«El pasado lunes a las 9:00 horas fui a utilizar mi vehículo con la ingrata sorpresa de que me habían robado el espejo retrovisor, dejando el soporte de metal de dicho elemento intacto.

Me pongo en contacto con el seguro y me solicitan denuncia policial para proceder a la apertura del siniestro y solicitar una peritación.

Para mi sorpresa el informe pericial rechaza la aceptación del siniestro por robo, al parecer por no haberse llevado el soporte de metal que me dejaron intacto, considerándolo, por lo tanto, cómo acto de vandalismo, cobertura excluida, no cubierta por la aseguradora.

Me quieren decir, que si tú tienes la propiedad de algo (en este caso de mi coche con su espejo retrovisor incluido) y de la forma que sea te la quitan, desaparece empleando la fuerza porque tuvieron que sacarlo de un muelle y cortar un cable, según me informó la policía … ¿eso desde cuándo no es robo? Puede ser acto vandálico, pero es un robo en toda regla bajo acto vandálico.

El tema es que hablando con dos peritos de otras provincias y con mecánicos, me confirman que ellos los consideran robo y los mecánicos me afirman que en este caso los peritos emiten informe favorable por robo.

¿Dónde está el vacío legal?, ¿por qué no me lo cubren?»

Respuesta de Arpem

La diferencia entre un acto vandálico y un robo es que en el primero no hay finalidad de lucro, sino que la intención del causante es deteriorar o destruir el coche.

Teniendo esto en cuenta, podría entender acto vandálico si el espejo se encontrara colgando con daños visibles o el coche tuviera daños en la zona de haber sido arrancado de una patada o de un golpe, pero no ha sido así tal y como nos describes el caso.

Sin conocer las condiciones generales de tu aseguradora, no me parece que la compañía esté actuando correctamente, puesto que aunque se haya empleado fuerza para sacar el espejo retrovisor, el empleo de fuerza por sí solo no determina que sea un acto de vandalismo.

En tal caso, si tras contactar con la aseguradora no consigues llegar a un acuerdo, como ya tienes la opinión de dos peritos profesionales, solicita un segundo informe pericial que indique la causa del siniestro y envíaselo a la aseguradora. Ten en cuenta que el coste del perito lo tendrás que pagar en primera instancia, pero si logras tu cometido la aseguradora te lo devolverá. Más información al respecto AQUÍ.

Para cualquier duda o consulta sobre el seguro de su coche o moto, escríbanos a [email protected]