Francisco S. ha enviado esta consulta a nuestro buzón [email protected]:

«Mi consulta es sobre un accidente del que soy la parte causante. Tengo un seguro a todo riesgo con franquicia de 150€ con Línea Directa. Mi coche es un Seat Leon 1.9 TDI de 2005 y me lo quieren dar siniestro total. ¿Cómo lo deciden? Además, quiero saber si puedo reclamar daños personales. La conductora es mi mujer con 58 años y 20 años de carné.»

La respuesta de arpem.com:

Para que Línea Directa declare el vehículo siniestro total, el importe presupuestado para la reparación debe superar el 100% del valor venal o de venta del coche. En otras compañías basta con que supere el 75%.

De ser así, Línea Directa está obligada a satisfacer la indemnización al término de las investigaciones y peritaciones necesarias y, en cualquier caso, deberá abonar el pago del importe mínimo de lo que pueda deber, dentro de los 40 días siguientes a la recepción del siniestro.

Si en el plazo de tres meses no hubiera realizado el pago de la indemnización por causa no justificada deberá abonar el pago de intereses según establece el artículo 20 de la Ley de Contrato de Seguro.

En cuanto a los daños personales, el conductor del vehículo tendría derecho únicamente a que le paguen los gastos médicos necesarios para la curación de las lesiones que se hubiera podido producir, así como el transporte sanitario para hacer la rehabilitación mientras las secuelas no estén consolidadas. Todo esto, solo siempre que tuviera contratada la cobertura de seguro del conductor.

En el caso de que hubiera otros pasajeros en el interior del vehículo que resultaran dañados tras el siniestro, tendrían derecho a reclamar una indemnización por los daños personales que se hubieran ocasionado con motivo del siniestro, según se indique en el baremo de autos, donde se regula la valoración de daños para perjudicados en accidentes de tráfico.