectividad, tan en auge hoy en día y de los que no dispone su adversario. Pero por su parte, el X-MAX sigue siendo un vehículo magnífico, con unas prestaciones al mejor nivel, comportamiento homogéneo, mejor capacidad de carga (algo muy importante para mí en un GT) y es 1.151 euros más barato, una cantidad a tener en cuenta. Lo siento [email protected], pero esta vez te toca elegir a ti.

¿Cuánto cuesta el seguro de estos scooters?

Hemos calculado lo que costaría asegurar el BMW C 400 GT y el Yamaha X-MAX 400 en nuestro comparador de seguros. Para ello, hemos tomado como perfil de referencia el de una persona de 38 años, casado, con 19 años de antigüedad de carné, que vive en Madrid, guarda la moto en un garaje comunitario y recorre entre 8.000 y 10.000 kilómetros al año. Con estos datos, en la fecha en que se ha realizado esta información, la compañía que ofrece un precio más bajo para un seguro a terceros ampliados es Géneis, con un precio de 212 euros al año para el BMW y de 207 euros para el Yamaha, con una puntuación de calidad sobre 10 de 8,1, según el sistema de puntuación de Arpem. En el caso de optar por un seguro a terceros, Mapfre ofrece un precio anual de 108 euros para el C 400 GT y de 116 eruros para el X-MAX 400 con una puntuación de calidad de 7,34 puntos sobre 10.

Comparativa BMW C 400 GT & Yamaha X-MAX 400

 

BMW C 400 GT

Yamaha X-400

Lo + Estética, tecnología, comportamiento general Comportamiento general y capacidad de carga
Lo - Precio de las opciones En algunos puntos se ha quedado algo desfasado
 
Prueba y Redacción: Mariano Urdín
Fotos: Pablo Alonso
Septiembre 2019

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar